El Mundo

Gracias a Francia, Brasil será la mayor fuerza militar de la región

Brasil tendrá hacia 2020 las más poderosas fuerzas navales y aéreas de América latina, gracias a los acuerdos de defensa y transferencia de tecnología militar firmados con Francia por un valor de 12 mil millones de dólares. Ayer el presidente Nicolas Sarkozy visitó el país sudamericano para terminar de sellar este acuerdo estratégico. Antes de 2020 Brasil tendrá navegando al único submarino nuclear de la región, de tecnología francesa pero construido en Río de Janeiro. Y otro ya estará en construcción.

Martes 08 de Septiembre de 2009

Brasil tendrá hacia 2020 las más poderosas fuerzas navales y aéreas de América latina, gracias a los acuerdos de defensa y transferencia de tecnología militar firmados con Francia por un valor de 12 mil millones de dólares. Ayer el presidente Nicolas Sarkozy visitó el país sudamericano para terminar de sellar este acuerdo estratégico. Antes de 2020 Brasil tendrá navegando al único submarino nuclear de la región, de tecnología francesa pero construido en Río de Janeiro. Y otro ya estará en construcción.

Brasil ostentará de esta forma unas fuerzas armadas acordes con su nuevo rol de gran potencia regional con proyección mundial. Al mismo tiempo, tendrá las herramientas militares para proteger sus mayores riquezas naturales: las enormes existencias de petróleo descubiertas frente a sus costas y la Amazonia.

Sí anticipado. Si bien el acuerdo global de defensa fue firmado en diciembre pasado, ayer se terminó de darle cierre, formal y simbólico, con Sarkozy como invitado de honor al desfile por el día de la independencia de Brasil. Además, la declaración conjunta que firmaron ambos presidentes confirmó que Brasil comprará el costoso y avanzado caza galo Rafale, formalmente aún en competencia con sus concurrentes estadounidenses y suecos. La fuerza aérea brasileña, hoy dotada con viejos cazas estadounidenses de los años 60, y Mirage comprados de segunda mano a Francia, recibirá 36 Rafale. Sólo seis aviones serán totalmente fabricados en Francia. Luego el ensamblaje será gradualmente transferido a Brasil. Francia, a su vez, comprará 10 aviones de carga militar a la brasileña Embraer.

Más armas. Francia también proveerá a Brasil cuatro avanzados submarinos Scorpene y un submarino a propulsión nuclear, que sin embargo se construirá en gran parte en astilleros brasileños. Además, venderá a Brasil 51 helicópteros militares Cougar, una nave considerada aún más avanzada que el Black Hawk estadounidense. Los Cougar se construirán íntegramente en Brasil.

En todos los casos existen cláusulas de transferencia de tecnología francesa. Los brasileños ya poseen una industria bélica de relieve, pero aspiran a subir varios escalones en el exclusivo club de países productores de armas.

Ayer en Brasilia, Sarkozy y Lula presidieron un desfile de casi dos horas en el que pasaron tanques, soldados, músicos, estudiantes y atletas junto con una presentación de la patrulla acrobática de la fuerza aérea francesa. "Esta no es una simple asociación comercial. Queremos pensar juntos, crear juntos, construir juntos y, si fuera posible, vender juntos", dijo el presidente de Brasil. Sarkozy coincidió: "Queremos construir aviones en conjunto, vender aviones en conjunto". La alianza franco-brasileña va más allá: Sarkozy dio su apoyo explícito a las ambiciones brasileñas de ocupar un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU y en el G-8.

El diario O Estado de Sao Paulo destacaba ayer que con el programa "hacia 2020 Brasil tendrá la mayor y más poderosa fuerza naval de América latina, equipada con submarinos, fragatas y corbetas, con un número estimado en 35 unidades. La expectativa es que en diez años el primer submarino de propulsión nuclear, de 100 metros de largo y 6 mil toneladas, esté listo, y también definido el cronograma de una segunda unidad" nuclear.

Escalada regional. La masiva adquisición brasileña se suma a una tendencia regional, en la que destacan además Venezuela y Chile. Bajo Chávez, Venezuela se ha enfrentado con Colombia, lo que ha dado pie al líder venezolano para las adquisiciones de armas rusas. Entre estas destacan los cazabombarderos Sukhoi 27, que no tienen un adversario en la región, al menos hasta que lleguen los Rafale a Brasil.

En el Cono Sur. En el Cono Sur, Chile en los últimos años ha comprado mucho material europeo y estadounidense, usado pero de primer orden. Es el caso de los tanques germanos Leopard II, sin adversarios en la región, y 26 cazas F-16 de segunda mano, a los que se les hicieron importantes modernizaciones. Asimismo, Chile compró 10 F-16 nuevos al fabricante estadounidense. También adquirió dos submarinos Scorpene, el mismo modelo que ahora compra Brasil. Chile otorga el 10% de las exportaciones de cobre a las FFAA para comprar armas.

Argentina, en agudo contraste con sus vecinos, es el país sudamericano que menores inversiones ha hecho en defensa en los últimos años. Sus cazas en servicio son viejos Mirage de inicios de los años 70, superdos tecnológicamente. También posee aviones A-4 modernizados, pero son de ataque y sólo secundariamente cumplen rol de caza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario