El Mundo

Hallan muerto en su casa de Londres a otro disidente ruso

Nikolai Glushkov huyó al Reino Unido tras ser acusado de fraude a Aeroflot. Era amigo del asesinado empresario Boris Berezkovsky

Miércoles 14 de Marzo de 2018

En un momento que las relaciones diplomáticas entre Rusia y Reino Unido están en crisis debido al envenenamiento del ex espía ruso Serguei Skripal y su hija, otro ciudadano exiliado ruso fue hallado muerto en su casa de Londres. Se trata del también exiliado ruso Nikolai Glushkov, un magnate y amigo del difunto oligarca ruso Boris Berezkovsky. El empresario de 68 años fue descubierto por su familia y amigos el lunes por la noche tras fallecer por causas que se desconocen, según informó el diario The Guardian.

En la década de 1990, Glushkov trabajó para la aerolínea estatal rusa Aeroflot y para la compañía de automóviles de Berezovsky LogoVAZ. En 1999, cuando el oligarca cayó en desgracia con las autoridades rusas y huyó al Reino Unido, Glushkov fue acusado de fraude y blanqueo de capitales, según el diario británico. El exiliado se refugió en Londres y en marzo del año pasado fue condenado en ausencia a ocho años de prisión por haber defraudado a Aeroflot cuando era su director financiero, según The Telegraph.

Berezovsky, muy crítico con el presidente ruso, Vladimir Putin, fue hallado ahorcado en su casa, a las afueras de Londres, en marzo de 2013. El oligarca, que era muy conocido en el Reino Unido, emigró a este país en 2000 a raíz de sus problemas con la Rusia de Putin y tuvo un enfrentamiento empresarial con el dueño del club inglés Chelsea, el también ruso Roman Abramóvich.

La muerte de Glushkov se produce en un momento de tensión entre Londres y Moscú por el envenenamiento el día 4 del espía doble ruso Sergei Skripal en suelo británico. El antiguo agente de la inteligencia militar rusa, captado por el MI6 británico en los años 90, y su hija, Yulia, fueron expuestos a un agente nervioso de naturaleza militar que les ha dejado en estado crítico.

Ultimátum

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, indicó que es "altamente probable" que el Kremlin esté detrás de ese ataque y ha avanzado que impondrá un amplio rango de medidas contra Rusia si confirma sus sospechas. El uso de la sustancia neurotóxica Novichok, desarrollada por la Unión Soviética, para envenenar al ex espía Sergei Skripal y a su hija, incrementa enormemente la posibilidad de que Rusia esté involucrada, afirmó el lunes la primera ministra británica. Sin embargo, Moscú volvió a rechazar estar involucrado en el envenenamiento y exigió ayer al Reino Unido que envíe muestras de la toxina nerviosa utilizada para envenenar a un ex espía doble ruso en la ciudad británica de Salisbury, en el sur de Inglaterra. El Ministerio de Exteriores ruso señaló en un comunicado que Rusia no responderá al ultimátum del Reino Unido hasta que no le envíe las muestras.

La embajada rusa en Londres insinuó que los servicios secretos británicos estaban detrás de una serie de muertes de exiliados rusos en el Reino Unido. En forma de tuit, la embajada vinculó la muerte de Berezovsky y el envenenamiento de Skripal, así como el asesinato en 2006 en este país del ex oficial del servicio secreto ruso Aleksandr Litvinenko, que fue envenenado con Polonio 210, y otro exiliado ruso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario