El Mundo

Furioso por los despidos en GM, Trump amenaza con quitarle los subsidios

El gigante automotriz de EEUU cerrará cinco plantas de producción y ensamblaje y eliminará 15.000 empleos. Planea ahorrar u$s6.000 millones.

Miércoles 28 de Noviembre de 2018

El presidente Donald Trump expresó ayer que estaba "muy decepcionado" de que General Motors esté por cerrar fábricas en Estados Unidos y advirtió que la Casa Blanca está "estudiando ahora la posibilidad de recortar todos los subsidios" a la emblemática automotriz, incluso para su programa de vehículos eléctricos. Trump desató su molestia en Twitter un día después de que GM anunció que cerraría cinco plantas y que eliminaría más de 14.000 puestos de trabajo en Norteamérica, y que muchos de los recortes de empleos se producirían en la región del centro norte de Estados Unidos, donde el presidente prometió un resurgimiento de la industria manufacturera. Trump escribió que estaba "muy decepcionado con General Motors y su CEO, Mary Barra, por cerrar plantas en Ohio, Michigan y Maryland. No hay ningún cierre en México y China". Refiriéndose al rescate federal de la industria automotriz en 2008, Trump prosiguió airadamente diciendo que "Estados Unidos salvó a General Motors, y éste es el gracias que recibimos. Ahora estamos contemplando la posibilidad de recortar todos los subsidios a GM, incluso para los automóviles eléctricos. General Motors hizo una gran apuesta en China hace años cuando construyó plantas allí (y en México) — no creo que esa apuesta rinda frutos. Estoy aquí para proteger a los trabajadores de Estados Unidos".

GM anunció el lunes que recortará 15 por ciento de su fuerza de trabajo como parte de una gran reestructuración para ahorrar 6.000 millones de dólares con el fin de adaptarse a las "condiciones cambiantes del mercado". El plan de la automotriz número uno de Estados Unidos incluye el cierre de tres plantas de ensamblaje en Norteamérica en 2019, además del cese de actividades en otras plantas de producción, con el objetivo de "priorizar futuras inversiones" para su próxima generación de vehículos eléctricos. Se trata de las plantas de Lordstown en Ohio; Hamtramck en Michigan (cerca a Detroit) y Oshawa en Ontario (Canadá). La empresa también planea cerrar otras dos en otros países que no fueron identificados en el comunicado, y paralizará las operaciones en dos plantas de producción de motores en Estados Unidos.

Además, dejará de producir varios de los modelos que se ensamblan en esas plantas, los que incluyen el Cadillac CT6, el Buick LaCrosse y el Chevrolet Cruze. Este último modelo se fabrica también en la Argentina, donde aseguraron que continuará la producción. El gigante automotriz estadounidense no precisó cuántos empleados perderán sus puestos de trabajo, aunque medios locales mencionaron que la cifra estimada era de 15 mil personas. La automotriz indicó que los cierres son parte de la aceleración de su "transformación para el futuro" y la "reorganización" de su plantilla global para "alinear su capacidad de fabricación".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});