El Mundo

Israel impide con una ley la división de Jerusalén

El Parlamento israelí aprobó ayer una ley que establece como requisito una mayoría especial para cambiar el estatus de Jerusalén como capital "entera y unificada" del país, lo que dificultará cualquier futura negociación de paz con los palestinos, quienes reclaman como propia la porción oriental de esa ciudad.

Miércoles 03 de Enero de 2018

El Parlamento israelí aprobó ayer una ley que establece como requisito una mayoría especial para cambiar el estatus de Jerusalén como capital "entera y unificada" del país, lo que dificultará cualquier futura negociación de paz con los palestinos, quienes reclaman como propia la porción oriental de esa ciudad. La coalición mayoritaria que sostiene al primer ministro Benjamin Netanyahu aprobó una enmienda a la Ley de Jerusalén, una de las normas fundamentales de Israel, que proclama a la ciudad santa como capital "entera y unificada" del país.

Esta ley, que es considerada central dentro de Israel, no es reconocida fuera de sus fronteras ya que la comunidad internacional, personificada en la ONU, considera que el estatus definitivo de Jerusalén sólo será definido en un acuerdo de paz definitivo con los palestinos. Actualmente la ONU reconoce sólo la parte occidental de la ciudad como parte de Israel, mientras que la parte oriental es uno de los tres territorios palestinos ocupados, junto con Cisjordania y la Franja de Gaza.

La enmienda, aprobada en el Parlamento israelí por 64 votos contra 51, exige que en un eventual acuerdo de paz, si el gobierno pretende dividir la ciudad, necesitará que 80 de los 120 parlamentarios apoyen cualquier cesión territorial dentro de Jerusalén. El presidente palestino Mahmud Abbas calificó la ley como "el final" del proceso de negociaciones entre Israel y Palestina y consideró que es "una declaración de guerra contra el pueblo palestino y su identidad política y religiosa".

El partido que impulsó la ley, Bayit Yehudi (Casa Judía), buscó bajarle relevancia al hecho. El presidente de la Comisión de Constitución, Derecho y Justicia, Nissan Slomiansky, afirmó que si bien cualquier decisión sobre Jerusalén necesitará una mayoría de 80 diputados, esa misma ley podría cambiarse con mayoría simple, es decir, con 61 votos. Por su parte, la diputada del partido de derecha nacionalista Casa Judía Shuli Moalem Rafaeli, que también impulsó el proyecto, remarcó que "el objetivo es evitar concesiones en las negociaciones diplomáticas".

Esta norma destruye aún más la esperanza de una solución de dos Estados en el conflicto israelí-palestino, menos de un mes después de la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario