El Mundo

Israel destruyó tres edificios en Gaza, en el bombardeo más letal

Hubo al menos 42 muertos, entre ellos 10 niños. Hamas siguió disparando cientos de cohetes

Domingo 16 de Mayo de 2021

Ataques aéreos de Israel en la ciudad de Gaza destruyeron tres edificios y mataron al menos a 42 personas el domingo, el bombardeo más letal desde que estallaron los intensos combates entre Israel y Hamas del territorio hace casi una semana. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu declaró que los enfrentamientos seguirán pese a los esfuerzos internacionales por lograr un cese del fuego. Hamas ha lanzado desde el lunes pasado más de 2.900 cohetes contra Israel. El grupo islámico fue el que inició las hostilidades.

En un discurso televisado, Netanyahu dijo que los ataques continuaban con "toda su fuerza'' y que "tomarán tiempo''. Israel "quiere imponer un alto precio'' a Hamas, agregó.

Estos han sido los peores combates desde la devastadora guerra de 2014 en Gaza. "No he visto semejante nivel de destrucción en mis 14 años que tengo trabajando aquí", comentó Samir al-Khatib, funcionario de rescates en Gaza, "ni siquiera en la guerra del 2014''.

Hamas también siguió sus ataques hacia Israel, usando zonas civiles de Gaza para disparar cohetes contra zonas civiles dentro de Israel. Una sinagoga fue impactada en Ashkelon en el sur de Israel poco antes del inicio del feriado judío de Shavuot. Nadie resultó lastimado.

Israel bombardeó una concurrida calle de edificios residenciales y negocios cinco minutos justo después de la medianoche del sábado. "¿Pueden escucharme? Están bien?'', gritaba un socorrista por un agujero entre los escombros. Minutos después, los socorristas lograron sacar a un sobreviviente y se lo llevaron en una camilla naranja. El Ministerio de Salud de Gaza dijo que 16 mujeres y 10 niños estaban entre los muertos, y otras 50 personas resultaron heridas en el ataque.

Israel parece haber intensificado los bombardeos en los últimos días para infligir el mayor daño posible a Hamas mientras los mediadores internacionales intentan negociar un alto el fuego. Un diplomático estadounidense se encuentra en la región para tratar de reducir las tensiones y el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió este domingo.

Jerusalén, disparador del conflicto

El último estallido de violencia comenzó en el oriente de Jerusalén el mes pasado, cuando los palestinos protestaron y se enfrentaron a la policía israelí por sus acciones durante el Ramadán, el mes sagrado musulmán, y la amenaza de desalojo de decenas de familias palestinas por parte de colonos judíos. Señalan que se trata de recuperar casas que Jordania forzó a desalojar en 1948. El caso está en manos de la Corte Suprema de Israel.

Un punto focal de los enfrentamientos fue la Mezquita Al-Aqsa, un sitio venerado tanto por musulmanes como por judíos. Hamas se presentó en el mayor defensor de Al Aqsa y el lunes pasado presentó un ultimátum para que la policía israelí se retirara de esa mezquita y la zona de la Explanada. Luego disparó cohetes hacia Jerusalén y muchos otros puntos de israel, lo que provocó la masiva réplica aérea israelí.

Israel además ha interceptado muchos cientos de cohetes de Hamas y su aliada Yihad Islámica con su sistema antimisiles Cúpula de Hierro. Esos cientos de cohetes, de haber hecho blanco, hubieran matado de forma indiscriminada a civiles israelíes. Este punto muchas veces no se resalta en las crónicas de los medios que cubren el conflicto. La intención explícita de Hamas es matar el mayor número posible de civiles isralíes. Esto es evidente porque apunta sus cohetes hacia las mayores concentraciones urbanas de Israel, tanto en el sur como en el centro del país.

La inestabilidad se ha expandido a otros lugares, con protestas palestinas en Cisjordania y violencia dentro de Israel entre sus ciudadanos árabes y judíos. Se han registrado altercados y ataques de civiles contra personas y propiedades.

Al menos 188 palestinos han muerto en Gaza, incluidos 55 niños y 33 mujeres, con 1.230 heridos. Ocho israelíes han muerto, entre ellos un niño de 5 años y un soldado.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron además que atacaron la noche del sábado la casa de Yehiyeh Sinwar, el líder de Hamas de mayor rango en el territorio, y de su hermano Muhammad, otro miembro destacado del grupo. Israel bombardeó el sábado la casa de Khalil al Hayeh, un miembro clave de la rama política de Hamas.

El general de brigada Hidai Zilberman, portavoz de las FDI, confirmó a la radio militar el ataque a la vivienda de Sinwar en la población de Jan Yunis, en el sur de Gaza. El vocero dijo que también se había destruido la casa del hermano de Sinwar, responsable de "logística y personal'' de Hamas.

La cúpula de Hamas en Gaza se ha escondido y es improbable que cualquiera de ellos estuviera en casa en el momento de los ataques. El líder político de Hamas, Ismail Haniye, divide su tiempo entre Turquía y Qatar, dos estados que ofrecen apoyo financiero y político al grupo extremista islámico.

ashkelon.jpg
Una vivienda israelí, totalmente destruida por un cohete palestino en la ciudad de Ashkelón.

Una vivienda israelí, totalmente destruida por un cohete palestino en la ciudad de Ashkelón.

En cuanto a los miles de cohetes que ya ha lanzado, más de dos mil en seis días, son de tecnología iraní, y se ingresan desarmados o bien, en los modelos más básicos, se construyen en Gaza con planos y asesoramiento técnico de irán y el Hezbolá de Líbano. Este conflicto ha servido para demostrar los avances del arsenal de cohetes de Hamas respecto a anteriores choques, como la "Guerra de Gaza" de 2014.

Hamas y la Yihad Islámica han reconocido la muerte de 20 combatientes desde el comienzo de los ataques el lunes, mientras que Israel dice que el número es mucho mayor y ha publicado nombres y fotografías de dos docenas de supuestos agentes que dice haber eliminado.

Israel cree que el masivo ataque aéreo y de artillería contra la red de túneles del norte de la Franja realizado la noche del viernes, pudo haber dado muerte a cientos de milicianos palestinos. Las FDI habían anticipado horas antes, incluso en Twitter, una ofensiva terrestre que nunca se concretó. Los israelíes creen que entonces Hamas ordenó a sus hombres entrar a los túneles en espera de la invasión de Israel. En su lugar, hubo un bombardeo con 500 toneladas de bombas guiadas por satélite (GPS), además de fuego de artillería.

Un diplomático egipcio dijo que la estrategia israelí de atacar a los líderes políticos de Hamas complicaría los esfuerzos para buscar un cese el fuego. El diplomático, que habló bajo condición de anonimato para comentar negociaciones confidenciales, dijo que El Cairo trabaja para detener las hostilidades.

Destruir la capacidad de Hamas de lanzar cohetes requeriría una invasión terrestre que "incendiaría toda la región'', indicó el diplomático egipcio. Egipto, que firmó la paz con Israel hace más de cuatro décadas, ha amenazado con "suspender'' la cooperación en varios campos, indicó el funcionario, sin entrar en detalles. Pero de hecho Israel tiene aliados en el mundo árabe, aunque hoy guardan prudente silencio. Además de Egipto, Jordania, que reprimió con extrema dureza una manifestación palestina sobre la frontera con Israel, es uno de ellos. Emiratos Arabes Unidos, Bahrein han reconocido meses atrás a Israel y en un plano más acotado lo hizo Arabia Saudita.

Mientras tanto, el presidente estadounidense Joe Biden afirmó su apoyo a Israel mientras trabaja para reducir la crisis. El diplomático estadounidense Hady Amr se reunió con el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, quien agradeció el apoyo de Estados Unidos. Gantz dijo que Israel "toma todas las precauciones para atacar únicamente objetivos militares y evitar dañar a los civiles, mientras que sus civiles son objetivos de ataques indiscriminados''.

2.900 cohetes lanzados

Hamas y otros grupos armados han lanzado unos 2.900 cohetes a Israel desde el pasado lunes. De esos proyectiles, 450 se quedaron cortos o fueron interceptados, según el Ejército israelí, aunque los cohetes han llegado a ciudades grandes y sembrado el pánico.

La tasa de intercepción de la Cúpula de Hierro parecía haber caído de forma significativa desde el inicio de los combates, cuando Israel reportó que el 90% habían sido neutralizados.

Israel ha realizado cientos de ataques aéreos sobre la Franja de Gaza y ha derribado varios edificios altos, como el que alojaba las oficinas de The Associated Press, la red Al-Jazeera y otros medios en Gaza el sábado.

Aviones israelíes atacaron este domingo por la mañana varios edificios y carreteras en una zona vital de Ciudad de Gaza. Imágenes compartidas por periodistas y vecinos mostraban que el bombardeo dejó un cráter que cortaba una de las principales carreteras al hospital de Shifa, el centro médico más grande del territorio. Israel afirmó que el edificio servía como parte de la "infraestructura terrorista'' del grupo.

Israel suele mencionar la presencia de Hamas como motivo para bombardear algunos lugares, como edificios residenciales. El Ejército también ha acusado al grupo armado de utilizar a periodistas como escudos humanos, pero no presentó pruebas para respaldas sus afirmaciones.

La AP había trabajado desde ese edificio durante 15 años, durante los que hubo tres guerras entre Israel y Hamas. Tanto en esos conflictos como en el actual, las cámaras de la agencia situadas en su oficina de la última planta y la terraza ofrecían tomas en vivo las 24 horas que mostraban cómo los cohetes de los milicianos despegaban hacia Israel y los ataques aéreos israelíes golpeaban la ciudad y sus alrededores.

"No tenemos indicios de que Hamas estuviera en el edificio u operase en el edificio'', dijo el presidente y director general de AP, Gary Pruitt, en un comunicado. "Esto es algo que comprobamos expresamente como mejor podemos. Nunca pondríamos en peligro a nuestros periodistas de forma deliberada''.

Reclamo de la agencia AP

La principal editora de Associated Press pidió este domingo una investigación independiente del ataque aéreo israelí. Sally Buzbee, la directora ejecutiva de AP, dijo que el gobierno israelí todavía debe ofrecer evidencia clara que justifique el ataque que derrumbó la torre de 12 plantas.

El ejército israelí, que le dio a los periodistas de AP y otros arrendatarios aproximadamente una hora para desalojar, afirmó que Hamas tenía una oficina de inteligencia militar y desarrollo de armas en el edificio. El vocero del ejército israelí, teniente coronel Jonatahn Conricus, indicó que Israel reunía evidencia para Estados Unidos, pero se negó a comprometerse a entregarla en los próximos dos días. "Estamos en medio de una lucha'', dijo el domingo Conricus. "Eso está en proceso y estoy seguro que en su debido tiempo se presentará esa información''.

"Estamos en una situación de conflicto'', dijo Buzbee. "No tomamos partes en ese conflicto. Escuchamos que los israelíes dicen que tienen evidencia; no sabemos cuál es esa evidencia''. "Consideramos que en este momento es adecuado que haya una revisión independiente a lo que sucedió ayer _ una investigación independiente'', agregó.

El primer ministro israelí Benjamin Netanhayu reiteró la versión oficial israelí. Netanyahu habló en el programa Face the Nation de la cadena CBS. "Es un objetivo perfectamente legítimo'', comentó.

Al preguntarle si había presentado evidencia de la presencia de Hamas en el edificio en una llamada la tarde del sábado con el presidente Joe Biden, comentó: "La pasamos a través de nuestro personal de inteligencia''.

Netanyahu no dio indicio alguno de cuándo cesaría la ofensiva. "Esperamos que no continúe mucho tiempo, pero fuimos atacados por Hamas'', agregó. Al preguntarle sobre reportes de que Hamas había aceptado un cese al fuego negociado por Egipto, pero no así Israel, comentó "No es lo que tengo entendido''.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario