El Mundo

Histórico debate de a tres en España con un gran ausente: Mariano Rajoy

Elecciones españolas. El encuentro, organizado por el diario El País, no contó con el jefe de gobierno, quien marcha primero en los sondeos pero por escaso margen.

Martes 01 de Diciembre de 2015

El primer gran debate electoral entre los candidatos a gobernar España los próximos cuatro años se celebró anoche ante un atril vacío: el del jefe del gobierno Mariano Rajoy. El jefe del Ejecutivo, que aspira a ser reelegido el 20 de diciembre en los comicios más disputados en la historia de la democracia española, rechazó participar en el debate que organizó el diario El País y emitió en directo en su página web.

"Yo llego donde llego y no estoy solo haciendo campaña", argumentó Rajoy en la cadena Telecinco, que lo entrevistaba a la misma hora que sus rivales debatían. El socialista Pedro Sánchez (PSOE) y los líderes de los dos partidos emergentes que han revolucionado la política española, Albert Rivera, de Ciudadanos, y Pablo Iglesias, de Podemos, se enfrentaron durante dos horas en un debate que El País calificó de "histórico" por ser el primero en formato digital y apartarse de los cara a cara encorsetados y medidos entre dos contendientes. Este era el formato tradicional en el histórico bipartidismo de España que hasta hace poco dominaron PSOE y PP.

A cuatro días del arranque oficial de la campaña electoral, se vio ritmo, cruce de reproches y momentos de tensión, hasta el punto que Iglesias llamó a mantener el "buen tono" en varias ocasiones. Los tres candidatos, para quienes las del 20 de diciembre son las primeras elecciones como aspirantes a la jefatura del gobierno, debatieron sobre terrorismo islámico, política económica, Estado de Bienestar y política territorial.

Más de 100 personas siguieron en el estudio el debate, moderado por el periodista de El País Carlos de Vega; algunas preguntaron a los políticos, que se tutearon. Los tres son de la misma generación, con edades muy alejadas de los 60 años de Rajoy (Sánchez, con 43, es el mayor).

En los 20 días que restan para los comicios, los debates pueden ser decisivos. Las encuestas muestran una volatilidad alta del voto ante unas elecciones en las que, por primera vez, más de dos fuerzas políticas se disputan la mayor parte de la "torta" electoral española y tras las cuales serán necesarios los pactos, y entre partidos con niveles similares de votos y escaños. Algo habitual en otras democracias parlamentarias europeas, pero toda una novedad en España, donde si ha habido negociaciones de coalición siempre ha sido entre un poderoso partido ganador y otras formaciones menores, casi siempre regionales.

El Partido Popular (PP) de Rajoy encabeza hasta ahora los sondeos, seguido del PSOE de Sánchez a cierta distancia y después de Ciudadanos y, un escalón más abajo, por Podemos. Los márgenes, sin embargo, se han estrechado en las últimas encuestas: El País daba el domingo un "empate técnico" entre PP, PSOE y Ciudadanos, y el diario El Mundo situaba ayer al partido de Rivera detrás del de Rajoy y por delante de los socialistas de Sánchez. En lo que todos coinciden es en que Podemos ha perdido empuje y queda cuarto en todos los sondeos, algo que ha creado marcada desilusión en ciertos círculos.

El próximo lunes, a Sánchez, Rivera e Iglesias se unirá la vicepresidenta del gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, en un debate organizado por el grupo de medios Atresmedia. Rajoy acepta un debate sólo con Sánchez. Se hará el 14 de diciembre.

Ante la ausencia del jefe del gobierno y líder del PP, Sánchez se convirtió anoche en el objetivo principal de los otros políticos emergentes. El socialista, por azar, quedó situado en la misma posición en la que está ideológicamente: entre Rivera, a su derecha, e Iglesias, a su izquierda. Su estrategia fue identificar al líder de Ciudadanos con Rajoy y demostrar la radicalidad de Iglesias. Los dos emergentes, por su parte, compitieron entre sí por erigirse en abanderados de la nueva política.

Los lectores de El País dieron como ganador al líder de Podemos, con el 47,01 por ciento de los votos registrados en la web. Iglesias fue además protagonista del momento con más audiencia del debate. Segundo quedó Rivera, con el 28,9 por ciento. Esto tal vez ayude a Iglesias a remontar su lejano cuarto lugar en todos los sondeos conocidos durante este fin de semana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS