El Mundo

En un fallo histórico, acusan a un ex líder africano de crímenes de guerra

La Haya.— En un fallo histórico, un tribunal especial de Naciones Unidas determinó ayer que el ex presidente liberiano Charles Taylor es responsable penalmente de crímenes de guerra y...

Viernes 27 de Abril de 2012

La Haya.— En un fallo histórico, un tribunal especial de Naciones Unidas determinó ayer que el ex presidente liberiano Charles Taylor es responsable penalmente de crímenes de guerra y de lesa humanidad por apoyar las brutales acciones de los rebeldes de la vecina Sierra Leona a cambio de los llamados "diamantes de sangre". Taylor es el primer jefe de Estado hallado culpable por una corte internacional desde los juicios de Nüremberg contra los nazis.

El juicio del Tribunal Especial de la ONU para Sierra Leona se prolongó durante cerca de cinco años, entre la fase preliminar, de investigación, y la sentencia de ayer. "Hoy es el día de la gente de Sierra Leona, que sufrió terriblemente a causa de Charles Taylor. La sentencia histórica de hoy reafirma la nueva realidad, según la cual los jefes de Estado deberán responder por crímenes de guerra y otros crímenes internacionales", dijo la fiscal en el caso, Brenda Hollis.

Taylor, de 64 años, fue acusado de once cargos de asesinato, violación, reclutamiento de niños como soldados y esclavitud sexual durante las guerras entrelazadas en Liberia y Sierra Leona.

El ex mandatario —el primer líder africano en ser juzgado por crímenes de guerra— fue acusado de dirigir el Frente Unido Revolucionario (FUR), en una campaña de terror para saquear las minas de diamantes de Sierra Leona con ánimo de lucro y de comercio de armas.

"El acusado es penalmente responsable de ayudar y alentar los cargos en los once puntos que conforman la acusación", dijo el juez que preside el tribunal, Richard Lussick.

Taylor fue hallado culpable de proporcionar armas, alimentos, suministros médicos, combustible y equipos a las fuerzas que cometieron atrocidades en Sierra Leona, pero no de haber ordenado o planificado los crímenes.

"El tribunal dictamina que el acusado no puede ser hallado responsable de ordenar los crímenes. El tribunal, habiéndolo hallado culpable de ayudar y alentar, no halló que el acusado instigara también estos crímenes", indicó el juez. El ex presidente, ataviado con un traje azul oscuro, parecía tranquilo y cabizbajo mientras escuchaba la sentencia.

La lista del horror. La letanía de crímenes horribles incluyó violaciones, esclavitud, decapitaciones, amputaciones y otras muchas mutilaciones llevadas a cabo por niños soldados que se sabe que iban drogados. A cambio de proporcionar armas y municiones para el conflicto, el juez relató cómo Taylor recibió "diamantes de sangre" de Sierra Leona, entre ellos un diamante de 45 quilates y dos de 25.

El magistrado recordó que, en determinada ocasión, las milicias del FUR mataron a algunos enemigos y "esparcieron sus intestinos" en un punto de control militar, con el fin de "aterrorizar a la población civil". En otra ocasión varias cabezas decapitadas fueron utilizadas también como signo para propagar el miedo, aseguró.

Entre 1991 y 2001 la guerra civil en Sierra Leona costó la vida a decenas de miles de personas. Algunos cálculos hablan de más de 120.000. De acuerdo con estimaciones de organizaciones humanitarias, en esos años cerca de dos millones de personas tuvieron que huir del país, sobre una población total de cerca de seis millones.

Está previsto que los jueces del alto tribunal de Naciones Unidas den a conocer cuál será la condena el próximo 30 de mayo, según comunicó Lussick. Por pedido propio, Taylor purgará su pena en el Reino Unido.

 

"Se terminaron". Las reacciones a la sentencia de ayer fueron numerosas, entre ellas la de Navi Pillay, la alta comisaria de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. "Los días en los que tiranos y asesinos de masas podían, incluso cuando no estaban en el poder, retirarse a vivir una vida de lujo en otro país se terminaron", comentó Pillay, quien no dudó en calificar esta sentencia de "momento histórico".

También EEUU saludó como un logro "histórico" el veredicto de culpabilidad contra Taylor. "La decisión constituye un paso importante para que las víctimas logren justicia y responsabilidades, así como para restaurar la paz y estabilidad en el país y en la región", comentó la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Victoria Nuland.

Naomi Campbell

El proceso contra Taylor adquirió mayor notoriedad en agosto de 2010, cuando la modelo británica Naomi Campbell prestó testimonio, tras asegurar que el ex dictador le dio “piedras pequeñas y sucias”, en referencia a los “diamantes de sangre” que recibió el ex jefe de Estado por la venta de armas a las milicias de Sierra Leona. El testimonio de Campbell fue uno de los elementos decisivos para que la fiscal pudiese terminar de tejer la estructura de la madeja en el expediente penal contra el ex presidente liberiano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario