El Mundo

Francia: islamista decapitó a un profesor por debatir en clases las caricaturas de Mahoma

El terrible crimen ocurrió en un barrio de la periferia de París. El docente de historia había planteado el tema a sus alumnos y había recibido amenazas de muerte y denuncias

Viernes 16 de Octubre de 2020

El radicalismo islámico volvió a bañar de sangre a los suburbios de París. Un profesor de geografía e historia fue decapitado cerca de su colegio al oeste de la capital francesa, víctima de joven que quiso "vengar" unas clases relacionadas con la libertad de expresión y las caricaturas de Mahoma publicadas por el semanario Charlie Hebdo.a

El autor del horrendo asesinato habría publicado la noticia al grito de "Alá es grande" en una cuenta de Twitter, que habría sido suprimida de inmediato, según medios de extrema derecha francesa.

El presidente francés Emmanuel Macron condenó lo que describió como un "ataque terrorista islámico'' y exhortó a la nación a mantenerse unida frente al extremismo. Francia sufre desde hace años brutales atentados terroristas de origen islamista. Cientos de franceses han sido asesinados por fanáticos musulmanes, ligados al Isis, a Al Qaeda u a otras formaciones terroristas. Los radicales hallan terreno fértil en la enorme comunidad musulmana francesa, de más de 5 millones de personas, y en la postergación laboral y social que sufren muchos de sus integrantes.

El docente asesinado había abierto un debate con sus alumnos sobre las caricaturas de Mahoma publicadas por la revista Charlie Hebdo,que fue arrasada en 2015 por terroristas islámicos, que se vengaron así por la publicación de caricaturas de Mahoma, para ellos un delito que sólo puede pagarse con la muerte. Ayer, la policía abatió al asesino atacante después de la decapitación. El fiscal antiterrorista de Francia abrió una investigación de homicidio con móvil terrorista.

Macron visitó la escuela donde el profesor trabajaba, en la localidad de la periferia parisina de Conflans-Saint-Honorine, y se reunió con el personal después del tremendo asesinato, que conmocionó a todo el país. Al menos tres ambulancias y policías fuertemente armados rodeaban la zona, al igual que camionetas policiales en las calles circundantes. "Uno de nuestros compatriotas fue asesinado hoy porque enseñaba la libertad de expresión, la libertad de creer o no creer'', afirmó Macron. El presidente galo es un defensor del Estado laico, un valor fundante de la República de Francia, pero despreciado por los radicales islámicos, que prometen imponer el Islam como única religión y someter a Francia a la ley penal medieval islámica, la Sharia, que se aplica en muchas naciones musulmanas. Cientos de mezquitas con predicadores formados en escuelas ultraortodoxas y centros culturales islámicos, muchos clandestinos, son las usinas que difunden entre los jóvenes de las periferias una doctrina extremista y de odio. La comunidad judía francesa es una de las víctimas predilectas de los radicales islamistas y ha sufrido tantas agresiones que el número de judíos en Francia cae todos los años. Prefieren radicarse en Israel, donde se sienten mucho más seguros.

Señaló Macron que el ataque no debe dividir a Francia, pues eso es lo que los extremistas desean. "Debemos mantenernos unidos todos como ciudadanos'', agregó.

Un funcionario policial dijo que el asesino abatido portaba un cuchillo y una pistola neumática que dispara perdigones de plástico. Fue abatido a tiros a unos 600 metros de donde asesinó al docente, porque ignoró la orden de tirar sus armas y actuaba en forma amenazante.

Hace unos 10 días, el docente había recibido amenazas de muerte después de abrir una discusión o debate con sus alumnos sobre las caricaturas de Mahoma. El padre de un alumno había presentado una queja. El asesino no tenía hijos en la escuela.

La identidad del sospechoso no fue divulgada. La prensa francesa informó que era un checheno de 18 años nacido en Moscú. También se habló de un paquistaní.

"No vimos venir esto'', dijo Remi Tell, habitante de Conflans. Dijo que la localidad es pacífica. Fue el segundo ataque sangriento relacionado con terrorismo islámico desde el inicio de un juicio en curso sobre la masacre perpetrada en enero de 2015 en la sede del semanario Charlie Hebdo tras la publicación de las caricaturas de Mahoma.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS