El Mundo

Israel afirmó que mantendrá su ofensiva en Gaza el tiempo que sea necesario

Conflicto en Medio Oriente. Parte de los blindados del Estado judío se repliega hacia la frontera. Milicianos islámicos insinúan que el soldado Goldin habría muerto

Domingo 03 de Agosto de 2014

Israel seguirá combatiendo a Hamas en la franja de Gaza incluso después de que el Ejército complete su misión principal de destruir túneles en la frontera usados por militantes palestinos para atacar su territorio, dijo ayer el primer ministro judío, Benjamin Netanyahu. Un canal de televisión israelí mostró en directo cómo algunos tanques se retiraban de la franja costera en una aparente reducción de la campaña de 25 días. Sin embargo, Netanyahu dijo que Hamas pagará "un precio intolerable" si sigue atacando a Israel. El Estado judío comenzó su ofensiva aérea y naval contra Gaza el 8 de julio tras un aumento de los cohetes lanzados por Hamas y otras guerrillas contra territorio israelí, y posteriormente inició incursiones terrestres.

Los bombardeos continuaron ayer y la cifra de muertos entregada por funcionarios palestinos subió a 1.675, la mayoría de ellos civiles. El Estado judío confirmó que 63 soldados murieron en combate y que cohetes palestinos causaron la muerte de tres civiles.

Los comentarios de Netanyahu tuvieron lugar después de que Israel señalara que emprendería acciones para retirarse de Gaza en sus propios términos y anunciara que no asistiría a negociaciones en El Cairo este fin de semana, que apuntaban a lograr una tregua.

En algunas áreas de Gaza, testigos vieron a tanques israelíes retirándose hacia la frontera, mientras que el ejército dijo a palestinos que huyeron de un poblado del norte de la franja que ya podían volver. El principal objetivo de la incursión israelí en Gaza es destruir la red de túneles de Hamas y las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por su sigla en inglés) dijeron que estaban cerca de lograrlo.

Cerca de lograrlo. Más de 30 túneles y decenas de accesos han sido descubiertos y destruidos, dijeron militares. "Entendemos que nuestros objetivos, principalmente la destrucción de túneles, están cerca de cumplirse", dijo el portavoz militar, teniente coronel Peter Lerner.

Netanyahu dijo en un discurso emitido por televisión que la acción militar continuará incluso después del logro del objetivo. "Después de completar la operación antitúneles, las IDF actuarán y seguirán actuando, de acuerdo a nuestras necesidades de seguridad, hasta que alcancemos nuestro objetivo de recuperar la seguridad para ustedes, ciudadanos de Israel", declaró. Hamas, en tanto, dijo que era absurdo que Israel afirme haber destruido todos los túneles. "Netanyahu pagará por cada minuto que dedique a realizar más agresiones contra nuestro pueblo", afirmó un portavoz.

Varias treguas entre Israel y Hamas, el grupo dominante en la Franja de Gaza, no han logrado sostenerse o han colapsado, la más reciente el viernes, luego de que dos soldados israelíes murieron y un tercero desapareció en una emboscada.

Israel acusa a Hamas de capturar al teniente Hadar Goldin y Estados Unidos culpa al grupo de una "bárbara" violación de la tregua. La ONU fue más medida en su censura a Hamas, pero urgió a la liberación inmediata de Goldin.

Fuerzas israelíes lo han estado buscando en el sur de Gaza, pero su familia expresó alarma por reportes sobre una retirada israelí. Hamas dijo que cree que sus militantes atacaron antes de que comenzara el cese del fuego del viernes y que si Goldin fue tomado prisionero, probablemente murió con sus captores en los bombardeos israelíes que siguieron.

Sin tregua. Una delegación palestina arribó a El Cairo para nuevas negociaciones para un alto el fuego, que incluiría la demanda de Hamas de que Egipto relaje el bloqueo de su frontera con Gaza. Pero Israel dijo que sus enviados no asistirían, como estaba previsto.

El Centro Palestino para los Derechos Humanos dijo que 520.000 personas habían sido desplazadas por los combates, más de un cuarto de la población de Gaza. Otro grupo, el Centro Al-Mezan para los Derechos Humanos, dijo que cerca de 3.000 casas habían sido destruidas total o parcialmente.

El gobierno de Israel dijo ayer que los palestinos que huyeron de los combates en Beit Lahiya, una ciudad del norte de Gaza de 70.000 habitantes, podían regresar a sus viviendas, aunque los ciudadanos aún eran presa del temor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS