El Mundo

Hoy será otro día clave para el Brexit de Theresa May

La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, intentaba salvar ayer su acuerdo de salida de la Unión Europea ("Brexit"), ante el estancamiento en las negociaciones en la vísperas de que el Parlamento vuelva a votar el plan.

Martes 12 de Marzo de 2019

La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, intentaba salvar ayer su acuerdo de salida de la Unión Europea ("Brexit"), ante el estancamiento en las negociaciones en la vísperas de que el Parlamento vuelva a votar el plan. Ayer la primera ministra viajó nuevamente a Bruselas para negociar con la UE. El bloqueo se debe, no a las complejas medidas a tomar para la "desconexión" de Londres de la UE, sino a la pequeña frontera terrestre entre Irlanda del Norte, provincia de Reino Unido, y la vecina República de Irlanda.

Está previsto que la Cámara de los Comunes vote hoy si aprobar o no el pacto de salida que rechazó de forma abrumadora en enero. Todos los indicios señalaban que se repetiría la votación negativa. La oposición al pacto se centra principalmente en la preocupación sobre la "salvaguarda" de la frontera con Irlanda. El gobierno de May ha intentado realizar modificaciones, pero la UE se niega a reabrir el documento de 585 páginas que negociaron durante un año y medio.

Bruselas está frustrada por lo que considera una incapacidad del dividido gobierno británico sobre el Brexit, y por intentar cambiar un pacto que la propia May ayudó a forjar. Las conversaciones técnicas que buscaban obtener concesiones de la UE no lograron avances durante el fin de semana y ayer May viajó de urgencia a Estrasburgo para reunirse con Jean Claude Juncker y otros funcionarios europeos.

Si el Parlamento vuelve a rechazar hoy el acuerdo, los legisladores votarán si dejan la UE sin acuerdo, iniciativa que probablemente salga rechazada, o si solicitan un aplazamiento del Brexit más allá de su fecha prevista de inicio, el 29 de marzo. May advirtió que cualquier demora podría significar que "podríamos no abandonar nunca la UE".

Los defensores más acérrimos del Brexit en el Partido Conservador de May advierten que debería postergar el voto parlamentario de hoy en lugar de arriesgarse a sufrir otra aplastante derrota en la Cámara baja. Las negociaciones entre Londres y Dublín por la frontera seguían ayer, a fin de conseguir los cambios que busca May sobre la "salvaguarda irlandesa". May quiere una garantía vinculante sobre la salvaguarda que evitaría una "frontera dura" entre las dos Irlandas.Esa cláusula establece que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera europea y que la provincia británica de Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único hasta que se establezca una nueva relación comercial entre ambas partes. May pide garantías de que Reino Unido no permanecerá atado a las normas del mercado único si Londres y Bruselas no llegan a un acuerdo sobre su futura relación. Fuera de Europa, resulta difícil de comprender que el Brexit esté bloqueado, no por las complejas medidas necesarias para la "desconexión" entre Reino Unido y el resto de la UE, sino por una pequeña frontera con el único vecino terrestre que tiene el país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});