El Mundo

Histórica sentencia por corrupción contra el partido de Rajoy

Penas que suman 351 años para 29 empresarios y políticos del PP. La oposición agita el fantasma de una moción de censura contra el jefe de gobierno.

Viernes 25 de Mayo de 2018

El juicio central de la llamada trama "Gürtel", el mayor escándalo de corrupción en la historia reciente de España, acabó ayer con penas que suman 351 años de prisión para 29 empresarios y ex políticos del Partido Popular (PP), de Mariano Rajoy, que quedó así en medio de un huracán político y de imagen. La oposición agitó el fantasma de una nueva moción de censura contra el mandatario conservador o pidió abiertamente su renuncia, mientras que incluso sus aliados hablaron de "un antes y un después" tras la mediática sentencia y especularon con quitar su apoyo al gobierno. Rajoy, cauto, vio solo "casos aislados" de corrupción. La trama "Gürtel" gira en torno a irregularidades cometidas por una red liderada por el empresario Francisco Correa ("Gürtel" significa "correa" en alemán) que pagó al PP a cambio de recibir contratos públicos a dedo. Desde el inicio de la investigación en 2007 es uno de los grandes dolores de cabeza para el partido y para Rajoy.

En la principal de las diez piezas abiertas por el caso, la Audiencia Nacional en Madrid condenó ayer a 51 años y cuatro meses de prisión al Correa como líder de la red y a 33 años y cuatro meses y una multa de 44 millones de euros al ex tesorero del PP Luis Bárcenas por blanqueo. El propio PP, como persona jurídica, deberá pagar además 245.000 euros como partícipe a título lucrativo por beneficiarse de la trama en sus primeros años. El partido de Rajoy, que recurrirá la sentencia, se convierte así en el primero condenado por corrupción en España. El juicio central, abierto en octubre de 2016, cubrió la actividad de la trama de 1999 a 2005. Entre los 29 condenados de un total de 37 acusados están también la esposa de Bárcenas (15 años de cárcel) y la ex mujer de Correa (casi 15 años), mientras que la ex ministra Ana Mato deberá devolver 28.000 euros.

Rajoy restó ayer importancia a la proliferación de escándalos que sacuden su partido, los consideró casos aislados y se mostró incluso "animado y con ganas" de presentarse a una nueva reelección cuando acabe su mandato actual en 2020. El propio Rajoy fue uno de los 300 testigos y el primer presidente español que declararon durante el juicio. Entonces, dijo al tribunal que no estaba al tanto de las prácticas contables de su partido durante la época en la que estuvo en marcha la trama. Rajoy fue vicesecretario general y luego secretario general hasta 2004. La sentencia conocida ayer lo deja mal parado: ve poco verosímil su testimonio entonces y pone en cuestión la credibilidad del mandatario y otros testigos que negaron la existencia de una "caja B" en el partido, consistente en una estructura financiera y contable paralela a la oficial, existente al menos desde 1989, año de fundación del PP.

El desgaste institucional generó la reacción inmediata de la oposición. Pablo Iglesias, líder del partido izquierdista Podemos, vio gravísima la situación y consideró por eso "una cuestión de dignidad democrática presentar una moción de censura", un paso que ya dio el año pasado sin éxito. El partido liberal Ciudadanos, que apoya al gobierno en temas puntuales, avisó que se replanteará esa relación. "Hemos visto imputados, juicios orales y cargos en el banquillo, pero nunca en democracia se vio un gobierno condenado", dijo su líder, Albert Rivera. También los partidos catalanes que impulsaron el plan independentista en la región y abrieron una grave crisis institucional en España tacharon al PP de organización criminal y reclamaron que Rajoy "dimita".

Las condenas se conocen en un momento delicado para el PP, golpeado ya por un goteo constante de escándalos de corrupción. Esta misma semana fue arrestado Eduardo Zaplana, figura clave del partido durante años como regidor de la Comunidad Valenciana y luego ministro del Gobierno de José María Aznar.

Aún quedan otros seis juicios de la trama "Gürtel" que prometen seguir desgastando al partido justo en la recta final a las elecciones regionales del año que viene.

Caso Gürtel. El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, recibió una condena de más de 33 años por blanqueo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario