El Mundo

Estados Unidos relaja el embargo que mantuvo durante 50 años contra Cuba

Medidas históricas para la relación. Desde hoy comienzan a regir medidas que levantan ciertas restricciones para el comercio, la inversión y los viajes a la isla.

Viernes 16 de Enero de 2015

Estados Unidos relajará formalmente a partir de hoy el embargo que existe contra Cuba desde hace más de 50 años, tras anunciar el levantamiento de ciertas restricciones para el comercio, la inversión y los viajes a la isla, en el marco del restablecimiento de las relaciones entre ambos países. La medida es parte del acuerdo alcanzado entre ambos países el pasado 17 de diciembre.
  El Departamento del Tesoro anunció, entre otras medidas, que facilitará los viajes de ciertas categorías de estadounidenses a Cuba y permitirá a estos ciudadanos usar tarjetas de crédito y débito de bancos estadounidenses en la isla.
  Los estadounidenses que entran en alguna de las 12 categorías existentes autorizadas a viajar a la isla por la ley actual no necesitarán pedir un permiso. Entre esas categorías destacan las visitas familiares, los periodistas, los funcionarios del gobierno, las actividades religiosas, de apoyo al pueblo cubano y los proyectos humanitarios.
  A los estadounidenses autorizados a viajar a Cuba se les permitirá importar 400 dólares en bienes desde la isla, de los cuales “no más de 100 dólares pueden consistir en productos de tabaco y alcohol combinados”, precisó el Departamento de Tesoro.
  Washington permitirá la venta o donación de equipos de telecomunicaciones, teléfonos móviles, televisores y equipos informáticos para facilitar la comunicación de los cubanos.
  Estados Unidos aumentará de 500 a 2.000 dólares por trimestre las remesas de donativos para ciudadanos cubanos, sin embargo, quedarán excluidos ciertos funcionarios del gobierno o del partido comunista, precisó el Departamento del Tesoro.
  También se permitirá que las instituciones financieras de Estados Unidos abran cuentas en Cuba para facilitar el procesamiento de transacciones autorizadas. Las nuevas regulaciones deberían entrar en vigor hoy. Estas enmiendas anunciadas ayer no supondrán el levantamiento total del embargo económico y comercial a Cuba, ya que sólo el Congreso de Estados Unidos puede aprobar esa medida.
  “Creemos firmemente que permitir un aumento de los viajes, el comercio y el flujo de información desde y hacia Cuba permitiría a Estados Unidos avanzar mejor nuestros intereses y mejorar la vida de los cubanos comunes y corrientes”, señaló el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.
  Earnest consideró que la política de aislamiento que Washington había mantenido hacia la isla durante 50 años “no ha funcionado”. La Casa Blanca cree que “la mejor manera de apoyar a nuestros intereses y nuestros valores es a través de la apertura en lugar del aislamiento”.
  Penny Pritzer, secretaria de Comercio de Estados Unidos, dijo a través de su cuenta de Twitter sentirse “emocionada de anunciar el primer paso hacia la expansión de la participación económica con Cuba”.
  El congresista demócrata Bobby Rush presentó esta semana un proyecto de ley en la Cámara de Representantes para levantar el embargo comercial a Cuba. Todavía es muy pronto para determinar si este proyecto de ley podrá ser aprobado por el Congreso, ya que para convertirse en ley ambas cámaras deberían dar luz verde a la legislación y ser firmado por el presidente.
  El congresista de Illinois encontrará oposición en la Cámara de Representantes, sobre todo por parte de congresistas republicanos de origen cubano, que se oponen a cualquier concesión a los hermanos Castro. Los republicanos tienen actualmente mayoría en ambas cámaras, como consecuencia de las elecciones legislativas del pasado noviembre.
  En tanto, Ric Herrero, director ejecutivo de la organización liderada por jóvenes cubano-estadounidenses #CubaNow, aplaudió las medidas anunciadas por la administración de Barack Obama.
  Herrero consideró que estos cambios suponen “un paso decisivo para quitar las burocracias gubernamentales del camino y empoderar a las personas para que se conviertan en catalizadores de un cambio significativo en Cuba”.
  Los nuevos cambios anunciados fueron criticados con dureza por los legisladores de origen cubano.
  El senador republicano Marco Rubio consideró que las medidas anunciadas por la administración Obama sólo servirán para “enriquecer a un tirano y su régimen”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS