El Mundo

Evacuan a los extranjeros de Gaza ante una inminente invasión israelí

Israel permitió ayer la evacuación de 440 extranjeros residentes en la Franja de Gaza, una señal que presagia una posible invasión terrestre, mientras continúan los ataques aéreos sobre la región por séptimo día consecutivo. El cruce fronterizo de Erez se abrió ayer para permitir la salida de extranjeros. Muchos son cónyuges de palestinos y sus hijos.

Sábado 03 de Enero de 2009

Gaza/Tel Aviv. — Israel permitió ayer la evacuación de 440 extranjeros residentes en la Franja de Gaza, una señal que presagia una posible invasión terrestre, mientras continúan los ataques aéreos sobre la región por séptimo día consecutivo. El cruce fronterizo de Erez se abrió ayer para permitir la salida de extranjeros. Muchos son cónyuges de palestinos y sus hijos.

En tanto, islámicos palestinos anunciaron que cobrarán venganza por la muerte el jueves de un alto líder de Hamas y de su familia. No hubo señal de un cese al fuego en el séptimo día de conflicto, en el cual al menos 430 palestinos murieron y 2.100 resultaron heridos. Cuatro israelíes fallecieron a causa de cohetes palestinos desde Gaza. Una agencia de la ONU dijo que la cifra de víctimas fatales civiles en Gaza superaba el 25 por ciento del número total de muertos por la ofensiva. De las personas que perecieron ayer en más de 30 asaltos aéreos israelíes, cinco eran civiles, dijeron fuentes médicas. Uno de los misiles causó la muerte a tres niños palestinos. Cohetes palestinos cayeron en el puerto israelí de Ashkelon.

Militantes islámicos que asistían al funeral de un clérigo líder de Hamas, Nizar Rayyan, muerto por un asalto aéreo el jueves junto con sus cuatro esposas y 11 hijos, señalaron que todas las alternativas estaban abiertas ahora para "atacar los intereses sionistas en todas partes".

Pocos escapan. Fuerzas y vehículos blindados israelíes seguían desplegados en la frontera con Gaza en preparación para una posible invasión, ignorando los pedidos internacionales para que se detenga el conflicto. Reportes de prensa indicaron que Israel habría anticipado a Siria que próximamente se dispone a lanzar su ofensiva terrestre contra la Franja, en lo que representa una nueva fase de la operación Plomo Fundido.

En Ciudad de Gaza, unos cientos de residentes con pasaportes extranjeros abandonaron al amanecer la Franja, con la ayuda de la Cruz Roja, sus gobiernos y permiso israelí. "La situación es muy mala. Tememos por nuestros hijos", dijo Ilona Hamdiya, una moldava casada con un palestino. Quienes se marchan dejan atrás a 1,5 millón de palestinos que no pueden escapar del conflicto, una ciudad que despierta a un nuevo día de bombas, misiles, cortes de luz, filas para comprar pan, ventanas con cinta adhesiva y calles llenas de escombros. "No descansaremos hasta destruir a la entidad sionista", dijo el líder de Hamas, Fathi Hammad.

Aumentan protestas. Preparándose para protestas y violencia en respuesta a la muerte del alto jefe de Hamas, Israel selló su frontera con Cisjordania para impedir la entrada de palestinos y desplegó una fuerte seguridad en los puestos de control. Se llevaron a cabo violentas protestas callejeras en las principales ciudades de Cisjordania, en lo que se llamó el "día de ira".

Volantes y SMS

Israel ideó la operación Golpeando el Techo para minimizar el número de víctimas civiles en los ataques aéreos. Previo a bombardear edificios, los habitantes de los mismos son alertados diez minutos antes para que abandonen el inmueble. El ejército también envía mensajes de texto y arroja panfletos para advertir que caerán misiles.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario