El Mundo

Irán amenaza con salir del acuerdo nuclear y Europa intenta salvarlo

La nación persa envía señales contradictorias que oscilan entre abandonar el pacto de 2015 y el deseo de permanencia.

Jueves 10 de Mayo de 2018

El acuerdo nuclear con Irán pende de un hilo tras la retirada unilateral de Estados Unidos: mientras los países europeos firmantes intentan salvarlo, el país persa envía señales contradictorias que oscilan entre las amenazas de suspenderlo y el deseo de permanencia y que evidencian también diferencias internas. El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, que tiene la última palabra en cuestiones estratégicas y de Estado, cuestionó ayer el sentido de seguir respetando el acuerdo si su implementación no está garantizada, contradiciendo las declaraciones previas del presidente del país, Hassan Rohani, que había manifestado su voluntad de seguir cumpliéndolo pese a la marcha de Washington. "No hay lógica en permanecer en el acuerdo si el trío de la Unión Europea no puede garantizar su implementación", dijo Jamenei en relación a los tres países europeos firmantes del acuerdo (Alemania, Reino Unido y Francia), de los que desconfía por ser aliados de Washington, pese a que manifestaron su deseo de seguir vinculados al acuerdo.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, exigió ayer a Irán que renuncie a una reanudación de su programa nuclear. "Recomiendo mucho a Irán no retomar su programa nuclear", dijo en la Casa Blanca. "Si lo hicieran, esto tendría serias consecuencias", señaló. En Irán se escuchan cada vez más voces que indican que el enriquecimiento de uranio con fines civiles, fuertemente limitado por el acuerdo, podría volver a aumentar.

Disensos internos

Trump anunció el martes el abandono unilateral del acuerdo firmado en 2015 entre Irán, los tres países europeos y China y Rusia, que también criticaron la decisión de Washington. El acuerdo contemplaba un control estricto a las actividades nucleares iraníes para impedir la fabricación de una bomba atómica a cambio del levantamiento de sanciones y la normalización de relaciones comerciales. El presidente iraní Rohani había anunciado el martes que la intención inicial de país persa era seguir vinculado al acuerdo. "Ahora tenemos, en vez de un acuerdo con seis países, uno con cinco (...) No le permitiremos a Trump ganar esta guerra psicológica", había dicho. Sin embargo, lo condicionó a que su implementación sea posible más allá del papel. Si fracasan las negociaciones con el resto de firmantes, Irán retomará su programa nuclear y el enriquecimiento de uranio, alertó.

La oposición interna afloró enseguida en el país. Un grupo de diputados conservadores quemaron ayer una bandera estadounidense en el Parlamento, al grito de "Abajo Estados Unidos!", así como una copia simbólica del texto, según una información difundida por la agencia ISNA. Los seguidores de la línea dura estuvieron desde el principio en contra del acuerdo nuclear y criticaron con dureza a Rohani, uno de los artífices del pacto.

El ministro de Exteriores, Mohamed Yawad Zarif, condicionó por su parte una decisión definitiva sobre el acuerdo a la actitud del resto de los firmantes. Zarif anunció ayer en Twitter que comenzará una ronda de consultas con Alemania, Francia, Reino Unido, China y Rusia a petición de Rohani, y después se tomará una decisión definitiva. Las consultas versarán sobre las perspectivas de cumplimiento del acuerdo, para ver si se puede garantizar o no que Irán siga disfrutando de las ventajas económicas otorgadas, añadió Zarif.

Fuerte compromiso

Por el momento el resto de las partes manifestaron su compromiso a que el acuerdo siga vivo. La responsable de la diplomacia europea, Federica Mogherini, aseguró ayer que la UE garantizará que se siga cumpliendo el levantamiento de sanciones a Irán. El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró a Rohani que París sigue comprometido con la implementación del acuerdo "en todos sus aspectos", afirmó ayer el Palacio del Elíseo. En una conversación telefónica con Rohani, Macron "subrayó la importancia de que Irán haga lo mismo".

Los ministros de Exteriores de los tres países europeos firmantes se reunirán el lunes con representantes de Irán, anunció el ministro del ramo francés, Jean-Yves Le Drien. La canciller Angela Merkel aseguró que Alemania, junto con Francia y Reino Unido, mantendrá sus compromisos, al tiempo que animó a Irán a hacer lo mismo. También Reino Unido pidió que siga en vigor. El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, pidió a Washington que no impida que otras naciones mantengan sus compromisos con el acuerdo.

China, también firmante, criticó ayer la decisión de Trump. "Todas las partes deberían implementarlo con responsabilidad", señaló el portavoz de Exteriores, Lu Kang. A la vez,

China aseguró ayer que mantendrá "intercambios económicos y comerciales normales" con Irán a pesar de la decisión de Trump. Estados Unidos amenazó con sanciones a todas las empresas extranjeras que tengan negocios con Irán y les dio un plazo de entre 90 y 180 para finiquitar sus contratos con ese país. El último firmante, Rusia, también lanzó críticas. El líder ruso, Vladimir Putin, manifestó ayer su "honda preocupación" sobre esa decisión, precisamente horas antes de recibir al premier israelí, Benjamin Netanyahu. Desde Viena, Yukiya Amano, el director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), responsable de verificar el cumplimiento del acuerdo, defendió ayer el texto. Irán es objeto del "sistema más fuerte de vigilancia nuclear" gracias al acuerdo, dijo Amano en un breve comunicado.

Otros países no firmantes, como España y Turquía, también lamentaron la decisión de Trump. Irak, que comparte frontera con Irán, la consideró "apresurada y no bien estudiada". La decisión "sólo servirá para escalar (las tensiones) en la región, que ya ha sufrido debido a la destrucción y las hostilidades", dijo un portavoz del Ministerio del Exterior, Ahmed Mahgoub.

Revés para la UE

La medida tomada por Trump supone una dura derrota diplomática para Europa, cuyos líderes suplicaron al mandatario estadounidense mantener a su país dentro del acuerdo. Algunos analistas advierten que la medida complicará los esfuerzos de EEUU para llegar a un acuerdo con el líder norcoreano Kim Jong-un sobre su programa de armas, aún más avanzado que el de Irán. El ex director de la CIA, John Brennan, dijo que la medida de Trump "le da a Corea del Norte más razones para quedarse con sus armas nucleares". El ex presidente de EEUU, Barack Obama, impulsor de ese tratado multilateral, salió de su silencio y tildó de "equivocada" la decisión de Trump. El conflicto amenaza ahora con escalar y terminar en una confrontación militar, especialmente entre Israel e Irán. Israel acusa a Irán de haber aumentado su presencia en Siria y haber entregado numerosas armas.

Malestar. Manifestantes iraníes salieron a las calles de Teherán a protestar contra la decisión estadounidense.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario