El Mundo

Estado Islámico difundió un video en el que un rehén es quemado vivo

Se trataría del piloto jordano que esa organización islamista tenía cautivo. Jordania prometió vengar su muerte con respuestas contundentes, como la ejecución de milicianos encarcelados.

Martes 03 de Febrero de 2015

Estado Islámico divulgó un video que aparentemente muestra al piloto jordano que esa organización islamista tenía como rehén mientras es quemado vivo y provocó la reacción de Jordania, que prometió vengar su muerte con una respuesta contundente.

Un funcionario jordano dijo que las autoridades ejecutarán a varios milicianos encarcelados, entre ellos la mujer iraquí a quien Jordania había intentado intercambiar por el piloto, capturado cuando su avión se estrelló en diciembre en Siria.

Estado Islámico (EI) había amenazado con matar al piloto a menos que la mujer, acusada de ser una terrorista suicida y condenada a muerte en Amán, fuera liberada.

El video muestra a un hombre parecido al piloto Muath al-Kasaesbeh de pie en una jaula negra antes de ser quemado vivo. Pero la reacción de las autoridades jordanas dejó en claro que lo consideran auténtico.

“La venganza será tan grande como la calamidad que golpeó a Jordania”, dijo el portavoz de la Fuerza Armada, el coronel Mamdouh al Ameri, en un comunicado televisado, confirmando la muerte del piloto, quien fue capturado en diciembre cuando su avión se estrelló en Siria.

En tanto, un portavoz del gobierno jordano dijo en un comunicado que Jordania, aliado en la lucha de Estados Unidos contra EI, dará una respuesta “fuerte, trascendental y decisiva” al asesinato del piloto.

La suerte de Kasaesbeh, miembro de una importante tribu que forma la columna vertebral de apoyo de la monarquía hachemita, mantuvo en vilo al país y provocó inusuales protestas contra el rey Abdullah por el manejo de la crisis.

El rey interrumpió una visita a Estados Unidos para regresar a su país. En un discurso televisado, dijo que el asesinato del piloto fue un acto de “terrorismo cobarde” perpetrado por un grupo desviado que no tiene relación con el Islam.

Jordania había buscado intercambiar al piloto por Sajida al-Rishawi, la miliciana iraquí que fue sentenciada a muerte por su participación en un ataque suicida con bomba en el 2005 en Amán que dejó 60 muertos.

EI había exigido la liberación de la mujer a cambio de la vida del rehén japonés Kenji Goto. La decapitación de Goto, un veterano reportero de guerra, fue mostrada en un video difundido el sábado por EI.

La fuente seguridad jordana dijo que Sajida al-Rishawi sería ejecutada “en horas”.

La televisión estatal jordana aseguró que el piloto fue asesinado el 3 de enero. La Casa Blanca dijo que la comunidad de inteligencia estaba estudiando cuándo fue grabado el video y que el presidente Barack Obama ordenó a su equipo destinar todos los recursos para localizar a otros rehenes de EI.

Jordania forma parte de una alianza contra el grupo que controla extensas partes de Siria e Irak. El rey ha defendido la campaña de las críticas domésticas, diciendo que los musulmanes moderados deben combatir a un grupo cuya ideología y brutalidad han insultado al Islam.

Obama dijo que el video, si es auténtico, redoblará la determinación de la alianza de degradar y destruir a Estado Islámico. Afirmó que sería otra señal de la “brutalidad y el salvajismo” de los milicianos.

En el video, el hombre quemado viste un traje naranja similar al que llevaron otros rehenes extranjeros de EI capturados y asesinados desde que la coalición de países aliados comenzó en julio a lanzar ataques aéreos contra los milicianos.

Estado Islámico ha divulgado videos que muestran las decapitaciones de varios rehenes occidentales y dijo que ejecutó a dos japoneses secuestrados. Ha impuesto el mismo tratamiento a muchos prisioneros árabes, inclusive soldados del gobierno sirio.

Los insurgentes radicales han quedado bajo una creciente presión militar por los ataques de la coalición y las tropas iraquíes y kurdas, que han llevado a Estado Islámico a retroceder desde sus territorios capturados en Irak y Siria.

En el video, Kasaesbeh es entrevistado y describe la misión que debía llevar a cabo antes de que se estrellara su avión. También se muestran imágenes de los momentos posteriores a los ataques aéreos, con gente intentando sacar civiles de debajo de los escombros.

Un hombre que se parece al piloto es mostrado dentro de la jaula con sus ropas empapadas, aparentemente con líquido inflamable. Uno de los combatientes enmascarados sostiene una antorcha con la que enciende una línea de combustible que lleva a la jaula. El hombre se prende fuego y cae de rodillas al suelo.

Los milicianos arrojan escombros sobre la jaula que luego aplasta una topadora, con el cuerpo aún dentro. El video muestra que el hecho es cometido en un ambiente desértico similar al de los asesinatos previos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS