El Mundo

España: Felipe y Aznar comparten diagnóstico sobre la actual crisis

Ambos coincidieron en que el problema no es que haya más partidos sino la falta de centralidad y cultura de pactos y negociación.

Jueves 18 de Julio de 2019

Los ex presidentes del gobierno español Felipe González y José María Aznar han coincidido en alertar de la falta de consenso y centralidad que afecta a la política española para abordar las reformas "estructurales" y "transversales" que necesita el país, dos premisas que, según han señalado, sí guiaron los gobiernos de PSOE y PP en los años 80 y 90. Es más, han advertido de que la actual inestabilidad puede afectar a la economía y han llamado a superar el bloqueo político para no "estropear" lo conseguido hasta ahora. Los dos líderes históricos del socialismo y de los conservadores, hoy retirados, alertaron sobre el actual bloqueo parlamentario para formar un Ejecutivo liderado por el socialista Pedro Sánchez.

Pese a las "peleas" y "discusiones" parlamentarias que les enfrentaron en el pasado como rivales políticos, Aznar y González han exhibido buena sintonía durante un diálogo sobre el papel de la innovación tecnológica en el nuevo marco geopolítico, dentro del Foro DigitalES Summit 2019 en Madrid. El coloquio estuvo lleno de bromas y guiños mutuos entre los dos antiguos adversarios.

González ha asegurado que España ha ido "muy bien" hasta ahora, pero ha avisado de que hay que impedir que se "estropee", algo que, a su entender "puede ocurrir" con la situación política actual. Además, ha subrayado que "ninguna de las grandes reformas" que tiene que afrontar España "se puede hacer desde un gobierno que no consolide mayorías". "Tiene que haber áreas de consenso muy importantes", ha exclamado.

El ex presidente socialista ha explicado que en el bipartidismo de su tiempo gobernó "buscando el espacio de centralidad", en una estructura política que era "centrípeta" y apostaba por la "cultura de pactos" en cuestiones importantes. Hoy, hay un "pentapartidismo" pero "la característica fundamental es de bloques, que no buscan la centralidad sino el antagonismo". Un análisis que muchos comparten en España: el problema no es la multplicación de partidos de peso, sino la falta de una cultura de negociación y alianzas, como existe en muchos países europeos.

"Y cuando se busca el antagonismo se termina por darle un premio a quien está en el extremo más alejado del centro dentro de ese bloque", agregó González, para añadir que él no habla de que hagan falta gobiernos "de amplia mayoría" sino "políticas pactadas y de consenso" para afrontar la "transformación". "Las grandes coaliciones pueden ser o no, pero lo que hace falta son áreas de consenso", ha abundado. González ha apelado a buscar acuerdos, ya que, a su entender no se puede llevar a los ciudadanos a una nuevas elecciones. Ir de nuevo a las urnas sería como decirles a los ciudadanos, 'voten otra vez hasta que aprendan', en vez de que el político "aprenda a administrar el voto que le dan".

Aznar ha compartido el argumento de González de que no hay que "estropear" la situación de España, en un momento en que, a su juicio, algunos están dedicados a "socavar los pilares" de su "éxito". También ha dicho estar "totalmente de acuerdo" con el ex presidente socialista en que la pérdida de la centralidad es un "problema muy grave" en España. Así, ha indicado que antes se hacía política en la centralidad y se compartían "objetivos importantes". A su entender, "compartir objetivos y centrar la batalla política" es "fundamental" para "ocuparse de las cuestiones importantes" que debe afrontar un país.

En este punto, y a pocos días de que Pedro Sánchez se someta al debate de investidura, Aznar ha dicho que no se trata solo de convertirse en presidente del gobierno pasando el trámite de la investidura, sino que hay que lograr "una mayoría constituida para poder tomar decisiones". Aznar ha lamentado que tampoco tengan gobiernos en Murcia, Madrid y La Rioja, al tiempo que ha criticado que el Congreso lleve meses "cerrado"."A falta de centralidad, a falta de objetivos compartidos, estamos jugando otros partiditos", ha lamentado Aznar. La "irresponsabilidad política en España es máxima".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario