El Mundo

Israel alivia el bloqueo que impuso en Gaza

Israel decidió atenuar desde hoy el bloqueo y el corte energético que impuso a la Franja de Gaza, luego de que la ONU y la Unión Europea (UE) advirtieron sobre una inminente crisis humanitaria en esa región palestina.

Martes 22 de Enero de 2008

Gaza/Tel Aviv.— Israel decidió atenuar desde hoy el bloqueo y el corte energético que impuso a la Franja de Gaza, luego de que la ONU y la Unión Europea (UE) advirtieron sobre una inminente crisis humanitaria en esa región palestina.
  El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, anunció ayer que su país permitirá un único suministro de combustible y medicinas a la Franja de Gaza, zona que Israel mantiene bloqueada desde el jueves pasado como represalia por los ataques palestinos con misiles sobre su territorio.
  La decisión de Barak permitirá la llegada del combustible necesario para que vuelva a funcionar la central eléctrica de Gaza, que dejó de trabajar el domingo por falta de diesel. También habrá un alivio con el abastecimiento de diesel para generadores eléctricos más pequeños y de gas para consumo domiciliario, pero seguirán las restricciones para impulsar vehículos particulares.
  “Creemos que Hamas recibió el mensaje”, dijo el vocero del Ministerio del Exterior israelí, Arie Mekel, en alusión a que el bloqueo a la Franja fue impuesto como represalia por el lanzamiento de misiles palestinos desde esa región. Además, aunque ningún funcionario israelí lo mencionó, la atenuación del bloqueo parece una respuesta a los reclamos de la comunidad internacional, ante la posibilidad que se produzca una grave crisis humanitaria en Gaza.

¿Sin alimentos? La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos advirtió ayer que deberá suspender la provisión de alimentos en la Franja de Gaza si continúa la falta de combustible. Por su parte, la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, instó ayer a Israel a acabar con el bloqueo sobre Gaza, que calificó de “castigo colectivo”.
  Ante los reclamos internacionales, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, dijo que no permitirá una crisis humanitaria en Gaza, pero defendió su decisión de cerrar las fronteras de la región palestina.
  “Hasta donde sé, todos los residentes de Gaza pueden caminar, y no tienen combustible para sus autos porque son gobernados por un régimen terrorista asesino, que no permite vivir en paz a la gente del sur de Israel”, dijo Olmert, en clara alusión al movimiento islámico Hamas, que gobierna en la Franja desde junio pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario