El Mundo

España: Ciudadanos se consolida y crece en los sondeos

La formación liberal de Albert Rivera salió tonificada de su victoria en Cataluña el pasado diciembre. El PP, PSOE y Podemos, en problemas

Martes 06 de Febrero de 2018

La crisis de Cataluña parece sentarle bien al tercer partido de España, el liberal Ciudadanos. La formación, surgida de Cataluña, continúa su escalada impulsada por su victoria en las elecciones anticipadas catalanas del 21 de diciembre pasado. Se sitúa a nivel nacional como el tercer partido en estimación de voto con un 20,7 por ciento en el último "barómetro" del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el organismo oficial de encuestas de España.

La suba de más de tres puntos del partido de Albert Rivera se ve reforzada por la caída de los partidos tradicionales: el PP prosigue su descenso—aunque sigue siendo el primer partido de España— y su última estimación es del 26,3 por ciento tras perder 1,7 puntos, mientras que el socialista PSOE (23,1 por ciento) pierde más de un punto. El izquierdista radical Podemos, pese a la mala imagen de su líder Pablo Iglesias, remonta medio punto y llega a 19 por ciento.

El sondeo realizado por el CIS en la primera quincena de enero refleja la tendencia al alza de Ciudadanos que ya adelantó un trabajo de la consultora privada Metroscopia para diario El País, a mediados del mes pasado. La formación de Rivera superaba entonces incluso al PP y al PSOE y era la fuerza más votada en un escenario todavía muy alejado de las elecciones generales de 2020.

El apoyo a Ciudadanos le permite superar a Podemos como tercera fuerza, algo que la casi totalidad de encuestas coinciden en las últimas semanas. "El CIS demuestra que el bipartidismo va cayendo. Hay un empate a tres entre el PP, el PSOE y Ciudadanos. Somos prudentes, pero no podemos ocultar la satisfacción de que nuestro partido siga creciendo. Hemos crecido seis puntos en los últimos meses", ha celebrado Inés Arrimadas, portavoz nacional de Ciudadanos y candidata en los recientes comicios de Cataluña.

La diferencia en la estimación de voto del CIS se reduce en el llamado "voto directo", donde la distancia entre los tres partidos principales mengua hasta el punto de poder hablar de un triple empate entre los partidos "constitucionalistas", como se llama en España a los partidarios de la unidad de España. El PSOE encabezaría esta clasificación con un 15,9 por ciento, apenas dos décimas más que Ciudadanos, y cuatro que el PP. Podemos y sus aliados quedarían "descolgados", con una intención de voto directo inferior al 11 por ciento. Aun así, les beneficia que la mayoría de sus votantes descontentos van a la abstención.

Los siete puntos menos del PP respecto a su triunfo en las elecciones de junio de 2016, donde se impuso con el 33 por ciento, diez puntos más que el PSOE, "resumen la crisis del partido en el Ejecutivo de Mariano Rajoy", según El País. Tras "el fiasco electoral en Cataluña, los barones del PP reclaman a Mariano Rajoy más punch político para contener la presión de Ciudadanos", al que ven como rival directo. Según el CIS, el 15,1 por ciento de los votantes del PP hoy se decantarían por Ciudadanos. La fidelidad de voto de los populares se limita al 64,8 por ciento, por debajo de Ciudadanos (82,7 por ciento) y del PSOE (66,4 por ciento). El único que está peor es Podemos (59,5 por ciento).

Ante la alarma que Rivera suscita en sus filas, el PP llamó al gobierno, a través del coordinador nacional Fernando Martínez-Maillo, a "perder el miedo" y tener la iniciativa en el Congreso.

Pero también en el socialismo se preocupan por Ciudadanos. La crisis del PSOE y su evidente dificultad para mantenerse como primer partido de la izquierda ya es aprovechada por Podemos. El PSOE de Pedro Sánchez lucha por radicalizarse y pelearle votantes a Podemos. Pero a la vez lucha para no perder votantes de centro, a los que puede resultarles más atractivo Ciudadanos. Una situación que ya enfrentó Pedro Sánchez en la campaña para las elecciones generales de diciembre de 2015. La conclusión a la que llegan en la dirección del PP es que si los socialistas contienen su fuga por la derecha hacia Ciudadanos será Pablo Iglesias quien se beneficie, y viceversa. De esa forma, creen que el PP se mantendría como primera fuerza.

Iglesias, el peor valorado

Pablo Iglesias se asienta, por segundo sondeo del CIS consecutivo, como el líder peor valorado. El secretario general de Podemos obtiene su puntuación más baja, 2,54 puntos sobre 10 posibles, que lo deja por detrás del Mariano Rajoy (PP), con 2,87 puntos; Pedro Sánchez (PSOE) recibe 3,68 puntos; y Albert Rivera, de Ciudadanos, 4,01. La mala percepción de Iglesias también se aprecia entre sus votantes. Su valoración entre quienes optaron por Podemos en 2016 es de 5,49 puntos. En cambio, la puntuación de Rivera entre los suyos alcanza 6,38 puntos, Rajoy, 6,20 puntos y Sánchez, 5,86. A Iglesias también le penaliza la comparativa con otros referentes de Podemos. Alberto Garzón, coordinador de IU, tiene mejor imagen que Iglesias entre los votantes de Podemos, 6,24 puntos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario