El Mundo

Enviaron paquetes con explosivos a Obama, Hillary Clinton y a la CNN

Fueron interceptados por el servicio secreto y ningún político corrió peligro. El lunes se halló un artefacto similar en la vivienda de George Soros.

Jueves 25 de Octubre de 2018

Al menos seis prominentes críticos del presidente estadounidense Donald Trump recibieron ayer paquetes con supuestos artefactos explosivos, entre ellos el ex presidente Barack Obama y la ex secretaria de Estado y candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, informaron medios estadounidenses en base a fuentes judiciales. Además de los paquetes enviados a las oficinas de Obama en Washington y a la casa de Clinton en Nueva York, también sucedió lo propio con el ex director de la CIA John Brennan, al ex fiscal general Eric Holder y Maxine Waters, legisladora de la Cámara de Representantes. Se trata de paquetes similares al encontrado el lunes en la casa del multimillonario y filántropo George Soros, que ha apoyado abiertamente con donaciones a los demócratas.

El hecho de que todos los que recibieron las cartas son enemigos políticos de Trump encendió todavía más la tensión política de la primera potencia mundial cuando faltan 12 días para los comicios legislativos. Un funcionario policial dijo que el paquete hallado en la casa de Soros parecía ser una bomba de tipo tubo y se encontraba en un buzón fuera de los portones de la finca. Como reacción, la fundación de Soros criticó ayer el peligro de la "retórica del odio" que inunda la política en Estados Unidos.

El gobernador del Estado de Nueva York Andrew Cuomo dijo que su despacho recibió un paquete similar, pero luego la policía aclaró que no se trató de una bomba y no estaba relacionado con los demás. El político demócrata, que busca su reelección, afirmó que no le sorprendería que se encuentren más artefactos de ese tipo.

Momentos de tensión

Según John Miller, director del departamento antiterrorista de la policía de Nueva York, todos los artefactos caseros parecen venir de la misma persona. El jefe policial agregó que el paquete enviado a la oficina local de CNN contenía un explosivo activo y un polvo blanco. A su vez, Bryan Paarmann, jefe antiterrorista del FBI en Nueva York, declaró: "No descansaremos hasta que detengamos los envíos de estos dispositivos peligrosos y llevemos a Justicia al individuo o individuos responsables". El servicio secreto, encargado de la seguridad de los funcionarios actuales y anteriores del gobierno estadounidense, afirmó que los paquetes fueron interceptados a tiempo y que no hubo heridos. "Los paquetes fueron identificados de inmediato como posibles explosivos durante el proceso de revisión de rutina del correo y tratados como tales", informó el servicio secreto en un comunicado. El paquete dirigido al ex fiscal Holder, en tanto, fue enviado por error a la oficina de la legisladora demócrata Debbie Wasserman Schultz, cuya dirección estaba como remitente.

La agencia de noticias CNN evacuó sus oficinas en Manhattan debido al hallazgo de un paquete sospechoso y una unidad de explosivos de la policía acudió al lugar. CNN detalló que el paquete interceptado en la oficina de clasificación de correspondencia estaba dirigido al ex director de la CIA, John Brennan, crítico del presidente estadounidense, y comentarista habitual de la cadena. La emisora dio a conocer que evacuó su "newsroom" en el Time Warner Center en Manhattan por precaución y continuó emitiendo desde el exterior del edificio. "Estamos trabajando con las autoridades para determinar la gravedad de la situación", dijo el presidente de CNN, Jeff Zucker, en un comunicado. Asimismo, dijo que la compañía registró por precaución otras de sus oficinas alrededor del mundo en busca de explosivos. Brennan dijo en agosto que las acciones del gobierno de Trump eran "traicioneras", al tiempo que lo describió como un "borracho de poder".

Cruciales comicios

La Casa Blanca condenó los "recientes intentos de ataques violentos a Obama, Clinton, y otras figuras públicas". "Estos actos de terrorismo son despreciables y cualquiera que resulte responsable será procesado conforme a la ley", dijo la secretaria de prensa Sarah Sanders.

Los sucesos tienen lugar dos semanas antes de unas elecciones del 6 de noviembre que servirán de referéndum sobre el gobierno de Donald Trump y en que la balanza del poder en el Congreso podría cambiar. Todo esto en medio de un ambiente político ya crispado en torno a temas candentes como inmigración, los jueces de la Corte Suprema y la violencia sexual contra las mujeres. El presidente Trump declaró que "actos o amenazas de violencia política no tienen lugar en Estados Unidos ... en estos momentos tenemos que unirnos". "Estos hechos atroces son repugnantes", dijo el mandatario asegurando que "esta declaración es muy bipartidista". Agregó que estaba siendo actualizado por sus asesores sobre "estos actos despreciables" y que se ha iniciado "una gran investigación a nivel federal". No mencionó por nombre a ninguno de los destinatarios de los paquetes pero expresó: "Estamos sumamente molestos, enojados y descontentos sobre lo que vimos esta mañana (ayer) y llegaremos al fondo del asunto". Ya horas antes la Casa Blanca había condenado los envíos. El vicepresidente Mike Pence escribió en Twitter que ello "no tiene lugar en este país" y el presidente Trump lo retuiteó con el comentario: "Estoy totalmente de acuerdo". También la asesora presidencial Ivanka Trump, hija del presidente, condenó los intentos de ataque. "No hay excusas: Estados Unidos es mejor que esto", expresó a través de Twitter.

Ni Clinton ni Obama corrieron riesgo de entrar en contacto con los paquetes, subrayó el servicio secreto, que investiga ahora la procedencia de los mismos. El ex presidente Bill Clinton estaba en su hogar en Chappaqua, una localidad cercana a Nueva York, cuando el paquete fue hallado, según medios estadounidenses. El servicio secreto dijo a su vez que el paquete dirigido a Obama fue interceptado ayer en Washington. Aparentemente el paquete fue enviado a su oficina del ex presidente. Por su parte, Hillary Clinton asistía a eventos de campaña demócratas en Florida. La ex secretaria de Estado expresó su agradecimiento al Servicio Secreto y a todas las agencias de seguridad por interceptar un paquete con explosivos que fue enviado a su vivienda.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});