El Mundo

Ford cerrará tres fábricas en Europa: 6.200 empleos menos

Colonia (Alemania). —La automotriz estadounidense Ford cerrará tres plantas en Europa, con lo cual suprimirá 6.200 empleos, en el marco de su plan de reestructuración en el Viejo...

Viernes 26 de Octubre de 2012

Colonia (Alemania). — La automotriz estadounidense Ford cerrará tres plantas en Europa, con lo cual suprimirá 6.200 empleos, en el marco de su plan de reestructuración en el Viejo Continente. Los cierres serán en Southampton y Dagenham, en Reino Unido, y Genk, Bélgica, donde la automotriz tiene un 13 por ciento de los empleados efectivos de la filial europea. El programa fija como objetivos que Ford Europa recupere la rentabilidad a mediados de esta década y que alcance a largo plazo un margen de entre 6 por ciento y 8 por ciento.

De acuerdo con las proyecciones del grupo, este año la filial Europea perderá unos 1.500 millones de dólares (unos 1.154 millones de euros al cambio actual). Además, la capacidad de producción en las fábricas europeas se reducirá en un 18 por ciento, lo que equivale a 335.000 vehículos, con lo que la empresa espera generar unos ahorros anuales de entre 450 y 500 millones de dólares (entre 346 y 385 millones de euros).

Otras medidas incluidas en el plan son reducir el ritmo de producción de las plantas, acortar la duración de las jornadas y aplicar paros de fabricación, así como reducir los «stocks». Esto supondrá un costo de 400 millones de dólares (307 millones de euros), a los que se suman otros cien millones de dólares (77 millones de euros) de las medidas en las fábricas.

 

"Cuchillada". La reorganización de las operaciones productivas beneficiará a la planta valenciana de Almussafes, que recibirá en 2014 la nueva generación de los modelos Mondeo, S-MAX y Galaxy, fabricados hasta ahora en Bélgica. Ford tuvo reuniones el miércoles con un representante de los trabajadores de la planta belga de Genk, donde se eliminarán más de 4.300 puestos. Rohny Champagne, representante gremial de ABW Metaal, consideró que esta medida era "una cuchillada en la espalda, después de que estos habían aceptado un recorte en sus sueldos".

Asimismo, el plan de reestructuración de Ford contempla el lanzamiento de 15 nuevos modelos en cinco años, y el refuerzo de la imagen de marca. El presidente de la compañía, Alan Mulally, reconoció el impacto que todas estas medidas tendrán en muchos empleados y en sus familias, y se comprometió a trabajar conjuntamente con las partes implicadas "durante la necesaria transformación del negocio".

La crisis de los bonos soberanos europeos está conduciendo a la más grave crisis del sector automotriz en los últimos 19 años. Peugeot-Citroen, General Motors y Fiat ya han cerrado o anunciado cierres de fábricas en la región, en un esfuerzo por recobrar las ganancias.

General Motors dijo que cerrará una fábrica en Bélgica en 2016 y actualizará su plan de reestructuración antes de fin de mes. El director general de Ford, Mulally, dijo el mes pasado que la industria europea necesita "adecuarse a la real demanda" para poder ser rentable.

Renault también en apuros. Precisamente ayer, Renault, el fabricante automotriz francés, dijo que recortó su meta de entregas de automóviles para todo el año, después que las ventas en el tercer trimestre cayeron un 13 por ciento, golpeadas por el empeoramiento del declive en el mercado europeo. Las ventas bajaron a 8.450 millones de euros (10.950 millones de dólares) en los tres meses terminados en septiembre frente a los 9.750 millones de euros del mismo período del año pasado, aseguró Renault. Las entregas en 2012 no alcanzarán las 2,72 millones de unidades del año pasado, ya que el mercado europeo cae un estimado de un 8 por ciento "en el mejor de los casos", dijo Renault. La compañía había pronosticado previamente una contracción del mercado de 6 a 7 por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS