El Mundo

Hong Kong: policías evitan el bloqueo del aeropuerto

Miles de ciudadanos fallaron ayer en su intento de cerrar otra vez el aeropuerto de Hong Kong. Hubo heridos y detenidos por la policía.

Lunes 02 de Septiembre de 2019

Después de una jornada de represión que dejó heridos y detenidos, miles de manifestantes volvieron a salir ayer a las calles e intentaron, sin éxito, bloquear los accesos al aeropuerto internacional de Hong Kong para repetir el golpe de efecto de hace unas semanas, cuando forzaron la cancelación de más de mil vuelos.

No pudieron obligar al aeropuerto a cancelar los vuelos internacionales, pero sí crearon congestiones y demoras suficientes como para que muchos de ellos tuvieran que demorarse y la protesta se sintiera, una vez más, en los turistas y empresarios extranjeros. Bajo el lema "Atascados contigo", consiguieron que la empresa a cargo del subte que va al aeropuerto suspendiera el servicio. Esta decisión no sólo se debió a la protesta, sino también a la difusión nacional e internacional de la represión policial contra manifestantes en esa misma línea de transporte, que se publicó anteayer.

En las imágenes televisivas se ve cómo policías persiguen, arrinconan dentro de los vagones vacíos y parados a los manifestantes desarmados y luego los golpean con porras y les tiran gas pimienta con sprays.

Al menos 31 personas resultaron heridas y ayer ocho de ellas seguían internadas.

Fuentes del sistema de salud hongkonés dijeron a la agencia de noticias EFE que al menos cinco personas permanecen en estado grave tras la represión de anteayer.

La organización Amnistía Internacional denunció la represión como "ilegal" y acusó a las autoridades de no permitir el ingreso inmediato de personal médico para ayudar a los manifestantes. "Este tipo de tácticas policiales ilegales siguen inflamando la situación, más que distendiéndola", condenó el responsable de la organización humanitaria en Hong Kong, Man-kei Tam. La policía antidisturbios siguió ayer de cerca todos los intentos de los manifestantes de "atascar" los accesos al aeropuerto internacional, en un clima de extrema tensión.

Hacía mitad de la tarde, el grueso de los manifestantes acataron la orden de la policía y comenzaron a desconcentrarse.

Sin embargo, un grupo de cientos de personas continuó caminando y colmando los colectivos que llevan al aeropuerto -siempre seguidos de cerca por policías antidisturbios- con la intención de complicar la llegada a uno de los puntos centrales del transporte aéreo de Asia.

Contra la extradición

Estas protestas masivas en Hong Kong comenzaron en marzo pasado con el objetivo de rechazar el proyecto de ley de extradición presentado por el gobierno local en alianza con el gobierno chino y que, según especialistas, podría haber permitido que Beijing extraditara sin problemas a disidentes refugiados en la ex colonia británica.

La ola de protestas creció tanto y ganó tanta atención mundial que finalmente el gobierno local aceptó retirar el proyecto de ley y prometió no tratarlo. Pero ya el movimiento de protesta había ganado suficiente fuerza y los manifestantes ampliaron sus demandas: la eliminación para siempre del proyecto de ley, la renuncia del gobierno local y la apertura a una mayor democratización, al contrario de la transición emprendida para ser parte de la estructura política y legal china en 2047.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS