El Mundo

Hillary pide el fin del embargo a Cuba "de una vez por todas"

La aspirante presidencial demócrata retó a los republicanos a dejar atrás el aislacionismo intransingente hacia la isla comunista

Sábado 01 de Agosto de 2015

La precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton instó ayer al Congreso de Estados Unidos a poner fin al embargo económico de su país sobre Cuba y dijo que facilitaría los viajes de estadounidenses a la isla de gobierno comunista si es elegida presidenta. La favorita para obtener la candidatura demócrata dijo que una relación económica abierta sería más útil para llevar la "dignidad y la democracia'' a la isla que el aislacionismo intransigente que caracterizó a cinco décadas de gobiernos de ambos partidos, incluidos los dos períodos de su esposo.

Clinton, que fue secretaria de Estado durante parte del gobierno del presidente Barack Obama, aprovechó un discurso en Miami para diferenciarse de dos precandidatos republicanos a la presidencia en las elecciones de noviembre de 2016: el ex gobernador de Florida Jeb Bush y el senador Marco Rubio.

Bush y Rubio criticaron el restablecimiento de relaciones con Cuba debido al historial de derechos humanos cubano. Pero Clinton argumentó que la diplomacia y el involucramiento serían más eficaces para mejorar las condiciones en la isla. "El embargo cubano tiene que terminar de una vez por todas", dijo Clinton en una visita al sur de Florida, hogar de Bush y Rubio y de cerca del 80 por ciento de la población estadounidense de origen cubana.

Obama restableció formalmente este mes las relaciones con La Habana luego de 54 años de distanciamiento. Pero sólo el Congreso puede levantar el embargo económico, vigente plenamente desde 1962. No es probable, sin embargo, que los líderes republicanos lo hagan. "No podemos esperar más de una larga política fracasada que de sus frutos", dijo Clinton entre aplausos.

Al revés. Clinton acusó a los candidatos republicanos _sin nombrarlos_ de contemplar a Cuba y Latinoamérica a través del prisma de la Guerra Fría. "Entienden las cosas al revés: las relaciones no son un regalo a los Castro, son una amenaza para los Castro'', dijo Clinton. "Una embajada estadounidense en La Habana no es una concesión, es un faro. Levantar el embargo no es un revés para la libertad, es un avance para la libertad''. Su discurso es un signo de un cambio generacional en la política de Florida, un Estado fundamental en las elecciones presidenciales, donde los cubano-estadounidenses más jóvenes están menos aferrados al embargo que los viejos exiliados.

Bush calificó el discurso de su rival demócrata como "insultante" y consideró su posición como "un retroceso en la lucha por la democracia en Cuba". Rubio, cuyos padres emigraron a Estados Unidos desde Cuba en la década de 1950, fue igualmente desdeñoso. "Concesiones unilaterales a los Castro sólo fortalecerán a un régimen brutal antiestadounidense a 150 kilómetros de nuestras costas", dijo.

Obama flexibilizó muchas de las restricciones a los estadounidenses que viajan a Cuba. Pero Clinton dijo que ella haría más para liberar los viajes si es elegida presidente, aunque el embargo haya sido o no desmontado.

Extremistas judíos queman a un bebé palestino

Extremistas judíos prendieron fuego ayer a una casa palestina en la Cisjordania ocupada, matando a un bebé de 18 meses e hiriendo gravemente a sus padres y a un hermano, un acto que el premier de Israel calificó como terrorismo. La casa en Duma, un pequeño pueblo cerca de Nablús, fue atacada en la madrugada mientras la familia dormía. Las ventanas fueron destrozadas y se lanzaron bombas incendiarias al interior de la vivienda.

En la pared exterior había un rayado en hebreo que decía "venganza" bajo una estrella de David. Los padres del niño y su hermano de cuatro años fueron trasladados en helicóptero a hospitales israelíes y se encontraban en estado crítico.

Este fue el peor ataque de extremistas israelíes desde que un adolescente palestino murió quemado en Jerusalén hace más de un año, tras el secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes por milicianos palestinos en Cisjordania.

Israel aumentó la presencia de sus fuerzas en la zona para buscar a los sospechosos, descritos por un portavoz como "dos terroristas enmascarados", y evitar una escalada de violencia. El grupo islamista palestino Hamas clamó venganza.

Ibrahim Dawabsheh, un residente de Duma, dijo que escuchó a personas pidiendo ayuda desde la casa y corrió hacia ella. "Vi a dos hombres enmascarados fuera", dijo.

El ataque fue ampliamente condenado en Israel y en el mundo. El premier, Benjamin Netanyahu, dijo que estaba sorprendido y prometió que se emplearán "todos los medios" para llevar a los atacantes ante la Justicia. "Este es un ataque terrorista. Israel toma medidas firmes contra el terrorismo, no importa quiénes sean sus autores", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario