El Mundo

Europa comienza a aliviar a Grecia con fondos de emergencia

La crisis griega. La Unión Europea aprobó 7.000 millones para que Atenas no vuelva a caer en default. Y el auxilio del BCE permitiría reabrir los bancos helenos.

Viernes 17 de Julio de 2015

La situación de Grecia comenzó a despejarse. Ayer los 28 países de la Unión Europea acordaron concederle un crédito puente, mientras dio luz verde al tercer rescate de Grecia desde 2010, después de que su Parlamento aprobase duros ajustes este miércoles. Además, el Banco Central Europeo (BCE) aumentó los fondos de emergencia para la banca helena, lo que permitiría que esta reabra el próximo lunes.

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE), reunidos en el Eurogrupo, lograron rápidamente acuerdo para conceder a Grecia un crédito de emergencia de 7.000 millones de euros. Este crédito procederá del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (Mede por sus siglás en inglés), un fondo especial creado con aportes de todos los países de la UE. Es decir, también los países que no pertenecen al euro (estos son 19 sobre el total de 28 mienbros de la UE) deben dar su aprobación a este crédito. Reino Unido y República Checa se mostraban reticentes.

Grecia necesita el dinero para pagar al FMI y al BCE el próximo lunes y evitar un colapso de su sistema financiero. "Hemos llegado a la decisión de autorizar en principio el apoyo de estabilidad del Mede a Grecia durante tres años, una vez que se cumplan los procedimientos nacionales relevantes y el Consejo de gobernadores del Mede para finales de esta semana", informó el Eurogrupo en un comunicado.

La Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), es decir la "troika", analizaron el paquete de medidas que votó Grecia el miércoles. Según la CE, supone un cumplimiento "puntual y en general satisfactorio" de las condiciones que la eurozona le exigió a Grecia.

Aunque los ministros del Eurogrupo dieron luz verde inicial al tercer programa de rescate de Grecia, todavía debe negociarse durante varias semanas. La cifra final todavía debe estudiarse, aunque se habla de 86.000 millones de euros. Una cifra que multiplica la ofrecida por la "troika" antes de que Grecia llevara a referéndum el candente tema, el pasado 5 de julio. Se espera que el inicio formal de las negociaciones, en las que también participará el FMI, tenga lugar durante el fin de semana. Pero es necesario primero que sea aprobado por algunos los Parlamentos nacionales de la zona euro. La Cámara baja del Parlamento alemán votará hoy. Si luego las negociaciones llegan a buen puerto, tendrá que votar por segunda vez. Se cree que las votaciones serán favorables, porque la coalición de gobierno formada entre la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel y los socialdemócratas del SPD suman un 80 por ciento de los escaños. Sin embargo, varios diputados de la CDU y de su ala bávara, CSU, podrían votar en contra o abstenerse. Un número alto de disidentes —se estiman hasta 50— sería un golpe político para Merkel.

Otro punto clave es que el BCE alivió la situación de los bancos helenos, al aumentar en 900 millones de euros el fondo de emergencia para la banca helena, que así llega a 89.900 millones de euros. El BCE congeló el pasado 28 de junio los fondos a disposición de Grecia para mantener a flote su banca. El cierre de ese grifo significó el cierre inmediato de los bancos griegos y la imposición de controles de capital. Desde el 29 de junio en Grecia rige el "corralito" bancario, y sólo se permiten retiros diarios de 60 euros por persona. Los jubilados, que no están bancarizados con tarjeta, deben hacer filas y esperar con un número que les entrega un empleado a que los llamen para ingresar al banco y retirar sus haberes.

Pero "las cosas han cambiado. Grecia planea una serie de reformas impresionantes", explicó el presidente del BCE, el italiano Mario Draghi. Según la radio pública griega, los bancos podrían abrir el próximo lunes, aunque las limitaciones para extraer dinero en efectivo o hacer transferencias al extranjero podrían mantenerse un tiempo. Draghi dio por hecho que habrá una quita de deuda: "Es indiscutible que habrá que aliviar la deuda de Grecia". Alemania y sus aliados en la UE resisten esa alternativa y solo están dispuestos a una extensión de los plazos. El BCE se sumó así al FMI, que viene defendiendo la quita, y contradijo al gobierno alemán de Angela Merkel. Este alega que una quita no es compatible con los tratados europeos.

El "cuco" griego es usado contra Podemos

El gobierno español aprovechó la nueva fase de la crisis griega para remarcar nuevamente que España, de votar a Podemos y a su líder Pablo Iglesias en las próximas elecciones, podría correr la misma suerte que Grecia. El jefe del gobierno, Mariano Rajoy, advirtió de las consecuencias de un posible gobierno de Podemos en España y lo comparó con el de Alexis Tsipras en Grecia: "Cuando Syriza llegó al gobierno, se estaba creando empleo y la deuda era sostenible (en el país heleno). Ahora ya no", señaló.

Rajoy respondía a las recientes declaraciones del primer ministro griego, quien aseguró que Europa "puede cambiar" si ganan fuerzas similares a su partido en las elecciones generales previstas en España a final de año. Pero sobre todo usaba el catastrófico estado de Grecia, que efectivamente empeoró desde que en enero asumió Syriza el gobierno, para alarmar a los votante s españoles, que a fin de año deben elegir nuevo gobierno. "Espero que no tengamos que ver cómo cambiaría Europa en el caso de que aquí gobierne solo o en coalición con un partido como el de Alexis Tsipras", señaló el jefe del Ejecutivo español en alusión a la formación española surgida al calor de los "indignados" y liderada por Pablo Iglesias.

En una rueda de prensa ofrecida en Madrid junto a su homóloga polaca Ewa Kopacz, Rajoy destacó la importancia del tercer programa de ayuda a Grecia, al que dio luz verde el Eurogrupo. "Es una de las últimas oportunidades. Si las cosas se hacen bien, el objetivo que Grecia salga adelante se puede lograr. Pero debe ir acompañado de la responsabilidad", advirtió Rajoy. "Una de las principales obligaciones de los dirigentes políticos es ser responsables y sensatos, porque de lo contrario terminan pagándolo los ciudadanos", añadió. Cuando Syriza llegó al poder, Grecia ya había comenzado a crecer levemente, cosa que hacía desde 2014. El cambio de gobierno y el distanciamiento de Europa acentuó la fuga de capitales y volvió la recesión, mientras se disparaba el desempleo nuevamente.

Por otro lado, el diario El Mundo señala que Podemos enfrenta disidencias internas. Aunque el resultado de las primarias de Podemos del próximo 22 de julio no están en duda, existe "contestación interna" al liderazo de Iglesias "por la manera poco consensuada con la que ha impuesto" el reglamento de primarias "que ha provocado una profunda división interna". La revuelta alcanza a unos 900 "cargos orgánicos", incluidas las direcciones locales de Madrid, Aragón, Baleares, País Vasco y Asturias, que firmaron un manifiesto de rechazo, denunciado el "calendario exprés", que favorece a la lista de Iglesias.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario