El Mundo

Irán y las potencias se esfuerzan por llegar a un acuerdo nuclear

Las negociaciones, que ya llevan 18 meses, apuntan a conseguir un acuerdo final que lleve a Irán a detener sus tareas nucleares más sensibles a cambio de que las potencias levanten las sanciones en su contra, y tienen como objetivo concluyente reducir la amenaza de un conflicto a gran escala en Medio Oriente    

Domingo 29 de Marzo de 2015

Los ministros de Relaciones Exteriores de Francia y Alemania se sumaron ayer a los jefes diplomáticos de Estados Unidos e Irán para ayudar a superar las diferencias en las negociaciones sobre el programa nuclear de Teherán, a fin de lograr un acuerdo marco que pueda servir de base para un pacto de largo alcance. Las negociaciones, que ya llevan 18 meses, apuntan a conseguir un acuerdo final que lleve a Irán a detener sus tareas nucleares más sensibles a cambio de que las potencias levanten las sanciones en su contra, y tienen como objetivo concluyente reducir la amenaza de un conflicto a gran escala en Medio Oriente. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, han estado en la ciudad suiza de Lausana por días en un esfuerzo por alcanzar un pacto preliminar antes del plazo del 31 de marzo, y sostuvieron ayer varias rondas de conversaciones.

Flexibilidad. Pese a que se han acercado al acuerdo marco, los dos bandos todavía mantienen profundas diferencias que podrían arruinar el resultado de las negociaciones. Zarif dice que las seis potencias —Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China— son las que ahora deben hacer concesiones a Teherán. “En las negociaciones, ambas partes deben mostrar flexibilidad”, dijo Zarif en Twitter. “Nosotros la tenemos y estamos dispuestos a conseguir un buen acuerdo nuclear. Estamos esperando la disposición de nuestros contrapartes”, aseveró Zarif.

   Funcionarios occidentales cercanos a las conversaciones dijeron que dependía de Irán comprometerse con los puntos restantes en desacuerdo, que incluyen la intención de la república islámica de continuar con sus investigaciones nucleares y la remoción inmediata de las sanciones aplicadas por las Naciones Unidas. “El trabajo serio y difícil continúa”, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado estadounidense. “Esperamos que el ritmo se intensifique mientras evaluamos si es posible conseguir un consenso”, declaró.

   El ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius, dijo tras su arribo a Lausana que esperaba un “acuerdo robusto”. Irán tiene el derecho a desarrollar energía nuclear de uso civil, pero no a fabricar una bomba atómica, sostuvo. “Hemos avanzado en algunos puntos, pero no lo suficiente en otros”, señaló Fabius.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS