El Mundo

En Venezuela, Guaidó intenta mantener viva la oposición a Maduro

Realizó una marcha. El régimen le quitó los fueros de diputado y amenaza encarcelarlo.

Domingo 07 de Abril de 2019

Entre un mar de banderas venezolanas, miles de opositores tomaron ayer algunas calles y avenidas del este de Caracas para elevar la presión sobre el gobierno del presidente Nicolás Maduro. A la vez, algunos miles de seguidores del gobierno también salieron a marchar en el centro de la capital. De esta forma, la oposición intenta mantener el impulso alcanzado a inicios de año con la designación del presidente del Congreso, Juan Guaidó, como presidente interino, lo que le valió el reconocimiento de 54 naciones, incluidas casi todos los grandes países de América y Europa.

   "Venezuela no tiene miedo y sigue en las calles hasta lograr su libertad", afirmó Juan Guaidó ante una multitud de seguidores concentrados en una avenida del este de la capital, al desafiar al gobierno que esta semana elevó el cerco contra el dirigente luego que la Asamblea Nacional Constituyente le retiró la inmunidad parlamentaria y autorizó su enjuiciamiento y eventual arresto. "Ya este régimen perdió, ya este ese régimen está derrotado", proclamó Guaidó al llamar a los venezolanos a mantenerse organizados en las calles para sacar a Maduro del gobierno.

   Guaidó llegó ayer al punto de concentración en el este de Caracas sabedor de que su desafío contra la todopoderosa "revolución" chavista y sus aliados mundiales —China y Rusia, fundamentalmente— está en la encrucijada, tal vez el momento más complicado desde que asumiera el liderazgo opositor el 5 de enero. El presidente encargado por el Congreso llamó a las calles para protestar por el colapso eléctrico, provocado por décadas de corrupción y desidia, y también para preparar la "Operación Libertad", con la que se pretende realizar la llamada "toma de Caracas". Con estas iniciativas, Guaidó intenta mantener viva la esperanza de los venezolanos en un cambio de gobierno y unas elecciones presidenciales limpias y realmente competitivas. El cargo de Guaidó y su estrellato internacional nacen del desconocimiento del Congreso del nuevo mandato de Maduro, quien asumió su segundo período el 10 de enero. Pero las elecciones de las que surge ese mandato, las de mayo de 2018, fueron consideradas inválidas y fraudulentas, tanto por la oposición como por la OEA y los 54 países que desconocen a Maduro y validan el mandato interino de Guaidó.

   "Nos quieren acostumbrados, nos quieren dóciles, nos quieren dormidos en nuestras casas. Pero, ¡no nos acostumbramos! ¡No vamos a permitir que los ladrones y corruptos se queden con nuestro país!", clamó el presidente interino. Guaidó mantiene en la última encuesta reconocida, de la firma Hercon, un 77,9% de aceptación nacional. Y es precisamente esto, su popularidad y la esperanza que ha despertado en la inmensa mayoría del país, las que necesita mantener vivas en medio del cerco del régimen. Inhabilitado y ya sin inmunidad parlamentaria, Guaidó vive en plena tarea diaria de supervivencia. El dirigente instó a los venezolanos a no acostumbrarse a vivir entre las fallas del servicios de luz y agua, y convocó para el miércoles a nuevas protestas en Caracas y otras ciudades. Es consciente que los brutales apagones que sufrió toda Venezuela desde el 7 de marzo y que se continúan intermitentemente, son una fuente potente de malestar y de que la continuidad de Maduro no traerá soluciones a estos graves problemas de infraestructura.

   Asimismo, el jefe del Congreso expresó su respaldo a las sanciones que acordó la víspera Estados Unidos contra una serie de activos de la petrolera estatal y empresas vinculadas al envío de petróleo a Cuba y dijo, dirigiéndose al presidente cubano Miguel Díaz-Canel, que "no van a utilizar más el petróleo para someter a nuestros militares". En varios estados también se registraron marchas contra el gobierno. En la ciudad occidental de Maracaibo, capital de estado Zulia, manifestantes se enfrentaron a guardias nacionales que debieron utilizar gases lacrimógenos para dispersar la protesta.

   En el acto oficial, el jefe de la Constituyente y número dos del poder chavista, Diosdado Cabello, afirmó que las autoridades han actuado apegadas a las leyes y sin incurrir en atropellos al dejar a Guaidó sin fueros. Cabello desestimó las sanciones del Departamento del Tesoro a 34 embarcaciones de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y empresas de transporte que entregaron petróleo a Cuba en febrero y marzo, y dijo que Estados Unidos recurre a las sanciones porque "no tiene más argumentos". Caracas condenó las sanciones de Washington al que señaló de colocarse "al margen de los más elementales principios legales" con el fin de "generar sufrimiento en pueblos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});