El Mundo

Florida hará un recuento manual parcial de la reciente elección

El conteo se hará por un escaño senatorial. La gobernación quedó fuera del escrutinio porque la ventaja del ganador superó el 0,25% de votos.

Viernes 16 de Noviembre de 2018

Florida tuvo ayer dos noticias sobre su recuento de votos de la elección del pasado 6 de noviembre. La primera es que no se revisará por completo el resultado más importante, el que da el triunfo en la competencia para gobernador al republicano Ron DeSantis, quien se impuso por estrecho margen al demócrata Andrew Gillum. En cambio sí habrá recuento manual para definir un escaño en el Senado nacional.

   Según la CNN, los números de recuento de máquinas que acaba de publicar el Estado de Florida indican que la competencia por el cargo de gobernador no está dentro del margen legal para un recuento manual. El recuento de máquinas mostró al republicano Ron DeSantis superando al demócrata Andrew Gillum por 33.683 votos. Esto es un margen de solo un voto de diferencia frente a antes del recuento. Pero lo más importante es que el margen porcentual entre los candidatos fue de 0,40%, bien por arriba del umbral de 0,25% que marca la ley para ordenar un recuento manual.

   En cambio, el Estado de Florida sí ordenó un recuento manual en la contienda por un escaño para el Senado nacional. Los resultados no oficiales de un recuento efectuado con máquinas habían obligado a un segundo recuento en la contienda por una banca en el Senado y para el puesto de comisionado de Agricultura del estado, señaló la portavoz del Departamento de Estado, Sarah Revell, en un comunicado de prensa.

   Los resultados del recuento manual están previstos para el domingo al mediodía. Los resultados no oficiales muestran que el gobernador republicano Rick Scott tiene una ventaja de 0,15 puntos% sobre el titular del escaño, el demócrata Bill Nelson.

   Los 67 condados de Florida tienen hasta el domingo para revisar las boletas que no registraron un voto cuando pasaron por las máquinas. Volverán a ser revisadas para ver si el votante se saltó esa casilla o marcó la boleta de una forma en que las máquinas no pueden leerla, pero puede ser descifrada manualmente.

El episodio es un"deja vu" de lo ocurrido en la elección presidencial de 2000, cuando la pelea por los votos no marcados llevó a demócratas y republicanos a enfrentarse hasta la Corte Suprema. Finalmente, se definió que el candidato demócrata Al Gore no había ganado Florida, lo que volcó la elección en favor de George W. Bush.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});