El Mundo

Fuga de presos del cártel más peligroso de Brasil de una cárcel de Paraguay

Son un centenar los que escaparon por un túnel. Pertenecen al Primer Comando Capital. Se detuvo a todo el personal de la prisión.

Lunes 20 de Enero de 2020

Un centenar de presos paraguayos y brasileños, pertenecientes al mayor cártel de drogas y armas de Brasil, se fugaron de una cárcel de la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, en la frontera con Brasil. Las autoridades ordenaron el arresto inmediato de 28 guardias de la penitenciaría e iniciaron una investigación. Los detenidos se fugaron por un túnel y se supone que pasaron fácilmente al vecino Brasil. Pertenecen al cártel Primer Comando Capital (PCC), tal vez la mayor organización narcocriminal de Brasil. Además de narcóticos, trafican armas de guerra y mercaderías robadas de alto valor y combustibles.

"El escape se produjo la madrugada del domingo por un túnel construido" por los presos, informó la comisaria Elena Andrada, portavoz de la Policía. "Nuestros mejores hombres se trasladaron a la frontera para tentar la recaptura de los reclusos", agregó.

Cinco camionetas en las que se fugaron los reclusos fueron encontradas incendiadas en Ponta Porá, en el lado brasileño de la frontera, reportó la portavoz paraguaya. Pedro Juan Caballero, ciudad situada a unos 500 km al noreste de Asunción, está separada de la fronteriza Ponta Porá por una avenida limítrofe.

Entre los reclusos fugados se encuentran criminales que participaron en una masacre entre pandillas en la cárcel de San Pedro el 16 de junio del año pasado, donde murieron decapitados 10 presidiarios. "Este es un trabajo de varias semanas. Es evidente que el personal sabía y no hizo nada", dijo la ministra de Justicia, Cecilia Pérez.

La ministra anunció la destitución del jefe del penal y el arresto de decenas de guardias penitenciarios. "Hay una fuerte sospecha de que los funcionarios están involucrados en el esquema de corrupción", apuntó la ministra, que señaló que los fugados, 92 contabilizados hasta el momento, "son de alta peligrosidad". "Hicieron un túnel como vemos en las películas, con iluminación interna, que comenzó en uno de los sanitarios internos" del presidio, detalló la comisaria Andrada. "Sólo hay 25 metros entre el túnel y la garita de guardia más cercana", manifestó. "Solo una persona no logró escapar", agregó. Centenares de bolsas de tierra fueron localizadas por los uniformados en el primer registro del lugar.

La fiscal Reinalda Palacios manifestó que todos los guardiacárceles que estaban de turno durante la fuga masiva están "demorados", eufemismo por detenidos. "Unos 28 guardiacárceles al igual que los directores y jefes de la penitenciaría están demorados, todos serán investigados y existe la posibilidad de que se amplíe el número", indicó la funcionaria. Fueron trasladados hasta la sede de Investigaciones para tomarles declaración. Además del director de la cárcel Christian González, el jefe de seguridad y los jefes de guardia, ya fueron destituidos y están también demorados. La fiscal Palacios no descarta la posibilidad de que más personas estén involucrados en la fuga masiva.

"Es categórico que hubo corrupción; nosotros hicimos una denuncia pública de que se ofrecían 80.000 dólares" para permitir la fuga y "sabemos ahora que este dinero tuvo que haber circulado", dijo la ministra Cecilia Pérez a la radio ABC Cardinal. La Policía Nacional comenzó esta mañana un operativo de búsqueda y Brasil ofreció ayuda. "Estamos a disposición también para ayudar a Paraguay en la captura de esos criminales; Paraguay viene siendo un gran socio en la lucha contra el crimen", afirmó el ministro de Justicia brasileño, Sergio Moro, en Twitter. Moro aseguró que Brasil reforzó la seguridad en las zonas fronterizas con Paraguay, con el fin de evitar que los fugitivos regresen al país. Pero "si vuelven a Brasil, ganan un billete solo de ida a un presidio federal", les advirtió.

Fundado en 1993 durante una rebelión en una cárcel de San Pablo, en los últimos años el PCC expandió su actividad al tráfico de drogas y armas, especialmente en las regiones fronterizas, y también al robo de cargas y el contrabando de combustible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario