El Mundo

Irán multiplicó su producción de uranio enriquecido

Irán declaró ayer que cuadruplicó su producción de uranio enriquecido y en 10 días superará el límite establecido en el acuerdo internacional que firmó en 2015.

Martes 18 de Junio de 2019

Irán declaró ayer que cuadruplicó su producción de uranio enriquecido y en 10 días superará el límite establecido en el acuerdo internacional que firmó en 2015. El anuncio aumenta las ya elevadas tensiones con Estados Unidos y otras potencias. Washington lo consideró "un chantaje nuclear". Irán acompañó la amenaza con un mensaje: dijo que los países europeos "aún pueden salvar" el acuerdo de 2015. Este fue repudiado el año pasado por el gobierno de Donald Trump. En mayo pasado, Irán anunció que recortaba su compromiso con el acuerdo que firmó, además de con EEUU, con Rusia, China, Alemania, Reino Unido, Francia y Alemania.

Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca dijo que el plan iraní era equivalente a un "chantaje nuclear" y que se debe responder con una mayor presión internacional. Washington ha impuesto duras sanciones comerciales a Irán, que le han significado la pérdida de un 50 por ciento de su mercado internacional de petróleo.

Alemania instó a Teherán a cumplir con todas sus obligaciones del acuerdo de 2015. Reino Unido, en tanto, dijo que si Irán infringe los límites acordados en el pacto, Londres analizará "todas las opciones".

Israel, un aliado de Estados Unidos y enemigo de Irán, instó a las potencias globales a que aumenten las sanciones contra Teherán en caso de que supere el límite pactado de uranio enriquecido.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán empeoraron tras una serie de ataque explosivos a petroleros en la zona del Golfo Pérsico. El gobierno de Trump acusa a Teherán por el ataque del jueves pasado contra dos petroleros en el Golfo de Omán. Naciones árabes del Golfo también han acusado a Teherán, tanto de esta agresión como de otras similares ocurridas en mayo pasado. EEUU y las naciones árabes aliadas creen que se trata de represalias de Irán por las sanciones petroleras impuestas.

El jefe de las Fuerzas Armadas de Irán, Mohammad Baqeri, negó que Teherán estuviera detrás de los ataques y dijo que si la república islámica decide bloquear la estratégica ruta del estrecho de Hormuz lo hará de forma oficial. Pero los analistas de defensa no descartan que Teherán esté detrás de los ataques como un modo de señalar su poder de fuego en la región del Golfo.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamkhani, dijo que Teherán es responsable de la seguridad en el Golfo Pérsico e instó a las fuerzas estadounidenses "a abandonar la región".

El planteo parece indicar que Irán ejerce soberanía en la totalidad de la zona, algo claramente falaz.

En este contexto de hostilidad creciente, el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán, Behrouz Kamalvandi, anunció: "Hemos cuadruplicado la tasa de enriquecimiento (de uranio) e incluso la hemos aumentado más recientemente, de modo que en 10 días superará el límite de 300 kilos", permitido por el acuerdo de 2015. Este busca limitar las existencias de uranio de Irán a 300 kilos, enriquecido al 3,67 por ciento o su equivalente, durante 15 años. Una serie de inspecciones de la ONU han verificado que Irán ha estado cumpliendo con sus compromisos. Pero a la vez el régimen islámico mantiene una retórica belicista contra Estados Unidos e Israel, así como un enorme arsenal de misiles o otros medios susceptibles de portar armas nucleares.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, instó a los países europeos a aumentar los esfuerzos para rescatar el pacto. "Es un momento crucial y Francia aún puede trabajar con otros firmantes del acuerdo y desempeñar un papel histórico para salvarlo", dijo Rouhani durante una reunión con el nuevo embajador de Francia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario