El Mundo

Ex jefes de las Farc, ante la Justicia por los secuestros

Un tribunal transicional de paz citó a los ex guerrilleros para que respondan sobre hechos de violencia armada ocurridos entre 1993 y 2012.

Sábado 14 de Julio de 2018

Ex comandantes de la desmovilizada guerrilla colombiana de las Farc, entre ellos su máximo jefe, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", comparecieron ayer por primera vez ante el tribunal transicional de Colombia, que los citó para conocer la verdad y su responsabilidad en el secuestro de miles de personas durante el conflicto armado. La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) fue uno de los puntos más polémicos en la negociación de cuatro años en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), ahora convertidas en un partido político, y dictaminará sobre casos de asesinatos, masacres, secuestros, desaparición forzada, reclutamiento de menores y abuso sexual, entre otros. Iván Márquez, segundo en las ex Farc, no compareció ante la JEP alegando razones de seguridad y fue representado por un abogado al igual que muchos otros ex guerrilleros. Desde hace meses, Márquez reside en uno de los espacios de reincorporación que dispuso el gobierno, en una zona rural del sureño departamento de Caquetá. A su vez, Seusis Pausivas Hernández, alias "Jesús Santrich", que se encuentra detenido desde abril por presuntamente conspirar para enviar droga a Estados Unidos, compareció por medio de una videoconferencia. Entre los 31 citados ayer hay siete de los representantes de las Farc que a partir del 20 de julio, cuando empezará una nueva legislatura, ocuparán 10 escaños en el Congreso, en cumplimiento de uno de los puntos del acuerdo de paz.

   Las Farc, convertidas ahora en el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, suspendieron los secuestros al comienzo del proceso de paz y dijeron entonces que ya no tenían a ninguna persona en cautiverio. La JEP es uno de los pilares elementales del acuerdo de paz firmado a finales de 2016, pues concede penas alternativas —más leves que las impuestas por la Justicia tradicional— a quienes estuvieron involucrados en el conflicto armado, al tiempo que busca crear memoria histórica de lo que pasó en esas cinco décadas de guerra.

Millonarios rescates

De acuerdo con la Fiscalía, entre 1993 y 2012 las Farc cometieron más de 8.100 secuestros y recibieron unos 1.250 millones de dólares. El secuestro fue una de las principales fuentes de financiación de la ex guerrilla, junto con el narcotráfico y la extorsión, según fuentes de seguridad. La JEP impondrá penas restrictivas de libertad de entre cinco y ocho años a los que reconozcan su responsabilidad y confiesen los delitos. En tanto, quienes sean condenados sin asumir sus responsabilidades serán sentenciados a penas de cárcel de entre 15 y 20 años. El tribunal busca encontrar la verdad y proporcionar reparaciones a las víctimas, incluida la devolución de tierras y bienes robados. Unos 13.000 integrantes de las Farc, incluidos 7.000 combatientes, se desmovilizaron y entregaron sus armas a la ONU en cumplimiento del acuerdo de paz. Los miembros de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional que cometieron violaciones a los derechos humanos también pueden comparecer ante el JEP y obtener beneficios de reducción de las condenas.

   El presidente electo Iván Duque, quien reemplazará a Juan Manuel Santos a partir del 7 de agosto, quiere sentencias más severas para los ex líderes de las Farc, además de la prohibición de ocupar cargos políticos hasta que respondan por sus crímenes ante la Justicia, como parte de los ajustes que busca hacer a los acuerdos de paz.

   Ante la imposibilidad de abordar todos los crímenes a lo largo del conflicto armado, el tribunal solo conocerá de algunos. Los jueces seleccionarán los que consideren más representativos de las atrocidades cometidas para emitir sentencias rápidas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});