El Mundo

Irán avaló como ministro de Defensa a un acusado por el ataque a la Amia

Teherán. — El Parlamento iraní aprobó ayer la nominación como ministro de Defensa de un dirigente que es buscado por la Justicia argentina e Interpol por el atentado a la Amia, además de ratificar también a la mayoría de los restantes miembros del futuro gabinete del presidente Mahmud Ahmadineyad. Se trata de Ahmad Vahidi, uno de los cinco iraníes acusados de presunta participación en el ataque terrorista perpetrado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina en 1994 en Buenos Aires...

Viernes 04 de Septiembre de 2009

Teherán. — El Parlamento iraní aprobó ayer la nominación como ministro de Defensa de un dirigente que es buscado por la Justicia argentina e Interpol por el atentado a la Amia, además de ratificar también a la mayoría de los restantes miembros del futuro gabinete del presidente Mahmud Ahmadineyad. Se trata de Ahmad Vahidi, uno de los cinco iraníes acusados de presunta participación en el ataque terrorista perpetrado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina en 1994 en Buenos Aires, que dejó 85 muertos. Argentina consideró su designación como "una afrenta a la Justicia y a las víctimas" del ataque al centro judío. En el momento de la masacre, Vahidi era jefe de la Fuerza Quds, una unidad especial dentro de la principal fuerza de elite del régimen teocrático, la Guardia Revolucionaria.

Los legisladores aprobaron además la inclusión en el gabinete de la primera mujer que ocupa una cartera ministerial desde la revolución islámica de 1979, aunque rechazaron la postulación de otras dos en el gabinete de 21 carteras.

Vahidi es reclamado Argentina por haber tenido una participación clave en la toma de decisión y en la planificación del atentado cometido hace 15 años y sobre él pesa una orden de captura internacional de Interpol, aclaró un comunicado de la Cancillería.

Interpol emitió una "advertencia roja" para Vahidi en 2007, el equivalente de colocarlo en la lista de los más buscado. Una vocera de Interpol dijo ayer que la advertencia es válida aunque Vahidi viaje con pasaporte diplomático. Habló bajo la condición de anonimato exigida por el reglamento de la organización.

El general fue el ministro que mayor apoyo obtuvo del Parlamento. En los años 80 fue una figura líder de la Guardia Revolucionaria. También estuvo implicado en la creación de los servicios secretos iraníes. Su participación en el atentado fue desmentida categóricamente por Teherán..

Respiro político. El respaldo legislativo dio un respiro al acosado presidente y fue considerado un voto de confianza por su represión de los disidentes políticos y su dura posición ante las presiones de Occidente para negociar el programa nuclear iraní o recibir duras sanciones. Además, Ahmadineyad encara divisiones internas tras su disputada reelección en junio.

Los grupos de oposición —que denunciaron la comisión de fraude generalizado en esos comicios— han obtenido el respaldo de algunos shiítas influyentes e incluso de quienes otrora respaldaron a Ahmadineyad quedaron turbados por la dureza de la represión postelectoral y las denuncias de abusos de los detenidos, incluyendo violaciones.

Casi sin oposición. Empero, Ahmadineyad sigue contando con el respaldo de los Guardias Revolucionarios y el líder supremo, ayatolá Alí Jamenei, que tiene la última palabra en todos los asuntos de Estado en Irán. Su batalla para lograr la aprobación parlamentaria del gabinete puso de manifiesto su débil voz política. Fue interrogado a fondo sobre algunos de los postulados y pidió a los legisladores que enfrenten a los "enemigos" respaldando su gabinete. Al final, Ahmadineyad evitó un enfrentamiento con los parlamentarios durante un período crucial para Irán. En la votación parlamentaria, Ahmadineyad logró que fueran aprobados sus postulados a las carteras de Relaciones Exteriores, Interior e Inteligencia. Vahidi, recibió un respaldo mayoritario, al igual que Marzieh Vahid Dastjerdi en la cartera de Salud, la primera ministra de la revolución islámica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario