El Mundo

Imputan a los familiares de Letizia por insolvencia fraudulenta

El padre, la tía y la abuela de la monarca de España irán a juicio oral por fraguar la cesión de una propiedad para eludir una deuda comercial.

Sábado 27 de Septiembre de 2014

Un juzgado español abrió juicio oral contra el padre, la tía y la abuela de la reina Letizia de España, acusados de un delito de insolvencia fraudulenta por "alzamiento de bienes", es decir, una maniobra para eludir el pago de una deuda. El caso, si bien parece menor, se suma al escándalo de fraude millonario de Iñaki Urdangarin, el esposo de Cristina, una de las hijas del ex rey Juan Carlos. La noticia se conoce el mismo día en que los reyes Felipe VI y Letizia cumplieron sus primeros 100 días de reinado.

Según medios españoles, la acusación particular pide para cada uno de los tres familiares de Letizia dos años y seis meses de prisión y una multa de 10 euros diarios durante 16 meses. La jueza les ha exigido además una fianza de más de 41.000 euros. El proceso arrancó a raíz de una denuncia interpuesta en 2009 contra la hermana del padre de la reina de España, Henar Ortiz, a quien se reclamaba el pago de más de 20.000 euros por una deuda contraída cuando regenteaba un negocio de decoración en el norte de España. La fiscalía, que no ha presentado acusación, investigó el caso y concluyó que la tía de la reina, pero también su padre, Jesús Ortiz, y su abuela, María del Carmen Alvarez, podrían haber ocultado algunos bienes para evitar el embargo y no afrontar el pago de la deuda. De ser condenados, la pena podría oscilar entre uno y cuatro años de cárcel.

Mal día. La mala noticia se conoce en España el mismo día que los flamantes reyes españoles cumplen sus primeros cien días de reinado. Además de la pena de cárcel y la multa a la que se enfrentan los tres familiares de la reina Letizia, también se solicita para la tía y el padre de la reina la inhabilitación para el desempeño del cargo de administrador o apoderado de cualquier persona jurídica. El procedimiento judicial se inició cuando Sandra Ruiz, proveedora de una tienda que la tía de la reina Letizia poseía en la localidad de Cangas de Onís, le requirió el pago de una deuda de 22.600 euros por unas joyas. Sin embargo, según la demandante, la deuda contraída era más elevada, pero la cifra que reclamó judicialmente era la que podía demostrar al presentar unos pagarés firmados por la tía de Letizia. Al no poder hacer frente al pago, Henar Ortiz, tía de Letizia, se declaró insolvente. Años más tarde, tras fallecer su padre heredó una propiedad, momento en el cual la proveedora volvió a reclamar la deuda. Según la fiscalía, tanto Henar Ortiz como su hermano, el padre de Letizia, cedieron su parte de la propiedad heredada a su madre, Menchu Alvarez del Valle, al efecto de eludir el pago de la deuda. Esta maniobra constituye en España el delito de "alzamiento de bienes".

En marzo de 2011 se dictó sentencia a favor de la demanda comercial. Luego siguió la causa penal por el ocultamiento de la propiedad. El juez explicó que "no puede obviarse que los hechos denunciados vienen referidos a la transmisión de un bien adquirido por herencia", impidiendo con esa transmisión "la satisfacción de una deuda". El magistrado detalla cómo se realizó la cesión al parecer fraudulenta de la vivienda heredada, que valora en 34.700 euros invocando diversos registros. Los hijos mencionaron una deuda con su madre de 7.450 euros cada uno para justificar la cesión de la vivienda, "no obstante ser perfectamente conocedores de que dicho bien tenía un valor considerablemente superior". Por esto, la familia de la reina Letizia deberá sentarse en el banquillo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario