El Mundo

Gran expectativa por el resultado del Supermartes

Las primarias demócratas celebradas ayer en 14 estados definirán gran parte del duelo entre Sanders y Biden y las chances de Bloomberg.

Miércoles 04 de Marzo de 2020

La vertiginosa lucha por la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos alcanzaba anoche un punto crítico mientras millones de votantes, de Maine a California, terminaban de acudir a las urnas en el llamado Supermartes.

   El senador Bernie Sanders, que ha movilizado a los progresistas y jóvenes, aspiró a distanciarse del resto de aspirantes, mientras que Joe Biden esperó aprovechar un momento de inercia y consolidarse como abanderado del ala moderada del partido.

   Las primarias en 14 estados fueron también la primera prueba para el multimillonario Mike Bloomberg tras su enorme inversión en propaganda. Bloomberg no se presentó en los cuatro primeros estados, apostando a que 500 millones de dólares en publicidad y campaña sobre el terreno lo situen entre los favoritos una vez conocidos los resultados en el día de hoy.

   El paisaje cambió mucho en los últimos tres días, tras una sólida victoria de Biden en Carolina del Sur que el exvicepresidente ha aprovechado para recabar apoyos en la estructura tradicional del partido. Amy Klobuchar y Pete Buttigieg pusieron fin a sus campañas de forma repentina y apoyaron a Biden. Otro antiguo competidor, el ex representante de Texas Beto O’Rourke, apoyó de forma pública a Biden, al igual que un gran número de alcaldes, legisladores y donantes.

   Durante un acto de campaña en Minnesota, Sanders intentó frenar la inercia de Biden con un mensaje de bienvenida para los seguidores de Klobuchar y Buttigieg.

   “A todos los millones de seguidores de Amy y Pete, la puerta está abierta. Pasad”, dijo Sanders. “Todos compartimos el entendimiento de que juntos vamos a derrotar a Donald Trump”.

   El panorama ha cambiado justo antes de un punto de inflexión en las accidentadas primarias demócratas, en las que el partido no ha logrado unificarse con un solo mensaje o mensajero en su urgente campaña por derrotar al presidente. Sin embargo, un proceso que llegó a ofrecer más de dos docenas de aspirantes se ha reducido a apenas cinco, y las opciones de los votantes quedan más claras.

   A un lado está Biden, un político de carrera de 77 años que aprovecha su nuevo impulso en una campaña que en ocasiones no ha logrado emocionar a los votantes con un mensaje que defiende una estrategia pragmática de gobierno y cambios modestos. En el otro extremo, Sanders, un socialista demócrata de 78 años que ha ganado o quedado segundo en cuatro primarias, y que cuenta con una enérgica coalición unida por su promesa de transformar los sistemas políticos y económicos del país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario