El Mundo

Fuerte demostración de la oposición española por elecciones anticipadas

El PP, Ciudadanos y Vox organizaron una masiva manifestación en Madrid con el reclamo de ir a las urnas y perseguir a los separatistas catalanes.

Lunes 11 de Febrero de 2019

Decenas de miles de españoles se concentraron en el centro de Madrid convocados por la oposición para exigir elecciones anticipadas al premier español, el socialista Pedro Sánchez, al que acusan de haber pactado con los separatistas a cambio de tener los votos para formarn gobierno. Esta semana se juega el futuro de Sánchez, dado que el miércoles el Congreso debatirá el presupuesto, viga portante de su endeble gobierno. Si no pasa, en el entorno del jefe socialista tienen asumida la necesidad de convocar a elecciones anticipadas para mayor venidero.

Con banderas españolas y al grito de "Viva España", los manifestantes —45.000 según la Policía Nacional y 200.000 según los organizadores— llenaron de un extremo al otro a la madrileña Plaza Colón y sus arterias vecinas, convirtiendo a la protesta en un acto de corte nacionalista. Pero el leit motiv ha sido terminar con el discutivo Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En la manifestación, que llevaba por lema "Por una España Unida, Elecciones ya!", participaron los líderes del Partido Popular (PP), Pablo Casado, el principal de España; del liberal Ciudadanos, Albert Rivera, y del partido de derecha Vox, Santiago Abascal. Los dirigentes se fotografiaron juntos por primera vez, toda una señal a futuro.

El frente de centroderecha contra Sánchez se activó en respuesta a la iniciativa del gobernante de aceptar un "relator" en una mesa de diálogo entre los separatistas de Cataluña para abordar el "conflicto territorial" en esa región española. A cambio de ese gesto, Sánchez buscaba que los partidos secesionistas levanten su veto al presupuesto, ya que de concretarse su rechazo en la votación del próximo miércoles en el Congreso, el gobierno socialista quedará en minoría y España, a las puertas de unas elecciones anticipadas.

Sánchez terminó finalmene por dar por roto su diálogo con los secesionistas, quienes le exigían un "mediador internacional" de jerarquía. Como es obvio, la propuesta del jefe del gobierno indignó a la oposición, que lo acusó de haber "traicionado y humillado" a España.

En España "no cabe más rendición socialista ni más chantaje independentista; el tiempo de Pedro Sánchez se ha acabado. En 100 días tenemos tres elecciones en las que podemos pasar de estas plazas a las urnas", subrayó Casado, antes de la lectura del manifiesto de la marcha, que fue consensuado entre los tres partidos. Se refería a las elecciones locales y europeas de mayo,cuando podrían sumarse unas elecciones generales.

"El clamor hoy es que queremos votar. Sánchez nos engañó, dijo que iba a haber elecciones y no las hay. Hoy Sánchez nos va a escuchar" afirmó, por su parte, Albert Rivera, el joven líder de la formación liberal Ciudadanos, y quien consideró que la manifestación fue un punto de inflexión. A su turno, Abascal también abogó por unas elecciones inmediatas, aunque aprovechó para exponer su fórmula para acabar con los reclamos independentistas: "suspender la autonomía de Cataluña" y "desarticular las bandas violentas" que habría en Cataluña.

"Hay que sofocar el golpe hasta las últimas consecuencias con las detenciones de sus responsables y conspiradores, la presidencia de la Generalitat", sostuvo el líder de Vox en referencia al gobierno catalán del radicalizado Quim Torra.

Para dar mayor protagonismo a la sociedad civil, el PP, Ciudadanos y Vox acordaron que fueran tres periodistas los que leyeran el manifiesto que fundamentalmente rechaza una negociación con los separatistas de Cataluña. "Compartimos el hartazgo de la inmensa mayoría de los españoles ante la deriva suicida del gobierno de Pedro Sánchez. Hoy estamos aquí reunidos para decirle al gobierno de España que no estamos dispuestos a tolerar más traiciones ni concesiones frente a aquellos que quieren destruir nuestra patria", sostuvo el manifiesto.

Pedro Sánchez se refirió a la concentración desde la ciudad de Santander, donde aseguró que "el gobierno de España trabaja por unir a los españoles y no dividirlos como hacen las derechas hoy en Colon".

"Superdomingo" en mayo

El diario El País, cercano al socialismo y muy crítico de la oposición conservadora, reveló en su edición de domingo que en el grupo de Sánchez no descartan en absoluto llamar a elecciones anticipadas, cuando meses atrás habían proclamado lo contrario, es decir, agotar la Legislatura. "¿Y ahora qué? Se preguntan todos en el gobierno y el PSOE" narra el diario. Sánchez mantiene un hermetismo total sobre el día siguiente al miércoles, cuando se vota el presupuesto."Quiere dar la batalla hasta el final porque aún confía en que a los independentistas les entre el vértigo de verse votando con la derecha para tumbar unas cuentas muy positivas para Cataluña", arriesga El País. Pero dirigentes cercanos al gobernante coinciden en que la opción del "superdomingo" el 26 de mayo —con elecciones generales, autonómicas, municipales y europeas juntas— es la más fuerte ahora. Aunque solo Sánchez decide, admite El País. El fracaso de la negociación con los independentistas, si se confirma el miércoles en la votación de los Presupuestos, empujaría así a Sánchez hacia la idea que más gusta a su entorno y menos a los barones socialistas, que quieren ir solos en sus elecciones.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});