El Mundo

Irán disparó contra un drone de EEUU en la zona del Golfo

El incidente se produce mientras Washington mostró un video que probaría que los iraníes adosaron minas a dos petroleros atacados el jueves.

Sábado 15 de Junio de 2019

Siguen creciendo las tensiones entre Irán, sus vecinos árabes del otro lado del Golfo Pérsico y Estados Unidos. Luego del ataque con explosivos de dos buques petroleros el jueves, ayer ocurrió otro grave incidente: Irán disparó un misil contra un drone de vigilancia de Estados Unidos. Washington acusa a Irán del ataque contra los petroleros: asegura que usó minas magnéticas y mostró un video que mostraría a los iraníes quitando uno de estos artefactos de uno de los buques para eliminar evidencia.

   Irán disparó ayer un misil tierra-aire contra un drone o avión teledirigido estadounidense que sobrevolaba el Golfo de Omán, pero falló, revelaron fuentes militares ayer por la tarde. El Pentágono vuela rutinariamente sus drones no tripulados en la región, como el MQ-9 Reaper utilizado ahora para vigilar las patrullas militares de Irán en el Golfo. El Reaper está fuertemente armado, con misiles y bombas inteligentes. CNN informó que el misil disparado por los iraníes cayó al agua de forma inofensiva. Un funcionario de Estados Unidos dijo al canal que el avión teledirigido pudo observar los barcos iraníes que se acercaban a los petroleros atacados. El mismo funcionario le dijo a CNN que en días recientes un misil iraní, disparado por los rebeldes hutis en Yemen, derribó un Reaper en el Mar Rojo.

   El presidente Donald Trump acusó a Irán de atacar los petroleros y advirtió a Teherán que no se tome a la ligera la situación. “Irán lo hizo”, dijo Trump en un programa de televisión, Fox & Friends, durante una entrevista telefónica con el programa matutino de noticias. Trump advirtió a los ayatolás iraníes que Estados Unidos podría mostrar pruebas del ataque, citando imágenes de video publicadas ayer, en el presuntamente los iraníes se acercan a uno de los petroleros y desactivas un “mina lapa” y se la llevan.

   En tanto, se supo que los iraníes se apropiaron a punta de fusil de una de las dos tripulaciones evacuadas de los petroleros atacados. Poco después de que las tripulaciones de los dos petroleros blanco de las explosiones el jueves en el Golfo de Omán evacuaron sus barcos, los barcos que los rescataron fueron rodeados por naves militares iraníes y se les ordenó que transfirieran a los marineros a su custodia, según la inteligencia estadounidense citada por CBS News. Uno de los barcos de rescate civiles finalmente cumplió con la orden militar iraní. El otro no lo hizo.

   Los informes de inteligencia obtenidos por CBS News incluyen un informe del Hyundai Dubai, un petrolero que vino al rescate cuando el golpeado Front Altair hizo una llamada de socorro después de quedar en llamas y a la deriva. La tripulación de Altair subió a bordo del Hyundai Dubai. Pero 10 minutos más tarde, el Hyundai Dubai “estaba rodeado de navíos militares iraníes que exigían al capitán que entregara a los marineros”. El capitán del buque se puso en contacto con su compañía, que le dijo que rechazara la solicitud iraní, pero “declaró que no le quedaba otra opción que cumplir con las exigencias iraníes” y entregó a la tripulación del Front Altair a los iraníes. El otro petrolero atacado, el Kokuka Courageous, de propiedad japonesa, hizo una llamada de socorro tras sufrir una explosión que provocó un incendio en su sala de máquinas. Un buque holandés respondió. “El barco holandés informó al capitán de un objeto inusual a estribor, en medio del barco. La tripulación miró por encima del costado y notó un objeto que creían que era un explosivo. Debido a que el barco llevaba metanol y ya había sufrido una explosión, el capitán ordenó abandonar el barco”. Un buque militar iraní exigió entonces al holandés permiso para embarcar, “para poder trasladar personal y prestar ayuda a la tripulación”. Pero esta vez el capitán del Kokuka no dejó subir a bordo a los iraníes.

   La tripulación del buque holandés y del Kokuka pudieron ver, mientras se alejaban del petrolero, un “explosivo gris” que sobresalía del casco. EEUU acusado a Irán de usar minas tipo “lapa” en los ataques de esta semana, los mismos artefactos explosivos magnéticos usados en los ataques contra cuatro petroleros en la región el mes pasado. Los dispositivos pueden fijarse al casco de un buque y causar daños mayores. Sin embargo, no han sido lo suficientemente potentes como para romper los petroleros, de doble casco. Estados Unidos dijo que tiene un video que muestra a las tropas iraníes retirando una mina de lapa sin explotar del petrolero japonés Kokuka.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario