El Mundo

España: críticas contra el rey de los aliados del PSOE

Felipe VI dijo la noche del 24 que las diferencias siempre deben "respetar la Constitución" y que Cataluña "es una seria preocupación".

Viernes 27 de Diciembre de 2019

La crisis política de España ha tenido su expresión navideña. El mensaje a la nación del rey, Felipe VI, en el que llamó a "integrar las diferencias dentro del respeto a la Constitución", fue duramente criticado por los socios del socialismo en las negociaciones en curso para formar nuevo Ejecutivo.

Los socios del PSOE para conseguir la investidura como jefe de Gobierno de Pedro Sánchez en Diputados salieron a criticar al rey por sus palabras en el mensaje tradicional de Navidad, en el que Felipe VI recordó la vigencia de la Constitución, el marco legal para la investidura y apeló a "tener más que nunca una confianza firme en nosotros mismos y en España". Desde la formación de izquierda radical Unidas Podemos al partido nacionalista vasco PNV, pasando por los catalanes separatistas de ERC y JpC, grupos en los que Sánchez confía para gobernar España, cargaron, en mayor o menor medida, contra el jefe del Estado.

La noche del 24 el rey llamó a "integrar nuestras diferencias dentro del respeto a nuestra Constitución, que reconoce la diversidad territorial y preserva la unidad que nos da la fuerza". En su mensaje de Navidad, Felipe VI pidió "anteponer el bien común a los intereses particulares", recordó que corresponde al Congreso otorgar o no su voto de confianza al candidato a presidente del Gobierno, y emplazó a la Cámara a "tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles". Todas formulaciones de una normalidad democrática inatacable. Además, advirtió de que "el progreso de un país" depende "del adecuado funcionamiento del Estado" y alertó del "deterioro de la confianza de muchos ciudadanos en las instituciones". Llamando a las cosas por su nombre, Felipe dio un paso más y a Cataluña la calificó como "una seria preocupación". El joven monarca agregó que "los desafíos que tenemos por delante no son sencillos". Por ello, pidió: "Confiemos en nosotros mismos, confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos, sin divisiones ni enfrentamientos que solo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro", afirmó. Estas palabras, normales y previsibles, fueron suficientes para que llovieran las críticas de la izquierda y el separatismo sobre el monarca.

Para el nacionalista vasco PNV, fue "un baño de autoestima para tapar la realidad" de parte del rey. Gabriel Rufián, líder del partido catalán ERC y miembro del equipo negociador con el PSOE, mientras se televisaba el discurso de Felipe VI escribió en Twitter que le parecía un "mitin de Vox", el partido de extrema derecha surgido en las últimas elecciones. También desde ERC, Roger Torrent, presidente del Parlamento de Cataluña, cargó contra el rey por la referencia a Cataluña. "Lo que es preocupante es una monarquía que ve a Cataluña como una preocupación", replicó. Podemos, en cambio, se mostró mucho más moderado en sus comentarios. sobre el discurso del monarc.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS