El Mundo

Israel y Hamas redoblan ataques y la tregua parece alejarse

Tel Aviv/Gaza. — Israel escaló ayer su campaña de bombardeos en Gaza, al matar en un bombardeo a 11 palestinos, la mayoría de ellos mujeres y niños, y dejar heridos a varios periodistas palestinos. A la vez, El gobierno israelí evocó de nuevo una ofensiva terrestre.

Lunes 19 de Noviembre de 2012

Tel Aviv/Gaza. — Israel escaló ayer su campaña de bombardeos en Gaza, al matar en un bombardeo a 11 palestinos, la mayoría de ellos mujeres y niños, y dejar heridos a varios periodistas palestinos. A la vez, El gobierno israelí evocó de nuevo una ofensiva terrestre. Los milicianos de Hamas, en tanto, continuaron disparando cohetes contra el sur de Israel y Tel Aviv, con más de 120 misiles lanzados ayer. Las negociaciones que se conocieron el sábado impulsadas por Egipto parecieron esfumarse, pero ayer un negociador israelí llegó a El Cairo, lo que reabrió la puerta a la búsqueda de un cese del fuego. Hasta ayer 72 palestinos y tres israelíes murieron desde el inicio de la ofensiva iniciada por Israel el pasado miércoles. Esta fue lanzada en respuesta a la caída de cohetes palestinos sobre el sur de Israel.

Once palestinos, entre ellos cinco mujeres y cuatro niños, murieron en un ataque aéreo israelí que destruyó completamente una vivienda de cuatro plantas en Gaza. Testigos señalaron que dos o tres misiles disparados por cazas F-16 redujeron a escombros el edificio. Fue el ataque más letal en los cinco días de ofensiva israelí. Un portavoz del ejército israelí dijo que Yihia Abayah, alto jefe de operaciones con cohetes de Hamas, era el blanco del ataque. Presuntamente Abayah murió, pero el portavoz admitió que "el resultado fueron numerosas víctimas civiles".

En otro polémico bombardeo, la marina israelí atacó dos edificios en los que resultaron heridos seis periodistas palestinos. La Asociación de la Prensa Extranjera y Reporteros Sin Fronteras condenaron el ataque. Un comunicado israelí aseguró que disparó contra "dos instalaciones de comunicación de Hamas que fueron identificadas con precisión por los servicios de inteligencia". Numerosos medios extranjeros trabajan en uno de los edificios atacados. Cuando ya era de noche, otro ataque israelí causó la muerte de otros tres palestinos, uno de ellos un niño de ocho años, según el Ministerio de Sanidad de Hamas.

También a la noche, los lanzamientos de cohetes contra el sur de Israel retomaron su ritmo, luego de tres horas de tranquilidad. Un cohete golpeó una casa en la localidad de Beer Tuvia, sin causar heridos y otros dos fueron interceptados en el aire por los israelíes.

 

Tel Aviv, bajo fuego. Antes, durante la mañana, las sirenas volvieron a sonar en Tel Aviv y se escuchó de inmediato una explosión. El cohete palestino fue interceptado por el sistema antimisiles "Cúpula de Hierro". Restos del cohete cayeron sobre un auto. Otros dos cohetes impactaron contra un edificio residencial y un estacionamiento en la ciudad sureña de Ashkelon, causando heridas a dos personas. Hubo otros cinco heridos en Ofakim ante la caída de otro cohete. Horas más tarde, las sirenas sonaron por segunda vez en Tel Aviv, donde se escuchó una explosión anormalmente fuerte cuando el cohete fue interceptado en el aire. Se trató del quinto misil en cuatro días que tiene como objetivo Tel Aviv. Hasta ahora ninguno ha impactado contra la metrópolis.

En este contexto, se esfumó la breve esperanza de una tregua que se vivió el sábado, al anunciar el presidente egipcio Mohamed Morsi que "pronto puede haber un alto el fuego". El premier israelí, Benjamin Netanyahu, puntualizó ayer que "primero deben acabar los ataques con cohetes, y luego podremos hablar del resto. Media Israel está siendo atacada, y esto no puede seguir así". Netanyahu advirtió por televisión que la operación militar "Pilar Defensivo", iniciada el miércoles pasado, "seguirá adelante". Ante el pleno de su gabinete, aseguró que el ejército se está preparando para una "importante extensión de las operaciones", en alusión a acciones terrestres en la Franja. El ejército israelí estimó ayer que 544 proyectiles han sido lanzados desde Gaza hacia Israel desde el miércoles. De ellos, 302 es fueron interceptados por el sistema "Cúpula de hierro" y 99 no alcanzaron Israel, cayendo dentro del territorio palestino. "Cúpula de hierro" tiene sólo cinco baterías, distribuidas entre el sur y el centro de Israel, pero su eficiencia ha resultado un golpe para Hamas.

Hasta ahora Israel ha movilizado apenas a 1.600 reservistas, pero el ministro de Defensa, Ehud Barak, autorizó que se llame a otros 75.000 de ser necesario. Cientos de tanques, blindados para el transporte de tropas y bulldozers blindados se agrupan en el sur de Israel. Además, la fase terrestre se acerca porque la ofensiva aérea "se está agotando", según fuentes militares israelíes.

Negociador.Pese a estas declaraciones, un enviado israelí viajó ayer a El Cairo para retomar negociaciones, indicaron fuentes gubernamentales egipcias. El enviado aterrizó ayer en El Cairo en un vuelo privado proveniente de Tel Aviv, indicaron fuentes aeroportuarias, y poco después iniciaba conversaciones. Asimismo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llegará hoy a El Cairo para reunirse con el presidente egipcio, Mohamed Morsi. Este se reunió nuevamente ayer con el líder político de Hamas, Khaled Meshaal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario