El Mundo

Israel refuerza su frontera con Siria ante posibles cambios

Israel está reforzando su frontera con Siria para preparase ante la inestabilidad que pueda producir una probable caída del presidente Bashar al-Asad, informaron ayer fuentes militares a DPA.

Jueves 27 de Diciembre de 2012

Israel está reforzando su frontera con Siria para preparase ante la inestabilidad que pueda producir una probable caída del presidente Bashar al-Asad, informaron ayer fuentes militares a DPA.

El nuevo cerco tiene como objetivo reforzar la valla ya existente, que recorre los 90 kilómetros de la línea de armisticio controlada por Israel y Siria en una parte de las Alturas del Golán, dijo el mayor Shalicar Arye. También incluirá cámaras y trincheras, agregó.

La frontera de Israel con Siria se ha considerado estable durante años, y en algunas zonas estaba asegurada por una valla relativamente simple.

El conflicto de Siria fue la razón principal para la construcción de uno cerco nuevo. Pero también las protestas del 5 y 15 de mayo de 2011 desempeñaron un papel, cuando cientos de sirios y palestinos asaltaron por sorpresa la frontera israelí con motivo de la llamada "Naksa" (retroceso) y "Nakba" (catástrofe).

La construcción de la nueva valla comenzó hace aproximadamente un año. El canal 2 de televisión dijo que se estaba construyendo en un ritmo inusualmente acelerado, con el objetivo de ser completada en cuestión de meses. El resultado final sería ser muy parecido al sistema que Israel construye a lo largo de su frontera con Egipto.

"La realidad en Siria ya no es lo que era hace cinco o diez años. Es evidente que la realidad cambiará de una manera u otra. No importa lo que va a pasar, no va a seguir siendo lo que era", dijo el portavoz militar, que describe el proyecto como una "medida preventiva".

Reunión secreta. Por otra parte, ayer se supo que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunió en secreto con el rey Abdullah de Jordania en Amán para discutir los riesgos de que las armas químicas de Siria caigan en manos de militantes islamistas. Dos canales de televisión y sitios de internet de noticias de Israel citaron a funcionarios anónimos confirmando un reporte del periódico de Londres en árabe Al-Quds Al-Arabi, de que la reunión se había llevado a cabo. Portavoces de Netanyahu declinaron realizar comentarios sobre la información.

A Israel, vecino de Siria en la frontera sur, le preocupa el riesgo de que las armas químicas del presidente Bashar al-Asad caigan en manos de militantes islamistas o combatientes de la guerrilla libanesa Hezbollah, en momentos en que un levantamiento en su contra asola un país que se piensa tiene un formidable arsenal químico. Israel ha advertido que podría intervenir si sospecha que existe un riesgo real de que suceda ese escenario.

El Estado judío y Jordania firmaron un tratado de paz en 1994. Las reuniones entre sus líderes no son inusuales pero con frecuencia ambos lados las anuncian.

El Canal 2 de Israel dijo que la última reunión incluyó una "discusión muy larga" sobre "cooperación con Jordania sobre la suerte de las armas químicas sirias". No dio otros detalles.

El viceprimer ministro de Israel, Moshe Yaalon, rechazó ayer reportes de que el Gobierno sirio había disparado armas químicas contra rebeldes que luchan por derrocar a Assad.

"Como están las cosa ahora, no tenemos ninguna confirmación o prueba de que se hayan usado ya (las armas químicas), pero estamos definitivamente siguiendo los eventos con preocupación", dijo Yaalon a la Radio del Ejército de Israel, citada por la agencia Reuters.

A pesar de la tensión en la región, el Ministerio israelí de Interior habilitó ayer la construcción de 1.200 viviendas en Jerusalén Este, en represalia por el reconocimiento de Palestina como Estado en la ONU.

Netanyahu pierde apoyo

El apoyo al partido gobernante Likud del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, cae ligeramente de cara a los comicios que se celebrarán el próximo 22 de enero, según los sondeos conocidos ayer, en coincidencia con el arranque formal de la campaña electoral en la que el partido conservador Likud y el partido ultraderechista Israel Beiteinu (Israel Nuestra Casa) del ex ministro de Asuntos Exteriores Avigdor Lieberman concurren con una lista conjunta.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario