El Mundo

Gran Bretaña aumenta las restricciones por la segunda ola de Covid

El país registró 12.872 nuevos casos este domingo. Boris Johnson anunciará las medidas ante el Parlamento

Domingo 11 de Octubre de 2020

Gran Bretaña se preparaba para una nueva serie de restricciones ante el avance de la segunda ola de Covid-19. Las autoridades británicas informaron este domingo de 12.872 nuevos positivos por coronavirus, una cifra inferior a los 15.166 nuevos casos del sábado, pero igualmente muy alta. Mientras, la cifra de muertes diaria se situó en 65 este domingo y 81 el sábado. Una alta autoridad médica nacional afirmó que Gran Bretaña está ante un cuadro "similar al que teníamos en marzo", en lo peor de la pandemia, pero "podemos evitar que la historia se repita si actuamos ahora". Ante este panorama, el gobierno del primer ministro Boris Johnson prepara un nuevo conjunto de restricciones en tres fases, que se presentará este lunes.

En total, Reino Unido suma 42.825 decesos y 603.716 casos confirmados desde el inicio de la pandemia. El total de muertes que mencionan el Covid-19 en los certificados de defunción se eleva a 57.347, unos 15 mil más que los casos oficialmente reconocidos. Además, hay 3.837 personas hospitalizadas, de las cuales 442 están en cuidados intensivos conectadas a un respirador, según cifras oficiales.

El Gobierno de Boris Johnson lanzará un nuevo sistema de restricciones de tres fases que será presentado al Parlamento. El nuevo método prevé imponer restricciones a distintas regiones. Se conjetura que las áreas sometidas a las más estrictas restricciones prohibirán toda convivencia con vecinos o familiares que vivan en otras casas, tanto en interiores como en exteriores.

Mientras, cinco diputados de Mánchester han pedido al Gobierno que no cierre los pubs y restaurantes por el “impacto devastador que tendría en el empleo, la vida diaria y los negocios”. Además provocaría que hubiera reuniones ilegales, adujeron los diputados.

En este contexto de alarma, millones de personas en el norte de Inglaterra esperaban ansiosamente saber cuánto más se endurecerán las restricciones para frenar la segunda ola de coronavirus, luego de que uno de los principales asesores médicos del gobierno británico advirtió que el país se encuentra en una "coyuntura crucial". El subdirector médico nacional, profesor Jonathan Van-Tam, afirmó que el Reino Unido se encuentra en un "momento crítico similar al que estábamos en marzo'', tras un fuerte aumento en los nuevos casos de Covid-19. "Pero podemos evitar que la historia se repita si todos actuamos ahora'', agregó. "Ahora sabemos dónde está y cómo abordarlo; aprovechemos esta oportunidad y evitemos que la historia se repita'', agregó.

En toda Europa, incluido el Reino Unido, ha habido enormes aumentos en los casos de coronavirus en las últimas semanas después de la reapertura de grandes sectores de la economía, así como de las escuelas. Las infecciones y muertes en el Reino Unido están aumentando al ritmo más rápido en meses.

Existe el temor de que, si no se toman medidas rápidamente, los hospitales británicos se verán abrumados en las próximas semanas en una época del año en la que ya están más ocupados con patologías propias del invierno, como la gripe. Hasta ahora, el Reino Unido ha experimentado el brote de coronavirus más mortífero de Europa, con los citados 42.750 muertos oficiales. Reino Unido tiene 67 millones de habitantes.

Aunque las nuevas infecciones están aumentando en toda Inglaterra, ciudades del norte como Liverpool, Manchester y Newcastle han experimentado un incremento desproporcionado. Si bien algunas áreas rurales en el este de Inglaterra tienen menos de 20 casos por cada 100.000 habitantes, las principales áreas metropolitanas como Manchester registran niveles por encima de 500 por cada 100.000, casi tan malos como Madrid o Bruselas.

Alemania

En Alemania, si bien con un nivel de gravedad mucho menor al de Gran Bretaña, también se registra un alza de casos de Covid-19. Seis ciudades alemanas, entre ellas la capital, Berlín, han sido declaradas ya como zonas de riesgo por superar la marca de 50 nuevos casos cada 100.000 habitantes en siete días.

Colonia y Stuttgart han sido las últimas en sumarse este fin de semana a un grupo que, junto a Berlín, conforman Fráncfort, Bremen y Essen, mientras el país ha registrado este domingo 3.483 nuevas infecciones de coronavirus en las últimas 24 horas, según informó hoy el Instituto Robert Koch (RKI). Alemania tiene 83 millones de habitantes.

De miércoles a jueves el número de casos aumentó considerablemente de 2.828 a 4.058, de jueves a viernes el número alcanzó los 4.516, mientras que el sábado por la mañana se contabilizaron 4.721 nuevos casos.

El viernes, la canciller Angela Merkel analizó la situación con los alcaldes de las once ciudades más grandes de Alemania. El catálogo de medidas acordado prevé, entre otras cosas, el despliegue de expertos federales y de las Fuerzas Armadas alemanas si se supera el umbral de 35 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en siete días. Asimismo se acordó que a partir de 50 infecciones por cada 100.000 habitantes se impondrán nuevas restricciones. Como podrá observarse este nivel de infecciones es una diez veces menor al registrado en los focos más alarmantes de Europa, como Madrid o Manchester.

Varios primeros ministros regionales urgieron a los ciudadanos a estar alerta y cumplir las reglas de higiene. "Se está convirtiendo lentamente en algo peligroso", dijo el jefe de Gobierno de Baviera, Markus Söder. "Espero que los ciudadanos dejen de hacer todo lo que todavía se les permite hacer por sentido de la responsabilidad", dijo por su parte el primer ministro de Baden-Wurtemberg, Winfried Kretschmann.

La ciudad de Stuttgart está movilizando a toda su administración para buscar "personas de contacto" de casos positivos al test. También solicitó ayuda de las Fuerzas Armadas Alemanas, comunicó Stefan Ehehalt, jefe de la Oficina de Salud de Stuttgart. "Las cifras están aumentando a un ritmo alarmante, tanto que la Oficina de Salud ya no puede garantizar el seguimiento de las personas de contacto, que es tan importante para el control de la pandemia”, explicó Ehehalt.

En Colonia se ha informado que la incidencia de siete días había trepado al 54,8 casos por cada 100 mil habitantes. En esta ciudad rigen desde el sábado restricciones, como la prohibición del consumo de alcohol en calles y plazas después de las 22 horas. Además, solo hasta cinco personas de diferentes hogares pueden reunirse en público. En las zonas peatonales es obligatorio el uso de barbijos.

En Berlín se registraron 58,2 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, según autoridades de la ciudad-estado. La capital alemana se saltó el jueves por primera vez el valor crítico. Desde el sábado deben permanecer cerrados de 23 a 6 horas los restaurantes, bares, pubs y la mayoría de los comercios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario