El Mundo

Honduras: Fidel Castro apoyó a Zelaya e instó a militares golpistas a renunciar

El ex presidente cubano Fidel Castro reiteró anoche su apoyo al destituido mandatario de Honduras Manuel Zelaya e instó a los militares golpistas a renunciar. “Con este alto mando golpista no se puede negociar, hay que exigirle la renuncia y que otros oficiales más jóvenes y no comprometidos con la oligarquía ocupen el mando militar, o no habrá jamás un gobierno 'del pueblo, por el pueblo y para el pueblo' en Honduras”, dijo Castro.

Lunes 29 de Junio de 2009

La Habana.- El ex presidente cubano Fidel Castro reiteró anoche su apoyo al destituido mandatario de Honduras Manuel Zelaya e instó a los militares golpistas a renunciar.

“Con este alto mando golpista no se puede negociar, hay que exigirle la renuncia y que otros oficiales más jóvenes y no comprometidos con la oligarquía ocupen el mando militar, o no habrá jamás un gobierno 'del pueblo, por el pueblo y para el pueblo' en Honduras”, dijo Castro.

El líder cubano opinó sobre la situación en Honduras en otra de sus “Reflexiones” publicadas en medios cubanos y recogidas por la agencia alemana DPA.

El ex jefe de Estado, de 82 años, estimó que “los golpistas, acorralados y aislados, no tienen salvación posible si se enfrenta con firmeza el problema”.

Castro hizo referencia a que hasta la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, “declaró ya en horas de la tarde que Zelaya es el único presidente de Honduras, y los golpistas hondureños ni siquiera respiran sin el apoyo de Estados Unidos”.

“En camisa de dormir hasta hace unas horas, Zelaya será reconocido por el mundo como el único presidente constitucional de Honduras”, afirmó el primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba en el texto difundido poco antes de la medianoche del domingo en la isla.

En otra “Reflexión” publicada el viernes, Castro se había solidarizado ya con Zelaya y había instado a Estados Unidos y a la Organización de Estados Americanos (OEA) a evitar un golpe de estado en Honduras. “Lo que allí ocurra será una prueba para la OEA y para la actual administración de Estados Unidos”, dijo entonces.

En su artículo de anoche, el líder revolucionario cubano criticó la actuación de la OEA en los días previos al golpe de estado: “La prehistórica institución interamericana se había reunido el otro día en Washington, y en una apagada y tibia resolución prometió realizar las gestiones pertinentes de inmediato para buscar una armonía entre las partes en pugna. Es decir, una negociación entre los golpistas y el presidente constitucional de Honduras”.

“El alto jefe militar, que seguía al mando de las Fuerzas Armadas hondureñas, hacía pronunciamientos públicos en discrepancia con las posiciones del presidente, mientras sólo de modo meramente formal reconocía su autoridad. No necesitaban los golpistas otra cosa de la OEA”, afirmó Castro.

En los últimos meses, Castro ha criticado con frecuencia en sus “Reflexiones” a la OEA, a la que considera un instrumento de Estados Unidos para influir sobre América Latina, así como “cómplice” de las agresiones de Washington contra Cuba.

A principios de junio, la Asamblea General de la OEA, celebrada en Honduras, decidió levantar la exclusión de Cuba de la organización, decretada en 1962. Sin embargo, el gobierno cubano se niega a regresar a la organización. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS