El Mundo

Estados Unidos y Rusia se acercan en busca de una solución a la guerra en Siria

John Kerry “saludó” la ayuda de Rusia en el combate al Estado Islámico. Moscú está desplegando tanques y tropas en el país árabe. Quieren frenar a Isis por completo.

Domingo 20 de Septiembre de 2015

Estados Unidos y Rusia parecen acercar posiciones en la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria. Ahora fueron las palabras del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien aseguró desde Londres que su país “saludaría” la ayuda de Rusia en la guerra contra la milicia terrorista. Rusia no solo arma activamente al gobernante sirio Bashar Assad, sino que en las últimas semanas desplegó fuerzas terrestres propias en Siria y aviones de combate.

   Kerry hizo sus significativas declaraciones tras reunirse con su homólogo británico, Philip Hammond, quien ya la semana pasada había formulado la hipótesis de dejar de lado la exigencia occidental de sacar a Assad como condición previa a cualquier colaboración. Rusia y Estados Unidos “tenemos los mismos objetivos”, dijo Kerry. “El Isis tiene que ser destruido, frenado por completo”, indicó. Hace falta hablar con Rusia para coordinar actuaciones contra el Estado Islámico en Siria, indicó Kerry. Las declaraciones del secretario de Estado se producen después de que se conociera que el secretario de Defensa estadounidense, Ash Carter, y su homólogo ruso, Serguei Shoigu, tuvieron el viernes el primer contacto telefónico de este año para hablar de Siria.

   Kerry anunció ayer que Estados Unidos redoblará esfuerzos en la lucha contra el EI, por ahora limitados a los bombardeos aéreos. “Y tenemos que garantizar que no se solapen con los esfuerzos de Rusia, así que es evidente que hacen falta conversaciones”.

Despliegue ruso. Rusia, que apoya activamente al régimen de Assad, propuso negociar sobre la estrategia militar, algo que Estados Unidos aceptó el viernes y por eso se produjo el contacto entre Carter y Shoigu. El Pentágono aseguró que la charla fue “constructiva”, pero que está preocupado por el envío de Moscú de aviones de combate a Siria. Rusia ha ampliado su presencia militar en Siria de forma significativa en el puerto de Tartus y en la cercana Latakia, donde ha construido una base aérea militar y envía allí material pesado por aire. El equipo enviado incluye helicópteros de combate, artillería, tanques, blindados para infantería, camiones y hasta 2.000 soldados. Rusia interviene así de forma aún más directa en favor de Assad, quien ha sufrido derrotas estratégicas en el último año de guerra. La semana pasada Moscú negó que esté preparando una intervención militar terrestre en Siria y dijo que lleva tiempo enviando equipos y “especialistas militares rusos” para ayudar a Damasco a combatir al EI. Sin embargo, el viernes Rusia aseguró que si Assad le pide una intervención con tropas está dispuesto a considerar la opción.Fotos satelitales ——como la publicada en esta página— demuestran, junto con otro material gráfico tomado en el puerto de Tartus e informes de medios especializados, que Moscú hace semanas está creando una fuerza militar, y que Latakia es una “base aérea avanzada”, como señaló el Pentágono la semana pasada. La imagen tomada el 15 de spetiembre en Latakia, muestra de izquierda a derecha una hilera de blindados para infantería, dos de camiones, otras dos más blindados y finalmente a seis tanques, además de numerosos otros vehículos.

    Una coalición liderada por Estados Unidos lleva algo más de un año bombardeando al EI-Isis en Irak y Siria desde el aire y ha brindado ayuda y asistencia a los rebeldes moderados que se enfrentan tanto a Assad como al Isis, pero que han perdido terreno en los últimos meses, sobre todo frente al grupo islámico. Kerry remarcó que Rusia y Estados Unidos siguen teniendo diferentes ideas sobre el futuro de Assad. Moscú cree que Assad y su ejército son insustituibles y que el dictador evita que el país colapse por completo. Para Washington el dictador sirio es parte del problema, no la solución, y Barack Obama considera que no hay lugar para él. Desde poco antes del inicio de la guerra civil en abril de 2011, Washington presiona junto con Europa para que Assad parta al exilio y dé lugar a un proceso de apertura demócratica. En aquel momento el modelo era la exitosa experiencia de Túnez, pero desde entonces, 4 años y medio de guerra han dejado al país devastado y con la mitad de su población original.

   El ministro de Exteriores británico, Hammond, apuntó por su parte que Reino Unido sigue manteniendo la puerta abierta a bombardear posiciones del Isis en Siria, como ya hace en Irak. Kerry continuará su viaje en Berlín.

   La ONU estima que en la guerra de Siria ya han muerto 250.000 personas. Más de la mitad de los 22,4 millones de sirios están desplazados internamente o han tenido que huir al extranjero. Ayer se confirmó que rebeldes islamistas, pero no de Isis sino del Frente Al Nusra, ejecutaron a 56 soldados sirios que tenían prisioneros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS