El Mundo

Intervienen una caja de ahorros en España

Debido a sus fuertes problemas financieros, el gobierno español y el Banco de España decidieron intervenir la Caja Castilla-La Mancha, en una reunión extraordinaria convocada ayer en la Moncloa. Se trata de la primera intervención desde el famoso caso Banesto en 1993.

Lunes 30 de Marzo de 2009

Madrid.— Debido a sus fuertes problemas financieros, el gobierno español y el Banco de España decidieron intervenir la Caja Castilla-La Mancha, en una reunión extraordinaria convocada ayer en la Moncloa. Se trata de la primera intervención desde el famoso caso Banesto en 1993.

La caja castellano-manchega lleva meses en el punto de mira de los analistas y de parte del mercado, por contar con una tasa alta de morosidad y una gran exposición al dañado negocio promotor e inmobiliario. Su beneficio neto consolidado bajó un 87 por ciento en 2008 hasta 30,6 millones de euros.

La entidad contaba con depósitos de clientes por valor de 17.265 millones de euros, que están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta un límite de 100.000 euros por cliente.

El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, convocó a una reunión "urgente y extraordinaria" del consejo de ministros, en el marco de la cual se dio el visto bueno a la medida.

"No hay ninguna otra entidad" en las mismas "circunstancias" que ésta, aunque "nadie es inmune a largo plazo", aclaró el ministro de Economía, Pedro Solbes, durante una conferencia de prensa posterior a la reunión del consejo.

"Sistema sólido". El sistema financiero español "sigue siendo enormemente sólido", dijo Solbes, y aseguró estar "bastante tranquilo" porque no ve "problemas inmediatos" en otras cajas. No obstante, añadió que si continúan "las dificultades de liquidez" que ha habido hasta la fecha, "nadie puede decir" que no vaya a haber otras intervenciones.

El ministro y vicepresidente segundo del gobierno remarcó que los depósitos y los ahorros de los clientes de la CCM están garantizados, y que la caja va a cumplir con "todas sus obligaciones frente a depositantes y acreedores", gracias a la financiación de hasta 9.000 millones de euros por parte del Banco de España avalada por el Tesoro.

La entidad se encontraba en negociaciones de fusión con Unicaja, una operación avalada por el gobierno y por el Banco de España. Sin embargo, el viernes, tanto Unicaja como el Ejecutivo de Andalucía se opusieron a la fusión.

En el marco de la intervención el consejo de administración de CCM será sustituido por tres administradores mancomunados que se encargarán de encontrar una solución a la caja tras el fracaso de esa fusión.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario