El Mundo

España acordó cancelar la totalidad de la deuda bilateral de Bolivia

De la deuda de 85 millones de dólares, se condonarán 51 millones (el 60%), mientras que los 34 millones restantes se destinarán a programas de educación, dijo Zapatero.  

Martes 15 de Septiembre de 2009

Madrid-  España acordó con Bolivia el martes cancelar la totalidad de la deuda bilateral del país sudamericano, que reinvertirá el 40% de esos fondos en programas de educación.

La firma del convenio fue el principal logro alcanzado por el presidente boliviano Evo Morales en la reunión que mantuvo con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio de La Moncloa.

De la deuda de 85 millones de dólares, se condonarán 51 millones (el 60%), mientras que los 34 millones restantes se destinarán a programas de educación, dijo Zapatero.

“Hemos firmado un importante acuerdo para que Bolivia supere esas dificultades sociales, estructurales, de educación y de salud que ha tenido históricamente”, dijo el presidente español.

Después de reunirse con el rey Juan Carlos, empresarios y participar en un mitin con la comunidad boliviana, Morales cerró con este encuentro una visita oficial de tres días a Madrid, muy agradecido a España por su esfuerzo en materia de cooperación al desarrollo.

“Esta condonación crea una relación de confianza, no sólo de presidente a presidente, sino también de pueblo a pueblo”, consideró Morales. “El pueblo pide resultados concretos y la condonación es un resultado concreto”.

Zapatero mostró un gran interés por visitar Bolivia, alabó el empeño de Morales por dotar de servicios básicos a las comunidades indígenas y reiteró el compromiso de su gobierno con los más desfavorecidos. En ese sentido, dijo que la ayuda económica española en Bolivia alcanzará los 70 millones de euros (100 millones de dólares) en 2009.

En cuanto a los planes de nacionalización del sector eléctrico, el presidente boliviano quiso dejar claro que las empresas españolas gozan de garantías jurídicas en Bolivia, siempre que respeten las normas y trabajen como socios y no como dueños.

Morales reiteró que su país necesita inversión y reveló que firmará nuevos convenios con la petrolera Repsol YPF, cuyo presidente, Antonio Brufau, viajará a Bolivia próximamente.

Otro de los acuerdos suscritos en esta visita, idéntico al firmado con otros países latinoamericanos, permitirá a los 100.000 inmigrantes bolivianos que residen legalmente en España votar en las elecciones municipales.

Aunque se calcula que en España viven otros 125.000 bolivianos de forma irregular, Morales reconoció el esfuerzo del país ibérico por acoger a tantos inmigrantes y evitó pedir una regularización masiva de indocumentados, como sí hiciera el pasado domingo durante el mitin con la comunidad boliviana en una plaza de toros del sur de Madrid.

“El problema es la asimetría entre continentes”, afirmó. “Mientras una persona que gané 200 dólares al mes en América Latina sepa que puede ganar 1.000 euros (1.400 dólares) en Europa, habrá emigración”.

Una de las anécdotas del encuentro la protagonizó Morales al recordar el pasado colonial de España y reconocer que jamás en su vida se imaginó a sí mismo compartiendo mesa y mantel con un rey español, tal y como hizo el lunes por la noche junto a Juan Carlos.

“Nunca pensé, verdad, estar cenando en el palacio real; antes un centro de decisiones políticas para invadir, a un centro para recibir al invadido”, aseguró. “Son las nuevas relaciones de amistad y de confianza”. Morales regresa a Bolivia este mismo martes. (AP)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario