El Mundo

Encarcelan a un jefe de las Farc, que amenazan con volver a las armas

Jesús Santrich fue detenido por narcotráfico a pedido de EEUU, pese a que por el acuerdo de paz debería estar libre. Otros jefes, en la clandestinidad.

Martes 21 de Mayo de 2019

Jesús Santrich, ex comandante de las extintas guerrillas colombianas Farc, fue presentado a un juez e imputado de narcotráfico. Un tribunal especial había previamente ordenado la libertad de Santrich, bajo los beneficios del acuerdo de paz firmado por las Farc con el Estado, pero fue detenido por cargos de narcotráfico a pedido de Estados Unidos. El caso ha conmocionado a Colombia, dado que pone en peligro el ya golpeado proceso de paz con la guerrilla. El máximo líder político de las Farc, Iván Márquez, dijo desde un lugar desconocido que "fue un error dejar las armas".

Santrich, de 52 años, estuvo preso por 13 meses en Bogotá, pero fue recapturado el viernes, cuando debía ser liberado. La audiencia de ayer se realizó a puertas cerradas. Al ingresar al juzgado, el ex guerrillero gritó: "Que viva la soberanía de Colombia, abajo la republica banana".

Santrich es requerido por narcotráfico en Estados Unidos y un tribunal del estado de Nueva York pidió su detención y extradición en abril de 2018. No obstante, el pasado miércoles un tribunal especial colombiano, de la llamada Justicia Especial para la Paz (JEP) —fueron creados por el acuerdo de paz y encargado de juzgar crímenes cometidos durante conflicto armado de Colombia- había ordenado su liberación, al considerar que no existían suficientes pruebas para extraditarlo.

El viernes, a los pocos minutos de su recaptura, la Fiscalía dijo en un comunicado que en las últimas horas había recolectado pruebas nuevas que indicaban que el ex guerrillero planificó el envío de un cargamento de diez toneladas de cocaína a Estados Unidos meses después de que las Farc firmaran el tratado de paz con el gobierno del entonces presidente Juan Manuel santos, en 2016. Se agregó que con esas pruebas y el testimonio de un cómplice de Santrich se logró obtener una nueva orden de captura.

Uno de sus abogados, Gustavo Gallardo, dijo a la AP: "Es una audiencia normal de imputación conforme al procedimiento penal y hoy sabremos cuales son los cargos que le van a imputar".

Un juez de control formalizó el domingo la recaptura del ex líder guerrillero, quien el sábado ingresó a un hospital de Bogotá debido a un presunto deterioro de su estado de salud. No obstante, 24 horas después fue dado de alta.

León Valencia, analista y director de la Fundación Paz y Reconciliación, dijo sobre la recaptura de Santrich: "me parece que lo que hay es una decisión política. Le abrieron un nuevo proceso judicial en dos días y por eso la fiscalía lo vuelve a capturar".

A su vez, uno de los líderes de las Farc, Rodrigo Londoño, señaló en Twitter: "hasta que no se demuestro lo contrario, tenemos la obligación de creer en nuestro compañero Santrich".

Fue mucho más frontal y belicista Iván Márquez,ex jefe político de las Farc y quien se hizo mundialmente famoso por su protagonismo en las negociaciones de paz y el posterior tratado. El ex jefe guerrillero cuyo paradero se desconoce desde agosto del 2018, declaró en una carta a los ex guerrilleros que llevan adelante su reincorporación que "fue un grave error haber entregado las armas". Es casi un llamado a tomar las armas nuevamente y suspender ese proceso de reincorporación. "Compañeros de los ETCR (Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación): en nombre de los comandantes militares del antiguo Estado Mayor Central de las Farc, comandantes de frentes y columnas, impactados por la traición del Estado al Acuerdo de Paz de La Habana, les reiteramos autocríticamente, que fue un grave error haber entregado las armas a un Estado tramposo, confiando en la buena fe de la contraparte. Qué ingenuos fuimos al no recordar las sabias palabras de nuestro comandante en jefe Manuel Marulanda Vélez, cuando nos había advertido que las armas eran la única garantía de cumplimiento de los acuerdos. La triste realidad es que nos pusieron conejo", dice Márquez en la carta. Además exhorta al presidente Iván Duque a que no dé la espalda a los acuerdos de paz.

Con la firma de la paz en 2016, las Farc se disolvieron y crearon el movimiento político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, con las mismas siglas que la guerrilla. Pero los resultados electorales no acompañaron a la formación, que sólo logró ingresar al Congreso por las bancas que le asignó el acuerdo de paz. Los votos populares fueron casi nulos. Márquez renunció antes de asumir su banca y escapó poco más tarde.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});