El Mundo

En Venezuela temen una ola represiva ante el presunto atentado contra Maduro

Fueron detenidos "seis terroristas", por el episodio ocurrido en cercanías del palco donde el mandatario presidía un acto militar.

Lunes 06 de Agosto de 2018

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, amenaza con redoblar la represión interna luego del presunto intento de asesinato que sufrió el sábado durante un acto militar en Caracas. En el confuso episodio, en el que estalló un drone en cercanías del palco donde se hallaba Maduro, el presidente hizo un duro discurso por cadena nacional. Ayer hubo al menos seis arrestos, y altos funcionarios no descartaron más, a la vez que señalaban a la oposición, tal como hizo Maduro apenas horas después del presunto ataque. A la vez, un grupo clandestino, hasta hoy desconocido, se responsabilizó por el atentado.

El presidente asegura haber sido víctima de un ataque con drones explosivos del que salió ileso. La noche del sábado prometió ir "a fondo caiga quien caiga". "Han vuelto a fracasar y en Venezuela tiene que haber justicia porque han atentado contra mi vida", dijo sobre el incidente que dejó siete militares heridos. "Justicia!, máximo castigo! Y no va a haber perdón, los que se han atrevido a ir hasta el atentado personal que se olviden de perdón, los perseguiremos y los capturaremos adonde se vayan a esconder Lo juro!", advirtió el mandatario en una alocución al país la noche del sábado.

Confrontando a un enorme rechazo popular por el colapso económico, Maduro responsabilizó del ataque a la "ultraderecha", como se refiere a la oposición, y al presidente colombiano, Juan Manuel Santos. También culpó al "imperio", como llama a Estados Unidos. Ayer Colombia respondió con una nota oficial en la que califica la imputación de Maduro como "absurda" (ver aparte).

Maduro recibió la rápida solidaridad de sus aliados estratégicos: Cuba, Bolivia, Siria, Irán, Turquía y Rusia, que condenaron lo que calificaron de "atentado". Otros países eligieron la fórmula de condenar "toda violencia", sin pronunciarse sobre si Maduro sufrió un atentado. Argentina no se había pronunciado oficialmente. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, comentó: "La nula credibilidad del régimen de Maduro impide saber la verdad de lo ocurrido. En cualquier caso, la OEA siempre condenará la violencia como herramienta política".

En tanto, un ignoto hasta ahora grupo rebelde, "Movimiento Nacional Soldados de Franelas", se atribuyó el ataque, según un comunicado leído en Youtube por la venezolana Patricia Poleo, radicada en Estados Unidos. En Venezuela, "franela" significa remera o camiseta. En Twitter, el grupo ha publicado videos y fotografías.

Los drones detonaron frente a la tribuna presidencial durante un acto por el aniversario de la Guardia Nacional, una rama militar que se ocupa de tareas policiales y tuvo un rol central en la represión de las masivas protestas del año pasado, que se saldaron con más de 130 manifestantes muertos.

El fiscal general, Tarek William Saab dijo que hoy revelará las identidades de los detenidos. "Habrá una sanción implacable", advirtió Saab. Por su parte, el ministro del Interior, general Néstor Reverol, dijo que seis "terroristas" fueron detenidos. Fueron acusados de "terrorismo y magnicidio en grado de frustración". Agregó que se usaron dos drones y que cada uno llevaba un kilo de explosivo C4. Esta misma información dio el grupo que se atribuyó el atentado. Reverol agregó que los servicios de inteligencia pudieron identificar desde dónde salieron los drones. Uno de ellos voló sobre la tarima presidencial pero las autoridades pudieron "desorientarlo" y hacerlo estallar a distancia. El segundo drone perdió el control y cayó en un edificio de departamentos. Esta afirmación fue negada más tarde por los bomberos, que aseguraron que en el departamento señalado sólo ocurrió un incendio por una garrafa.

Un video muestra el momento en que resuena una explosión y la seguridad de Maduro, quien pronunciaba un discurso, se apresura a cubrirlo con escudos antibalas. Esta imagen proviene de la agencia de noticias china Xinhua, dado que la transmisión por cadena nacional del acto se bloqueó apenas se vio en las pantallas a cientos de soldados que rompían formación y corrían a toda velocidad. A diferencia de Maduro, quien interrumpió su discurso, elevó la mirada y se mantuvo erguido. "Mi primera reacción fue de observación, de serenidad, porque tengo confianza plena en el pueblo y en la Fuerza Armada", relató más tarde con orgullo.

La retórica de Maduro luego del ataque parece preludiar una vuelta de tuerca de la represión contra la oposición

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});