El Mundo

Enterraron al pequeño Aylan en su ciudad natal destruida por la guerra en Siria

El padre, único sobreviviente de la tragedia del pasado jueves, despidió también a su otro hijo y a su esposa. Dijo haber tenido suficiente de guerras y rojó que lo dejaran solo.   

Sábado 05 de Septiembre de 2015

Mientras en el mundo llueven las críticas a Europa, en el entierro de Aylan Kurdi, el niño sirio ahogado frente a Turquía junto con su hermano y su madre, el padre Abdullah, el único sobreviviente de la familia, hizo un fuerte reclamo a los países árabes. El hombre, que desde el jueves es objeto de una trágica fama, dijo haber tenido suficiente de guerras y rogó que lo dejaran solo. Abdullah Kurdi perdió a toda su familia en su intento de sacarla de Siria y de la guerra y llevarla a un destino mejor.

Ayer, los dos niños Kurdi y su madre fueron sepultados en Kobani, la ciudad mártir del norte de Siria destruida por la guerra entre el Estado Islámico, grupo terrorista integrista musulmán, y las milicias kurdas que la defendieron y finalmente la recuperaron. Cientos de kurdos sirios se reunieron para el funeral de la familia Kurdi. El reclamo de Abdullah se dirigió especialmente a los gobiernos de los países árabes, a los que reclamó la misma atención que le otorgó Occidente: "Quiero que los gobiernos árabes, no los países europeos, vean lo que les pasó a mis hijos, y que a causa de ello ayuden a la gente, no quiero nada más que eso", dijo frente a los tres cuerpos de su familia."Mi familia entera se ha muerto, ahora son mártires, pero espero que puedan socorrer a los que todavía necesitan ayuda", dijo ante un grupo de periodistas que acompañó a una multitud en el "cementerio de los mártires" de Kobani, donde fueron sepultados. Luego hizo un breve llamado a que cese la guerra civil en Siria, que se inició en abril de 2001 cuando una rebelión pacífica fue reprimida con armas pesadas por el dictador Bashar Assad. Cuatro años y medio después, Siria tiene más de 240 mil muertos y el territorio fragmentado, dividido entre las tropas de Assad, las milicias rebeldes y el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). "Ya tuvimos suficiente con esta guerra. No quiero decir más nada. Estoy muy cansado, en nombre del Corán, déjenme sólo", rogó antes de dirigirse al lugar donde dio el último adiós a su familia. La foto de Aylan Kurdi ahogado en una playa de Turquía dio la vuelta al mundo. Junto a él fueron enterrados su hermano mayor Ghaleb, de cinco años, y la madre de ambos, Rehan. "Espero que mi historia haga que la gente ayude más a los refugiados", dijo el padre. El convoy funerario viajó de Turquía a Kobane, escoltados por la policía turca desde la frontera.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS