El Mundo

Gran Bretaña ingresa en el tramo final de la campaña electoral

El premier conservador David Cameron llega empatado en los sondeos con los laboristas. La novedad es el 3º puesto del antieuropeo UKIP

Lunes 04 de Mayo de 2015

La campaña electoral británica entró en la recta final y la tendencia es clara: los conservadores y los laboristas llegarán a las urnas el próximo jueves prácticamente empatados y el principal partido antieuropeísta y xenófobo se consagrará por primera vez como la tercera fuerza del país, según los sondeos publicados ayer.
  En el último fin de semana antes de los comicios que definirán la conformación del próximo Parlamento y, en consecuencia, del próximo gobierno del Reino Unido, una encuesta de la firma ComRes para los diarios The Independent y Sunday Mirror reiteró que las dos principales fuerzas del país, el oficialismo conservador y la oposición laborista, tienen una intención de voto del 33%. El eurofíbico ya antiinmigración Partido de Independencia del Reino Unido, conocido por sus siglas en inglés, UKIP, está consolidado en un tercer lugar con un 13%. Muy por encima del Partido Liberal-Demócrata, actual socio de los conservadores en el gobierno, que suma solo un 8%, y de los Verdes, que obtienen un 7%. Históricamente, los liberal-demócratas eran el tercer partido en el sistema político británico.
   Por otra parte, la consultora Opinium dio una mínima ventaja al actual primer ministro conservador, David Cameron, del 35% sobre el 34% que obtendría el líder del Laborismo, Ed Miliband, según publicó el diario The Observer. Este sondeo también otorga una intención de voto del 13% al UKIP, un 8% a los liberal-demócratas y un 5% a los verdes. Otras dos encuestas fueron publicadas en las ediciones dominicales de los principales medios británicos y, aunque difieren en uno o dos porcentuales, la tendencia a cuatro días de las elecciones parece clara.
  Estas cifras generan un clima de incertidumbre y un frenesí en los últimos días de campaña, que a su vez consolidan la certeza de que ninguno de los partidos principales obtendrá la mayoría absoluta entre los 650 escaños de la Cámara de los Comunes.
  El próximo gobierno no se decidirá el jueves cuando se conozcan los resultados electorales, sino en los días siguientes, cuando los líderes de cada fuerza empiecen a negociar alianzas. Es una práctica común a todas las democracias parlamentarias. Algo idéntico sucedió en la elección general anterior, en 2010, cuando Cameron obtuvo un 36% de los votos y para convertirse en primer ministro tuvo que forjar una alianza con los Liberal-Demócratas, quienes habían conseguido la tercera minoría con un 23% de los votos.
  El resultado fue el actual gobierno de coalición, el que nunca se puso de acuerdo en cuestiones centrales como los límites que tienen que tener las agencias de espionaje, especialmente después del escándalo que provocó la revelación de los programas secretos de Estados Unidos por parte del ex espía Edward Snowden. Cameron tampoco puedo lograr consenso dentro de su gobierno de coalición para reformar la composición de la Cámara de los Lores, o modificar la relación del Reino Unido con el resto de Europa, especialmente con la Unión Europea (UE). En este punto, Cameron ayer recordó que de ganar llamará a un referendo sobre la pertenencia de Reino Unido a la UE. Los liberal-demócratas son contrarios a esta iniciativa.
  Cameron hace campaña con la mejora de la economía durante su mandato. Pero su rival, el laborista Ed Miliband, hace hincapié en que las mejoras “macro” no se trasladaron a lo “micro”, es decir, a la vida cotidiana de los británicos. El eje de la campaña laborista es mostrar que los británicos viven “peor” que hace cinco años porque se eliminaron beneficios como la ayuda para alquilar o para personas con discapacidad, y que la creación de puestos de trabajo se realizó en base a flexibilización laboral.
  La pérdida de apoyo de los conservadores se tradujo en el crecimiento del UKIP, liderado por el histriónico Nigel Farage. Este promete “romper” con la UE, frenar la inmigración y eliminar la ayuda a los países islámicos. Farage anunció ayer que si consigue entrar al Parlamento renunciará “en un plazo de 10 minutos”.El líder del UKIP, que se presenta por la circunscripción de South Thanet, está empatado con los candidatos conservador y laborista, con una intención de voto del 30 % cada uno. En Reino Unido se vota con el sistema de colegio electoral uninominal, en el que cada distrito elige a un diputado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS