El Mundo

Graves incidentes en la frontera entre México y EEUU

Migrantes forzaron el paso en Tijuana y recibieron gases de los efectivos estadounidenses. La tensión no deja de crecer.

Lunes 26 de Noviembre de 2018

Migrantes centroamericanos forzaron ayer la frontera en la ciudad mexicana de Tijuana y pasaron a Estados Unidos. Este país reaccionó cerrando todos los pasos y sus uniformados dispararon gas lacrimógeno contra los migrantes que llegaban desde México. Es el primer incidente grave en la frontera, que ha estado acumulando tensión a ambos lados desde que comenzaron a llegar los integrantes de la caravana que partió desde Honduras en octubre pasado.

Agentes estadounidenses lanzaron el gas, según un reportero de Associated Press en el lugar. Hubo niños que gritaban y tosían en el caos que se desató. Ana Zúñiga, una migrante hondureña de 23 años, dijo que vio a los migrantes abrir un pequeño agujero en el alambre de púas del lado mexicano de un dique, ante lo cual los agentes arrojaron el gas. En otro punto, migrantes intentaron saltar la cerca fronteriza. Y en un punto cerca del cruce peatonal del puerto de San Ysidro, los migrantes simplemente presionaron contra una débil línea de policías mexicanos y cruzaron corriendo hacia el otro lado de la frontera a través del cauce seco de un río.

Helicópteros de la Patrulla Fronteriza estadounidense sobrevolaron la zona, mientras agentes vigilaban detrás de la cerca desde California. Los cruces peatonales en el puerto de San Ysidro fueron suspendidos, indicó la Patrulla Fronteriza en San Diego vía Twitter. Esta ciudad está del otro lado de la frontera frente a Tijuana. Todo el tránsito en ambos sentidos dejó de fluir.

Una segunda línea de policías antimotines estaba de guardia frente a un puesto fronterizo mexicano. Los agentes habían instalado paneles de acero frente al cruce Chaparral. La policía pidió a los migrantes que regresaran.

Más de 5.000 migrantes han estado acampando en el interior y en los alrededores de un complejo deportivo en Tijuana tras recorrer todo México en las últimas semanas como parte de la caravana. Muchos tienen la esperanza de solicitar asilo en Estados Unidos, pero los agentes en el puerto de San Ysidro están procesando menos de 100 peticiones diarias. Ireneo Mújica, que ha acompañado a los migrantes durante semanas como parte del grupo activista Pueblo Sin Fronteras, dijo que el objetivo de la marcha del domingo hacia la frontera con Estados Unidos era hacer que la difícil situación de los migrantes sea más visible para los gobiernos de México y Estados Unidos.

Tijuana, declaró la crisis humanitaria. El presidente Donald Trump expresó ayer en Twitter su rechazo a las caravanas. "Sería muy inteligente si México detuviera a las caravanas mucho antes de que lleguen a nuestra frontera sur, o si los países de donde provienen no les permitieran crearlas (es una forma de que saquen a ciertas personas de su país y las echen a Estados Unidos. Pero ya no)", escribió.México informó que ha enviado a 11.000 centroamericanos de vuelta a sus países de origen desde el 19 de octubre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});