El Mundo

"Escribí «Todo está perdonado» y lloré"

Conmovedor relato del dibujante del semanario que creó la tapa del primer número que se edita después de la masacre.

Miércoles 14 de Enero de 2015

La portada de la edición del 14 de enero muestra a Mahoma con una lágrima en una mejilla sosteniendo un cartel que dice "Je suis Charlie" ("Yo soy Charlie"), bajo el titular "Tout est pardonne" ("Todo está perdonado").

"Escribí «todo está perdonado» y lloré", dijo ayer Renald Luzier, quien dibujó la imagen, a periodistas en las oficinas del diario de izquierda Liberation, que los integrantes del semanario están usando temporalmente.

"Esta es nuestra portada, no es la que los terroristas querían que dibujáramos", agregó. "No estoy preocupado para nada, confío en la inteligencia de la gente, la inteligencia del humor", afirmó.

La nueva edición de Charlie Hebdo, conocido por sus ataques satíricos contra el islam y otras religiones, incluirá otras viñetas del profeta Mahoma y se burlará también de los políticos y otros cultos, aseguró el abogado de la publicación, Richard Malka, a la emisora France Info radio.

"No nos echaremos atrás, de otra forma nada de esto tendría sentido", dijo Malka. "Si levantas el cartel de «Yo soy Charlie» eso significa que tienes derecho a blasfemar, tienes derecho a criticar mi religión", agregó por su parte Malka.

El número mantuvo el tono irreverente, a menudo ofensivo, por el que Charlie Hebdo es conocido en Francia. Las dos primeras páginas incluyen dibujos realizados por los caricaturistas asesinados. Uno mostraba a una venerada monja francesa ya fallecida hablando de sexo oral. Otra presentaba a un líder musulmán, otro judío y otro cristiano dividiéndose el mundo.

El editorial principal expresó una sólida defensa del laicismo y el derecho de la revista de burlarse de religiones y líderes religiosos y exigirles responsabilidad por sus actos, y finalizó con una crítica al Papa.

"En la última semana, Charlie, un periódico ateo, ha conseguido más milagros que todos los santos y profetas combinados. El milagro del que estamos más orgullosos es que tienes en tus manos el periódico que siempre hicimos'', dice el editorial.

Los líderes musulmanes franceses instaron a su comunidad a mantener la calma y respetar la libertad de expresión.

"Lo que es incómodo para nosotros es la representación del profeta", dijo Abdelbaki Attaf a Reuters en el funeral del policía musulmán muerto a manos de los asaltantes del semanario.

"A cualquier musulmán sensato le resultaría difícil aceptar eso. Pero no deberíamos prohibirlo", dijo Attaf, uno de los administradores de la mezquita cerca de Gennevilliers que visitaba ocasionalmente Cherif Kouachi, uno de los extremistas que masacraron a periodistas de Charlie Hebdo.

Los líderes europeos temen que los hechos ocurridos en Francia se unan al creciente sentimiento antiinmigración que se vive en el continente.

El lunes, una cifra récord de 25.000 manifestantes antiislamistas marcharon por el centro de Dresde, en el este de Alemania, muchos de ellos portando pancartas con consignas contra los inmigrantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS