El Mundo

Estado Islámico golpea a las tropas de EEUU en Siria a poco de su retirada

Al menos 16 soldados de la coalición, cuatro de ellos estadounidenses, murieron en un ataque suicida ocurrido en la localidad de Manbij.

Jueves 17 de Enero de 2019

La milicia Estado Islámico golpeó ayer a la coalición internacional liderada por Estados Unidos en Siria con un ataque suicida contra una patrulla, en el que murieron al menos 16 militares, cuatro de ellos estadounidenses, justo cuando Washington prepara su retirada del país. El atentado fue ejecutado en la localidad de Manbij. El portavoz de la coalición contra Estado Islámico que comanda Estados Unidos confirmó que "efectivos estadounidenses murieron durante una explosión mientras realizaban una patrulla rutinaria en Siria". De acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, el atentado con coche bomba fue obra de un suicida y tuvo como objetivo una patrulla de la coalición internacional.

Según un testigo en Manbij, el objetivo era un restaurante en el que soldados estadounidenses estaban reunidos con miembros de una milicia local a la que Washington apoya. En un mensaje publicado en la agencia de noticias Amaq, Estado Islámico confirmó que "un terrorista suicida con un chaleco con explosivos golpeó a una patrulla de la coalición en Manbij".

La noticia del ataque se produce un mes después de que el presidente Donald Trump anunciara la retirada de los 2.000 soldados estadounidenses desplegadas en Siria, medida que tomó por sorpresa a sus aliados y que no contaba con el respaldo de su secretario de Defensa, James Mattis, que decidió presentar su dimisión.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, condenó el ataque suicida perpetrado por el grupo yihadista en el norte de Siria. "El presidente (de Estados Unidos, Donald) Trump, y yo condenamos el ataque terrorista en Siria que se saldó con la pérdida de vidas estadounidenses y nuestros pensamientos están con los seres queridos de los caídos", dijo en un comunicado. "Honramos su memoria y nunca olvidaremos su servicio y sacrificio", ha agregado, antes de destacar que "gracias al valor de las Fuerzas Armadas, se ha aplastado el califato del Estado Islámico y devastado sus capacidades".

El ataque sería el más grave sufrido por las tropas estadounidenses desde que comenzó su despliegue en Siria, en 2015. Según una portavoz del Pentágono, solo dos soldados estadounidenses habían muerto en acción en el país, mientras que otros dos fallecieron en hechos no relacionados con el combate.

Manbij cayó en manos de Estado Islámico en 2014, si bien fue expulsado de la misma por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), integrante de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por la coalición. Si bien las YPG la abandonaron ante las amenazas de una ofensiva turca, ejercen influencia sobre los grupos que la controlan. Por su parte, el Ejército de Siria aseguró tenerla bajo su control, si bien esto fue disputado por la coalición.

En tanto, el comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán, Mohamad Alí Yafari, recalcó ayer que Teherán mantendrá su despliegue militar en Siria y rechazó las amenazas en este sentido por parte del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. "Mantendremos a todos nuestros asesores militares y revolucionarios, así como el equipamiento y las armas, que tenemos allí para entrenar y empoderar a los guerreros de la resistencia islámica y apoyar al oprimido pueblo de Siria", dijo. Así, resaltó que Irán no está preocupado por las "ridículas" amenazas de Israel y advirtió a las autoridades del país de que "no jueguen con la cola del león", según informó la agencia iraní de noticias Tasnim. "Que teman el día en el que los rugientes misiles iraníes lluevan con gran precisión sobre ellos en venganza por la sangre de los musulmanes oprimidos de la región, derramada de forma injustificada", manifestó Yafari.

Blancos iraníes

Las declaraciones del comandante de la Guardia Revolucionaria iraní llegan un día después de que Netanyahu afirmara que Israel mantendría su "política decidida" para lograr la "salida rápida" de los efectivos desplegados por Irán en Siria. Netanyahu confirmó el domingo que aviones de combate israelíes atacaron el viernes objetivos en Siria, concretamente depósitos de armas iraníes en varias localizaciones, entre las que se encuentra el aeropuerto internacional de Damasco. Además, aseguró que habían atacado "cientos" de objetivos iraníes.

En respuesta, el gobierno iraní tildó el lunes de "infundadas y falsas" las declaraciones del primer ministro israelí. "Es sólo un intento de los sionistas de ocultar sus fracasos en la región", resaltó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});