El Mundo

Israel alerta contra el nuevo presidente electo de Irán: "Es un verdugo"

El premier Bennett dijo que la elección de Raisi debe hacer que las potencias "despierten y vean" la verdadera naturaleza del régimen islámico

Domingo 20 de Junio de 2021

El primer ministro de Israel, Naftalí Bennett, advirtió este domingo que la elección del conservador extremista Ebrahim Raisi como presidente de Irán representa la última oportunidad para que las potencias mundiales "despierten" y vean la verdadera naturaleza del régimen de Teherán.

"Este fin de semana Irán eligió un nuevo presidente: Ebrahim Raisi. De todas las personas que el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei podría haber elegido, eligió al verdugo de Teherán, el hombre infame entre los iraníes y en todo el mundo por liderar los comités de muerte que ejecutaron a miles de ciudadanos iraníes inocentes a lo largo de los años ", señaló Bennett.

El primer ministro habló en inglés, en un mensaje claramente dirigido a la comunidad internacional, en medio de los esfuerzos de las potencias mundiales por revivir el acuerdo nuclear con Irán abandonado por Donald Trump en 2018. Esta decisión dio lugar a que Irán también abandonara, aunque de manera escalonada, sus compromisos con el acuerdo, que limitaba drásticamente sus capacidades para producir uranio enriquecido. Hoy Irán está produciendo uranio enriquecido al 60%, un nivel cercano al de valor militar.

"La elección de Raisi, diría yo, es la última oportunidad para que las potencias mundiales se despierten antes de volver al acuerdo nuclear y comprendan con quién están negociando", afirmó Bennett.

"Son asesinos, asesinos en masa. Nunca se debe permitir que un régimen de verdugos brutales tenga armas de destrucción masiva que les permitan matar, no a miles sino a millones. La posición de Israel no cambiará en esto", agregó el primer ministro israelí. Efectictivamente, en esto Bennett mantiene la misma posición que el anterior jefe de gobierno, Benjamin Netanyahu, un crítico acérrimo del acuerdo nuclear con Irán.

Raisi, un juez y clérigo "protegido" y favorito del ayatolá Khamenei, ha condenado a miles de disidentes políticos a ser ejecutados durante sus décadas de carrera. Se hizo famoso en 1988, cuando como fiscal dirigió una ola represiva que costó la vida a 5000 opositores detenidos. Ahora es el titular del máximo tribunal de Irán, y desde ese puesto impulsó y avaló las condenas a muerte de tribunales inferiores. Irán es uno de los países que más aplica la pena capital en el mundo, junto con China.

En Viena, todo aplazado

Mientras tanto, los negociadores de Irán y seis potencias mundiales debieron aplazar las conversaciones sobre la reactivación del acuerdo nuclear y regresar a las respectivas capitales para las consultas, ya que las diferencias que subsisten no pueden superarse fácilmente, dijo el jefe de la delegación de Teherán.

"Ahora estamos más cerca que nunca de un acuerdo, pero la distancia que existe entre nosotros y un acuerdo persiste, y salvarlo no es un trabajo fácil", señaló Abbas Araqchi a la televisión estatal iraní desde Viena. "Regresaremos a Teherán esta noche", agregó. No estaba claro cuándo se reanudarían las negociaciones formales.

La nueva coalición de gobierno de Israel que preside Bennett ha dejado en claro que continuará la fuerte oposición de los gobiernos anteriores de Netanyahu al pacto de 2015, que tiene como objetivo frenar las actividades nucleares militares de Irán a cambio del levantamiento de las estrictas sanciones contra el país.

Raisi.jpg
El presidente electo de Irán, Ebrahim Raisi, es un juez que firmó miles de condenas a muerte de opositores y un enemigo frontal de Israel.

El presidente electo de Irán, Ebrahim Raisi, es un juez que firmó miles de condenas a muerte de opositores y un enemigo frontal de Israel.

El ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, dijo el sábado en Twitter que la elección de Raisi "debería impulsar una determinación renovada para detener de inmediato el programa nuclear de Irán y poner fin a sus destructivas ambiciones regionales". Tildó al presidente electo de "carnicero de Teherán" y lo consideró "responsable de la muerte de miles de iraníes".

Hablando el domingo pasado en un discurso ante el Parlamento o Knesset antes de ser confirmado como primer ministro, Bennett dijo que una renovación del acuerdo de 2015 con Irán "sería un error que nuevamente otorgaría legitimación a uno de los regímenes más oscuros y violentos del mundo".

Israel, dijo, no permitiría a la República Islámica obtener armas nucleares. El jefe del Estado Mayor del Ejército, Aviv Kochavi, entregó el mismo mensaje en reuniones con altos funcionarios estadounidenses en Washington este domingo.

Kochavi, en su primera visita oficial a Estados Unidos, es el primer israelí de alto rango en visitar Washington desde el establecimiento del nuevo gobierno.

Hablando en Tel Aviv el jueves, el ministro de Defensa, Benny Gantz, dijo a un grupo de funcionarios de defensa estadounidenses que el nuevo gobierno estaba trabajando con la administración Biden para reforzar el monitoreo de los esfuerzos de Irán para obtener capacidades nucleares.

"Estamos trabajando en estrecha colaboración con nuestros aliados estadounidenses para aumentar la supervisión en este momento y aclararle a Irán que todas las opciones están sobre la mesa, siempre", dijo Gantz.

Planes de ataque

Al ataque. Un cazabombardero F-16 israelí despega cargado de bombas.
Un cazabombardero F-16 israelí cargado de bombas. Israel vuelve a estudiar un ataque al complejo nuclear de Irán.

Un cazabombardero F-16 israelí cargado de bombas. Israel vuelve a estudiar un ataque al complejo nuclear de Irán.

Pero además de estas declaraciones políticas, Israel hizo saber este domingo de manera extraoficial que "no hay más remedio" que preparar planes de ataque contra Irán, después de que Raisi ganó las elecciones.

Existe gran preocupación entre los militares israelíes por la elección del confidente del líder supremo Jamenei y firme defensor del programa nuclear de Teherán. Los militares israelíes pidieron reasignación de recursos para preparar la opción militar, según el portal Ynet.

Los militares creen que el país debe preparar planes de contingencia para un ataque a las instalaciones nucleares de Irán tras la elección de Raisi.

Es seguro que Ebrahim Raisi adoptará la línea dura del ayatolá Alí Jamenei en materia de política exterior y nuclear. La salida del presidente moderado Hassan Rohani es vista, no solo por Israel sino también por Europa, EEUU y los países árabes, como un retroceso grave en el balance que históricamente se daba en la República Islámica entre centristas y radicales islámicos.

Raisi fue un duro crítico de Rohani, pero respalda una vuelta al acuerdo de 2015 que limita el programa nuclear de Irán a cambio de un alivio de las sanciones, un escenario que los responsables israelíes evalúan que no se producirá antes de agosto, cuando Raisi asuma el cargo.

De aquí a esa fecha, es seguro que Irán seguirá aumentando sus reservas de uranio enriquecido.

"No habrá más remedio que volver a preparar planes de ataque contra el programa nuclear iraní. Esto requerirá presupuestos y la reasignación de recursos", dijo una alta fuente israelí no identificada.

El jueves, el ministro de Defensa, Benny Gantz, dijo que Israel y Estados Unidos están cooperando para aumentar la vigilancia del programa nuclear de Teherán, y añadió que "todas las opciones están sobre la mesa" en lo que respecta a la voluntad de Israel de llevar a cabo operaciones militares para lograr sus objetivos, informó The Times of Israel.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario